Nuestro primer RandomTrip

Si tienes curiosidad sobre qué es un RandomTrip, después de leer este post te garantizamos que querrás hacer uno ¡el finde que viene! :)

primer-randomtrip-gran-canaria-compressor

Nuestro primer RandomTrip fue el regalo de cumpleaños de Inês (un fin de semana en Mayo de 2014) y, en este caso, el presupuesto fue un poquito más alto al tratarse de un regalo de cumple. Como te enseñaremos en futuros posts ¡los radomtrips pueden ser para todos los bolsillos!

Me encargué de aplicar el «random» en el proceso de elección del destino y compra del vuelo, por lo que ella no supo el destino hasta llegar a Barajas.

Para elegir el destino, establecí unos criterios de búsqueda y utilicé una herramienta que eligiese uno de los resultados aleatoriamente. Los criterios eran:

  • Vuelos desde Madrid
  • No se tendrán en cuenta destinos en España, exceptuando Canarias
  • No se tendrán en cuenta destinos donde conozcamos a alguien
  • Precio máximo por persona: 150€
  • Ida el sábado 31 de Mayo, vuelta el domingo 1 de Junio
  • Vuelos directos (sin escalas)

Para hacer esto utilicé Skyscanner (que tiene una opción para buscar vuelos con X criterios sin especificar el destino). Lo que salía era algo estilo a esto (no guardé captura y no puedo reproducir la búsqueda para esas fechas):

Búsqueda de vuelos sin destino en Skyscanner

Dentro de cada país se desglosaban los vuelos.

En mi caso salieron los siguientes destinos:

  • Frankfurt (118€)
  • Ginebra (131€)
  • Fuerteventura (135€)
  • Munich (136€)
  • Tenerife Norte (139€)
  • Zurich (142€)
  • Gran Canaria (149€)

Incluí todas las opciones en esta herramienta y el destino elegido fue…

RandomPicker

Gran Canaria!!

Tras darle el regalo a Inês (sin decirle el destino), las preguntas no cesaban y al final le tuve que dar una pista que iba a hacerle pensar obviamente en playa: llevar bikini!

En cualquier caso, no supo el destino exacto hasta que llegamos a Barajas. Ella sabía la hora de salida (7:05) por lo que dejé que observará en los paneles de Barajas todas las posibilidades antes de decirle el destino definitivo. Los vuelos que salían a esa hora era hacia Gran Canaria, Vigo, Roma y Tenerife:

Panel Barajas con destinos de vuelos

Pantalla aeropuerto vuelo a Gran Canaria

Al llegar al aeropuerto de Gran Canaria nos vamos directamente a alquilar un coche, ya que al ser un viaje tan corto y por lo que hemos leído de Gran Canaria esto nos va a permitir disfrutar mucho más de la isla. Como eran más de 24h nos tocó pagar dos días (unos 70€) por un Volkswagen Up!:

Ya con nuestro coche de alquiler de Top Car

Primer objetivo: buscar alojamiento. ¿Dónde buscamos? Las recomendaciones nos decían que debíamos buscar en el norte, pero creímos que el azar estaba deseando intervenir, así que tiramos el dado. Norte o sur?:

Señales norte o sur en Gran Canaria

  • Pares: nos vamos al norte
  • Impares: nos vamos al sur

No! Impares! Después de haber leído que era mejor ir al Norte a buscar alojamiento nos quedamos un poco sorprendidos al pensar en el Sur.

Nos engañamos a nosotros mismos rompiendo todas las reglas y decidimos volver a tirar el dado. Pero el azar es listo y persistente, y en la segunda tirada volvió a salir impares.

Gran Canaria: ¿Norte o sur?

Así que, decidido, tenemos que seguir las “reglas”. Aceptamos dejarnos llevar e irnos al sur contra todo pronóstico.

Rumbo al sur con nuestro cochecillo! Según bajamos, el cielo va estando más despejado y la temperatura se va elevando (en el aeropuerto hacía fresquito y estaba todo bastante nublado. De hecho luego vimos que estaba bastante mal tiempo en el norte, así que hicimos bien en hacer caso al azar). Una vez en el sur, decidimos salir de la autopista, ya que nuestro estómago estaba empezando a escucharse más que nosotrxs mismos. ¿Y a dónde nos llevó? playa del inglés: paraíso guiri. Entramos en el primer sitio que vimos abierto y que tenía terraza con vistas al mar, y elegimos dos opciones apetecibles de la carta (English Breakfast y Continental Breakfast) y dejamos, una vez más, que el dado eligiese por nosotros:

  • Pares: English Breakfast
  • Impares: Continental Breakfast.

Qué desayunamos? En el Ponte Vecchio

Era lo que más nos apetecía de las dos opciones, así que nos alegramos mucho de que el azar nos diese esta mini-alegría después de tratar de traicionarle.

English Breakfast en el Ponte Vecchio

Mientras llenábamos el estómago, tocaba ver opciones para alojarnos. Al ir sin nada mirado y con tan poco tiempo no teníamos muchas expectactivas respecto al alojamiento: esperábamos encontrar algo normalillo sin vistas ni nada por el estilo. Utilizamos la app de booking, buscamos alojamientos cercanos a nuestra posición para esa misma noche por menos de 50€. Las dos primeras opciones, sólo por las fotos, llaman nuestra atención y nos sorprenden: terraza con vistas al mar! Sin pensarlo mucho, apuntamos las dos opciones y una vez más, dejamos que el dado hable:

Ambas opciones 50€, nos tocó impares, así que terminamos de desayunar, compramos protector solar que no teníