Itinerario de Sri Lanka de 25 días en tuk tuk: Norte y Este de la isla

Itinerario de Sri Lanka de 25 días en tuk tuk: Norte y Este de la isla
5 (100%) 26 votes

Sri Lanka es un país muy especial para nosotrxs. Aparte de ser un país que atrapa por su gente, su belleza, su cultura y su gastronomía, fue allí donde surgió la idea de este proyecto de vida de viajar y trabajar al mismo tiempo, allá por el 2014. Así que para terminar nuestro año asiático, RandomYear, lo teníamos claro: Sri Lanka tenía simbólicamente un peso importante para nosotrxs.

Además queríamos volver a alquilar nuestro tuk tuk Rojillo para visitar zonas de la isla que no habíamos visitado la primera vezLo echábamos de menos y todavía a día de hoy no nos perdonamos no haberlo traído con nosotrxs…

Este es pues el itinerario de 25 días de nuestro segundo viaje a Sri Lanka. Si es vuestra primera vez en Sri Lanka quizás sea buena idea que leáis nuestro primero itinerario, el de dos semanas, ya que pasa por lo imprescindible a nivel cultural, de naturaleza y de playa (el itinerario más típico, vamos). Si queréis precisamente huir de lo “más típico”, este es vuestro itinerario: tirar para el norte.

tuk tuk en jaffna

Entramos esta segunda vez en el Sri Lanka más profundo, en el norte del país, en el que se palpan todavía las heridas de una guerra entre el gobierno y los tigres tamiles (un grupo militar separatista) que acabó tan sólo en el 2009. Se estima que murieron unas 100 mil personas en el conflicto. La primera vez que pisamos el país no recomendaban pisar esta zona, por el peligro de la existencia de minas antipersona. Esta segunda vez finalmente nos adentramos por esta ruta tan deseada por el norte de este increíble país.

También podéis jugar con ambos itinerarios para hacer uno a vuestro gusto, esta opción sería la ideal si contáis con días suficientes.

¿Preparadxs? Arrancamos el tuk tuk Rojillo por el país de las sonrisas:)

Ines en el tuk tuk de sri lanka

Mapa con nuestro itinerario de 25 días en tuk tuk

En este mapa podéis ver los lugares que visitamos durante nuestros 25 días por Sri Lanka, así como la ruta que recorrimos con el tuk tuk:

Itinerario de lugares visitados por día

Aquí tenéis un resumen de los sitios que visitamos por día:

  • Día 1: Llegada al aeropuerto, nos recoge la hija de Anton de Alma Tours para llevarnos a por nuestro Tuk Tuk Rojillo. Una vez con él, nos vamos a Colombo donde pasaremos 3 noches
  • Días 2, 3: Visitamos Colombo
  • Día 4: Nos vamos de Colombo a Kurunegala, dormimos en Kurunegala
  • Día 5: Nos vamos de Kurunegala a Sigiriya, dormimos en Sigiriya con nuestra familia Sri Lankan
  • Días 6,7: Sigiriya con nuestra family
  • Día 8: Nos vamos a Mihintale y dormimos allí.
  • Día 9: Nos vamos a Wilpattu, hacemos safari y dormimos allí
  • Día 10: Nos vamos a Mannar, dormimos allí
  • Día 11: Mannar
  • Día 12: Nos vamos a Jaffna, dormimos allí
  • Días 13, 14, 15, 16: Jaffna
  • Día 17: Nos vamos a Nilaveli (al lado de Trincomalee).
  • Días 18 a 23: Estamos en Nilaveli
  • Día 24: Nos vamos a Sigiriya: claro, nuestra última noche tenía que ser en la compañía de nuestra família de Sri Lanka
  • Día 25: Nos vamos al aeropuerto, entregar el tuk tuk (¡noooo!) y vuelta a casa.

Ines y Chris en el tuk tuk Rojillo

Lista detallada de sitios visitados por día

Días 1 a 3: Colombo

Como siempre, el primer día que llegamos a cualquier país se nos va algo de tiempo en cuestiones logísticas: en este caso fue recoger a nuestro tuk tuk rojillo en Alma Tours, comprar la tarjeta SIM y dejar las cosas en el hotel.

Colombo no entraba en nuestros planes iniciales, pero el Macbook Pro de Chris dejó de funcionar en India y necesitábamos alguna tienda especializada que lo revisase y arreglase cuanto antes (como sabéis quién nos sigue por aquí, el portátil es nuestra herramienta de trabajo ya que vamos trabajando por el mundo gracias a él… Así que “no laptop, no gain“). Como además llegamos a Sri Lanka un sábado por la tarde, nos tocó quedarnos mínimo hasta el lunes. ¡Y qué bien que así fue! ;)

portatil en el tuk tuk rojillo, remoter style

Lo mejor de todo:

  • Encontramos un sitio que nos arregló el Macbook Pro del domingo al lunes, de forma muy profesional y a buen precio: es MacXeon, en Liberty Plaza. Si queréis aprovechar vimos que los Mac eran más baratos aquí que en Europa ;)
  • Casualidades de la vida (¡o no!), coincidimos con Mickael en sus últimos días por el país: al que conocimos en los primeros días del nuestro año asiático en Timor Oriental, y compartimos unas cervezas e historias con mucha emoción, casi un año después de conocernos… :) Quedamos en la playa de Galle de la capital cuyos fines de semana ¡se llena de cometas!

colombo-nosotrxs-con-michael

Nosotrxs en la entrada de Sir Arthur C. Clarke. ¡Todavía no nos lo podemos creer!

  • ¡Colombo nos sorprendió para bien! Descubrimos varios rincones que nos encantaron (y que permiten huir de la cacofonía de la gran ciudad ) y que os contaremos en un post pero os dejamos fotos del increíble templo de Seema Malakaya a orillas del río con vistas a la selva urbana y de la mezquita Roja con nuestro Rojillo.

Vistas de Colombo desde Seema Malaka

colombo-mezquita-roja

Lo único malo de Colombo es que el tráfico es infernal, así que conducir el tuk tuk por allí tiene una dosis extra de estrés, y el alojamiento es bastante más caro que en resto del país.

Nos alojamos en una Guesthouse a las afueras de la ciudad, ya que al tener el Tuk Tuk no queríamos quedarnos en pleno centro. Fue en el Villa Key 2 Ceylon – Colombo 5, y la habitación doble con baño privado nos salió a 24€/noche.

alojamiento en colombo

Día 4: Kurunegala

Los primeros días con el tuk tuk siempre son un poco más complicados, mientras le vamos pillando el truco y sintiéndonos más seguros, así que en vez de hacer ya el trayecto completo hasta nuestro siguiente destino, Sigiriya, hicimos una parada a mitad de camino en un sitio que no salía apenas en ninguna guía: Kurunegala.

buda de kurunegala

No lo consideramos un imprescindible, pero nos encantó hacer la parada allí, visitar el buda gigante que tienen encima de una roca y desde la que hay unas vistas muy chulas de la ciudad (si puedes escaparte de la cantidad de monos que hay por la zona en búsqueda de comida jajaja) y visitar el lago de la ciudad :).

kurunegala-vistas-desde-el-buda

lago de kurunegala

Nos alojamos a las afueras de la ciudad, ya que con el Tuk Tuk nos podemos mover con facilidad, en Arogya Lanka, una guesthouse bastante nuevecilla, con desayuno incluido y agua caliente. Pagamos 3000 LKR (16€) por la habitación, negociando directamente con el señor allí mismo. También podéis reservar por Airbnb, y si nunca lo habéis usado, tenéis un descuento registrándoos con este link

alojamiento-kurunegala-balcón

alojamiento-kurunegala-desayuno

 

Días 5 a 7: Sigiriya

Como dijimos al principio, uno de los motivos por los que decidimos terminar nuestro #randomyear en Sri Lanka es porque este país es muy especial para nosotrxs. Y dentro del país, Sigiriya es más especial todavía. Ya habíamos visitado la roca del león en nuestro anterior viaje, y el motivo de volver a Sigiriya no tiene nada que ver con la impresionante roca.

ines chris tuk tuk sigirya

En Sigiriya está “nuestra familia sri lankan“, una familia que tiene un alojamiento muy cerquita de la famosa Roca del León, en el que nos alojamos cuatro noches en nuestro primer viaje y con quienes tuvimos una conexión especial. Varios amigos fueron allí durante estos años (creemos que en algo influyeron las maravillas que contamos del país y de la família jejeje), y aprovechamos para enviar algunos regalos, que siempre eran respondidos con más regalos que nuestros amigos nos traían de su parte. :)

sigiryia-ines-familia

sigirya-rock-al-amanecer-chris-y-nishantha

sigirya-rock-al-amanecer

sigiryia-ines-con-mujeres-foto

Así que uno de los motivos por los que queríamos volver a Sri Lanka, era para ¡volver a verles! Estuvimos tres noches, trabajando un poco y pasando tiempo con ellos, y aprovechamos para visitar Pidurangala: una roca en frente a la famosa (y muy turística) Roca del León en Sigiriya, desde la que se ve esta última (en la que apenas hay gente).

Pidurangala-Ines-foto-de-la-família-Vistas-Sigirya-rock

Por increíble que pueda parecer, nuestra familia sri lankan que vive a 15 minutos de Pidurangala ¡no había ido nunca! (Sólo el padre había ido cuando trabajó de guía). ¿Que pasó? Pues que se cogieron el viernes libre y fuimos juntxs, en familia. ¡Hasta hicimos un picnic arriba y todo! Fue un día genial…

Hay que subir hasta Pidurangala caminando y la parte final puede ser más complicadilla para gente con menos movilidad funcional. Pero esas vistas… Ays… se nos ponen los pelos de punta al recordarlas. Ponemos algunas fotos aunque no le hacen justicia.

Pidurangala-Lakshita-Vistas-Sigirya-rock

pidurangala-ines-vistas-verde

Disfrutando de las vistas de Sigiriya desde Pidurangala rock

Nos alojamos obviamente en el alojamiento de nuestra familia, Sinhagiri Villa, que os recomendamos mucho! Pagamos 5800 LKR (32€) por noche la habitación deluxe con balcón. Si os parece caro, tienen habitaciones igual de buenas pero sin balcón por unos 19€/noche. Se ve la roca del león desde el alojamiento y caminando está al ladito de la entrada al recinto para subir. Además, Sriyani cocina tan ricamente que no vas a querer ir a comer a ningún otro sitio…

lojamiento-sinhagiri-villa-sigiriya-vistas-rock

alojamiento-sinhagiri-villa-sigiriya-vistas-buda-atardecer

alojamiento-sinhagiri-villa-sigiriya-habitación

alojamiento-sinhagiri-villa-sigiriya-habitación-2

alojamiento-sinhagiri-villa-sigiriya-desayuno

alojamiento-sinhagiri-villa-sigiriya-desayuno-2

alojamiento-sinhagiri-villa-sigiriya-curry-delicioso-sryani

Día 8: Mihintale

Tras pasar unos días con nuestra familia budista, queríamos seguir hacia el norte. Ellos nos recomendaron parar en Mihintale, un lugar muy importante para el budismo que pasamos por alto en nuestro primer viaje, y eso que está al ladito de Anuradhapura.

Hay varias estupas en lo alto de una montaña y un buda gigante, además de una roca que se dice que es el primer lugar donde comenzó el budismo en Sri Lanka, de ahí la importancia. De hecho, suele haber una cola enorme para subir hasta la roca, ya que muchísima gente local viene hasta aquí a propósito para ello.

Os recomendamos que os quedéis para el espectáculo de la puesta del sol en Mihintale: es un momento mágico con banda sonora especial …

roca sagrada mihintale

inês en estupa de Mihintale

roca sagrada mihintale

inês en estupa de Mihintale

musicos en el atardecer en Mihintale

incienso en el atardecer en Mihintale

Nos quedamos a dormir en un alojamiento que nos recomendó nuestra familia sri lankan, el Miheen Hotel & Resort. La atención fue exquisita (¡qué chico y qué perrita más majos!), tenía comida deliciosa y baño con agua caliente. Os lo recomendamos. Pagamos 3800 LKR (21€) por la habitación para una noche.

lojamiento-Mihintale-staff-y-perrita

alojamiento-Mihintale-nosotrxs-tuk-tuk-con-perrita

alojamiento-Mihintale-habitación

alojamiento-Mihintale-cena

Día 9: Wilpattu National Park

En nuestro primer viaje a Sri Lanka uno de nuestros objetivos era intentar ver leopardos en el Yala National Park, pero resulta que estaba cerrado y lo pasamos pipa en el Parque Nacional de Kaudulla con algunas aventuras con elefantes en celo… Esta vez, Yala no nos pillaba de camino, pero leímos que también era posible ver leopardos en Wilpattu National Park así que allí nos fuimos…

Modo aventura ON: En búsqueda del leopardo en el Parque Nacional de Wilpattu. Wilpattu significa literalmente ‘diez lagos’ en tamil, idioma que se habla en Tamil Nadu (estado indio) y en el noreste de Sri Lanka.

Mientras íbamos con la mirada atenta en búsqueda de cualquier cosa que se mueva sin mucho éxito (sí, mirada atenta pero no entrenada jajaja) pasamos por lagos enormes dónde se bañaban y bebían búfalos, elefantes y leopardos (lejos de las miradas atentas) entre árboles frondosos.  Nosotrxs tuvimos mucha suerte: pudimos avistar a un leopardo bebiendo en uno de estos diez lagos. Fue fugaz pero intenso. El acoso y derribo de 5 jeeps alrededor del bello felino que muy sagazmente huyó en cuánto pudo, nos dejó un sabor agridulce en esta visita. Así que nunca está de más recordar:
Observar Sí ✅
Acosar No🚫

camino de wilpattu national park

mono en wilpattu national park

pavo real en wilpattu national park

wilpattu national park

chris en wilpattu national park

Mucha gente contrata la excursión desde Anuradhapura o Mihintale, pero nosotrxs como estábamos con el tuk tuk nos fuimos hasta allí, con el objetivo de hacer el safari y dormir una noche a la entrada del parque.

No hay muchas opciones baratas para alojarse, así que de lo que había decidimos alojarnos en Wilpattu Holiday Home, donde pagamos 3000LKR (16€) por la habitación doble con agua caliente.

alojamiento-wilpattu

En el mismo sitio puedes contratar el safari (nosotros fuimos esa misma tarde), y pagamos 4500 LKR por el jeep (25€) + 3500 LKR cada uno por la entrada al parque (19€ cada uno, 38€ en total). Es decir, algo más de 60€ por el safari para dos personas.

Días 10 y 11: Mannar

De Wilpattu nos fuimos hacia el norte, a Mannar, parando de camino en Madu Church, la iglesia católica más sagrada de Sri Lanka, y en Doric fort, unas ruinas de un fuerte y de la casa del primer gobernador británico de Sri Lanka, a pie de playa. Doric Fort sri lanka

 

doric-fort-ines-chicas

madu-church-foto-regalo-randomtrip-instaxrandom

madu church sri lanka

Aquí empezamos a descubrir al Sri Lanka más desconocido, ya que no nos encontramos con ningún turista extranjero, tan solo turismo local y excursiones de niñxs del cole, que venían a por nosotrxs para hacerse selfies, preguntarnos cosas, practicar inglés y reírse mucho mucho.

mannar

Excursión de peques frente al baobab en Mannar

señora mezquita mannar

tuk tuk en mannar

Mannar tiene como principales puntos de interés turístico:

  • Un baobab (¡como lo lees! y no, no nos hemos teletransportado a África…), el más ancho de la isla, que llegó hasta allí gracias a los comerciantes árabes

baobab mannar

baobab mannar

  • Un fuerte, que primero fue portugués, y después holandés, cuya historia todavía levanta tensiones a día de hoy ya que los colonos portugueses obligaron a la población local a destruir sus templos hindús y construir el fuerte con las piedras de estos…

mannar fort sri lanka

El Fuerte de Mannar, o lo que queda de él, es uno de los mayores atractivos de la región que atrae a algunos turistas nacionales. Rodeado por el golfo de Mannar y salpicado por palmeras, sus ruinas esconden una historia muy dura, como suele ocurrir en estos casos. Como os decíamos antes, esta vez los malos malísimos de la historia son los colonizadores portugueses que llegaron a la isla en el siglo XVI.

mannar fort sri lanka
El fuerte fue construido en 1560 con las piedras de los templos hindúes que los colonizadores portugueses destruyeron tanto en Mannar como en Jaffna. Este acto de vandalismo es condenado por los hindúes a día de hoy. Además, para que las piedras de los distintos templos destruidos llegaran a esta localización para construir el fuerte, fueron transportadas por esclavos en barcas, por el golfo de Mannar. Ningún tipo de maquinaria ha sido usada en la construcción de este fuerte, sólo la fuerza humana. 

mannar fort sri lanka

Ante un escenario que nos recuerda al fuerte del Desembarco del Rey de Juego de Tronos, como fans que somos, rodeado por el golfo de Mannar en vez de la bahía de Aguasnegras, nos imaginamos a unos sádicos portugueses (y después holandeses, y después ingleses) con sonrisa maquiavélica al ver llegar las barcas llenas de piedras de los templos sagrados. Piedras sagradas para aquellos que las cargaban y a quiénes les usuparon la tierra, los derechos, la vida….  Es pertinente decir que “el Norte no olvida”.

mannar fort sri lanka

No había mucha oferta de alojamiento cuando fuimos, y acabamos eligiendo Mannar Guest House, que no recomendamos mucho ya que era todo bastante cutre y viejo, aunque no vimos muchas más opciones por ese precio. Pagamos 2000 LKR (11€) por habitación y noche, sin agua caliente.

mannar guest house

Días 12 a 16: Jaffna

Tras unos problemillas con nuestro Rojillo (se estropeó el embrague y sólo podíamos meter primera…) y la ayuda de varios locales, pusimos rumbo a Jaffna en uno de los trayectos más chulos que hicimos con el tuk tuk. Carreteras largas, amplias y vacías, o a veces más estrechas y de tierra pero siempre vacías… y con un paisaje cambiante y que no tiene nada que ver con el del sur. ¡Una pasada!

ines en el tuk tuk Rojillo

tuktuk-chris y señor en bici

Jaffna es una ciudad que está empezando a ganar más turismo (hasta hace unos años no se podía ir por la presencia todavía de minas anti-persona, restos de la guerra que sufrió el país durante muchos años). Hoy sí se puede visitar, y de hecho aquí sí vimos más turistas, pero igualmente las heridas de guerra continúan abiertas y visibles en esta zona del país.

jaffna

Jaffna, ciudad en disputa durante años, primero como puerto colonial durante la ocupación portuguesa en 1619, que pasó posteriormente a manos de la ocupación holandesa para acabar en manos inglesas en 1796. Cuándo en 1948, Sri Lanka finalmente logró la independencia, la relación entre la mayoría cingalesa y la minoría tamil empezó a empeorar… Residentes tamiles de Jaffna, junto a la demás población tamil del país, empezaron a movilizarse por la creación de un Estado independiente en el Norte y el Este del país que se llamaría “Tamil Eelam”. Así surgieron los Tigres de Liberación del Eelam Tamil (LTTE), asumiendo el control del norte a base de la fuerza y del terror y así empezó una guerra civil a gran escala en 1983 que culminó cuando los Tigres Tamiles ocuparon Jaffna en 1986. ¿Cómo respondió el gobierno cingalés a esta campaña? Con más terror. 

jaffna

El bombardeo desde el aire y desde la tierra llevó a la muerte a muchos civiles, cingaleses y tamiles. Se estima que unas 100 mil personas perdieron la vida en esta sangrienta guerra civil y étnica. Otra mucha fue torturada y las heridas de guerra se quedaron para siempre, tanto en sus mentes como en sus cuerpos.

También se palpan heridas en el cuerpo de la ciudad, en sus edificios e infraestructuras, en su economía.  La guerra acabó en el 2009 con la derrota de las LTTE por el gobierno cingalés y la aniquilación de gran parte de la población civil tamil… Los refugiados y desplazados han empezado a regresar a sus hogares y el sector privado ya ha visto en Jaffna el potencial de crecimiento, entrando a construir y a tapar algunas heridas de guerra. Ni todo el cemento del país podrá tapar unas heridas tan profundas.

jaffna

Jaffna es pues, per se, una ciudad única en Sri Lanka, muy diferente lo que se ve en resto del país. Aquí lo que predomina es el hinduismo, con un templo impresionante que tenéis que visitar sobre las 16/17.00h, el Nallur Kandaswamy, justo antes de ponerse el sol, donde encontraréis a un montón de locales haciendo ofrendas. Para entrar, los chicos tienen que sacarse la camiseta, y está prohibido hacer fotos dentro del templo.

jaffna templo

jaffna templo

En Jaffna tenéis además otros puntos de interés histórico como el fuerte holandés, las ruinas del antiguo palacio del rey de Jaffna y una biblioteca cargada de historia.

jaffna fort

jaffna fort

jaffna

Destacamos esta última: la biblioteca pública de Jaffna tiene un gran simbolismo histórico, pues fue quemada durante la guerra civil de Sri Lanka por parte del gobierno, como respuesta a la muerte de dos policías el día anterior por parte de los tamiles. Más de 97000 libros y/o manuscritos fueron quemados (algunos únicos e irremplazables). Era, además, una de las bibliotecas más grandes de Asia en esa época (1981). La biblioteca empezó su proceso de recuperación en 1998, mediante una acción del gobierno con el objetivo de ganar de nuevo la confianza de la gente tamil, y gracias a las donaciones de gente de Sri Lanka y de otros países, que finalizó en 2001 pero no llegó a abrir sus puertas otra vez hasta 2004 debido a diferencias entre los tamiles y el gobierno. En esta noticia cuentan más al respeto, en inglés.

jaffna biblioteca

jaffna biblioteca

En las afueras de Jaffna además ¡hay tanto para ver!:

Isla de Delft

Fuera de la ciudad tenéis unas islas en la zona oeste, de las que destacamos Delft Island: una isla totalmente hecha de coral en la que encontraréis un montón de construcciones hechas también de este material. Para ir, ¡hay un barco gratuito! Tardáis una hora y media en tuk tuk desde Jaffna (por carreteras bastante malas, eso sí) y otra hora más de barco (gratis) hasta la isla. ¿Y sabéis qué? Merece totalmente la pena.

palmeras en la isla de Delft

playa paradísiaca en la isla de Delft

Delft, o Neduntheevu (en tamil), es una isla donde viven varias familias tamiles y a la que la guerra civil y étnica no llegó (eso nos contaron). A unos kms de dónde ocurrió la masacre, caballos salvajes pastan en libertad en una isla que ¡toda ella es coral!

caballos salvajes en Delft

Sí, su fuerte, sus muros, el antiguo establo para los caballos, todo, absolutamente todo es coral. Una visita muy recomendable en el increíble norte del país, ¡cuánta historia! Tiene también playas paradisíacas 🌴 perooo que sepas que si eres chica, hay que entrar vestida… (sí, sólo si eres chica… os podéis imaginar lo contenta que quedó Inês con esta noticia…)

ines en la isla de Delft

ines en la isla de Delft

muro de la isla de Delft

muro en la isla de Delft

Point Pedro

Hacia el norte tenéis Point Pedro, en donde podréis ir al punto más al norte del país, Sakkotai Cape.

ines en la punta más al norte de sri lanka

la punta más al norte de sri lanka

ines en la punta más al norte de sri lanka

En todas estas zonas encontraréis muy pocxs turistas (o ninguno), carreteras peores, gente local mucho menos acostumbrada a ver viajerxs que, de hecho nos pasó, te diga que eres el primer turista que se encuentra en años, y playas bellas y con agua transparente y calentita VACÍAS. En las que no debes bañarte en bikini sino con camiseta, eso sí…

pescador en point pedro

playa en point pedro

redes de pesca point pedro

faro point pedro

iglesia en point pedro

point pedro

Em Jaffna, nuestra base todos estos días, nos alojamos en dos sitios diferentes, pues el alojamiento que queríamos no tenía disponibilidad para todos los días.

El primero, J Guest Guesthouse, fue nuestro preferido y en el que nos hubiéramos quedado todas las noches, pero no tenían disponibilidad así que sólo nos quedamos dos noches. Pagamos 2500 LKR (14€) por habitación y noche, sin desayuno.

alojamiento-jaffna-jguest

El segundo, que tenía buenas reviews, Mathura Guest House, no nos gustó tanto (a nivel de calidad era peor que J Guest)  y más caro. Pagamos 3500 LKR (19€) por habitación y noche, sin desayuno.

alojamiento-jaffna-mathura

Días 17 a 23: Nilaveli / Trincomalee

Después de casi un año viajando, y a punto de volver hacia Portugal y España, no podíamos terminar el año sin una semanita de playa. En la época en la que fuimos (Septiembre) no estaba claro si había terminado ya el monzón del sur ni si había llegado el del este, así que probamos suerte en Trincomalee (al final nos quedamos en Nilaveli, una zona mucho más tranquila) y aunque nos llovió algún día, tuvimos una playa impresionante para nosotros solos.

El trayecto desde Jaffna hasta Nilavelli / Trincomalee es largo para hacerlo en tuk tuk (unos 220 kilómetros) pero lo hicimos con calma por carreteras más secundarias, pasando por algunos de los trayectos más bonitos que hicimos durante nuestros 25 días allí.

tuk tuk

tuk-tuk-interior- sri-lanka-ines y chris

Hicimos algunas paradas fuera de casi todas las rutas:

1. Un museo de la guerra al aire libre “Puduma Thalan” que han montado con submarinos y otro material bélico de los Tamiles Rojoshttps://goo.gl/maps/GdmxUGkxDvC2

2. El monumento a la victoria, un monumento que hizo el gobierno para conmemorar el fin de la guerra: https://goo.gl/maps/CEST376Hj7p

monumento a la guerra

3. Los restos de un barco con una interesante historia relativa a la guerra, que además fue construido en … Galicia! Localización exacta: https://goo.gl/maps/GXeNAbRqBWw

Para abriros el apetito os contamos que descubrimos que este barco cargado de historia ¡fue fabricado en Ferrol (Galicia)!  En 2006 salió de India con destino a África, cargado de arroz, pero por una avería en el motor pararon aquí, en Mullaitivu, en la costa este de Sri Lanka.  Por desgracia para la tripulación, Sri Lanka estaba en esa época en plena Guerra Civil, y esta localidad estaba controlada por los LTTE. Antes de que el gobierno de Sri Lanka llegara para ofrecer la ayuda solicitada, el ala naval de los LTTE (los Sea Tigers), ocuparon el barco, y después de obligar a la tripulación a intentar poner en marcha el barco (según declaraciones de los mismos) sin éxito, los liberaron.

Los Sea Tigers usaron desde entonces el barco como centro de operaciones, aprovechando tanto el arroz como el diverso equipamiento que había en su interior. Unos años después, en 2009, el ejército del gobierno de Sri Lanka capturó este barco, días antes de declarar el fin de la guerra.  El barco se quedó ahí abandonado, y aunque la zona es todavía territorio militar, se puede visitar. Una parte del barco ha sido cortada y movida al interior de la playa, y la base se mantiene enterrada a orillas del mar.

Un playa paradisíaca en la que todavía está prohibido bañarse, en la que se palpa todavía la reciente y dura historia del país, y un destino totalmente fuera de ruta que os recomendamos si queréis conocer más sobre la guerra civil del país.

Al principio estábamos un poco reacios a ir hacia Nilaveli porque leíamos que no había nada, que era muy tranquilo pero que mejor alojarse en Trincomalee. Luego leímos maravillas sobre un alojamiento en concreto, Bella Nilavelli Beach, y decidimos ir para allá directos, ya que aunque no hubiese nada, con el tuk tuk no tenemos problemas en movernos. Y menos mal que así fue… Nilaveli fue nuestro paraíso particular… y el Bella Nilavelli nuestra casa en el paraíso… 

nilavelli beach

Inês pudo, además, bucear, que ya tenía muuuchas ganas, en el Nilaveli Diving Center, que recomienda por diversión y profesionalidad. Aunque no consiguió bucear junto a ninguna ballena como quería, es muy recomendable la inmersión cerca del templo Koneswaram Kovil. En esta inmersión podrás ver a las estatuas del antiguo templo a 15 metros de profundidad, ya que ahí yacen desde que fueron tiradas en su día desde el templo hacia el mar por los colonos portugueses :( ¡Es impresionante estar buceando y de repente encontrarte a Ganesh! 

nilaveli-ines-diving-center

Además, tanto el templo Koneswaram Kovil y “Trinco” como ciudad (como se llama localmente a Trincomalee) merecen una visita.

Al final el Bella Nilavelli Beach nos gustó lo suficiente como para quedarnos ahí todas las noches excepto una en la que no tenían disponibilidad (a pesar de salirse de nuestro presupuesto, era el final de viaje y queríamos darnos un capricho). La habitación estaba bien, teníamos una ventana al mar y anduvimos descalzos todos los días… Eso sí, se nota que han pasado unos años y algunas partes del alojamiento – sobre todo el baño – necesitan mantenimiento. Pagamos 5000 LKR por noche (unos 28€) por la habitación con vistas al mar (desayuno incluido), sin agua caliente.

alojamiento- bella -nilavelli-camino-a-la-playa

alojamiento-nilaveli-habitación-vistas

alojamiento-nilaveli-habitación

alojamiento-nilaveli-desayuno

La otra noche, la que no pudimos quedarnos en el Bella Nilavelli porque no había disponibilidad, nos alojamos en el Crescent Sea Resort, un hotel que está en una zona de Nilavelli donde hay mucho más movimiento. La habitación en sí y el alojamiento nos parecieron muy muy bien… pero la ubicación era peor (no tenías la playa a un paso, y además esa zona de la playa estaba más sucia y con mucha más gente) y sin la “magia de andar descalzos y frente a una playa paradisíaca vacía” del otro…. En cualquier caso, es una opción buena y económica. Pagamos 5500 LKR (30€) por habitación y noche, con desayuno incluido.

alojamiento crescent sea nilavelli

Día 24: Sigiriya

Como el trayecto desde Nilavelli / Trincomalee al aeropuerto era largo para hacerlo en tuk tuk de un tirón (240km, que en tuk tuk son unas 6-7 horas) y no nos apetecía la paliza, decidimos dar una sorpresa a nuestra familia de Sigiriya y volver a pasar una noche con ellos antes de ir al aeropuerto y poner fin a nuestro año por Asia.

ines tuk tuk miedo elefantes

ines chris tuk tuk rojillo ferrari

Así que nos volvimos a alojar en Sinhagiri Villa, por el mismo precio, 5800 LKR (32€) por noche la habitación deluxe con balcón

Día 25: Aeropuerto

Tras una emotiva despedida en Sigiriya, hicimos nuestro último trayecto con rojillo antes de devolvérselo a Anton en Alma Tours, cogimos otro tuk tuk (qué raro montar en tuk tuk después de estar 24 días conduciendo el tuyo propio) hasta el aeropuerto (sale por 700 LKR, menos de 4€), y nos despedimos de Asia con rumbo a… Roma!

ines y chris con mochila


Os dejamos con algunas de las sonrisas de las personas que nos pararon pensando que éramos un taxi tuk tuk y a las que llevamos a su destino (gratis por supuesto, aunque tenían que aguantar nuestro estilo principiante de conducción)…Los peques son nuestros sri lankan sobris que les encanta montarse en Rojillo <3

Si has leído hasta el final es porque ya no hay vuelta atrás… sólo hacia adelante, y en ¡Tuk Tuk! Buen viaje y… si tienes dudas ya sabes, anímate y pásate por los comentarios ;)

ines y chris con tuk tuk rojillo en point pedro

Deja un comentario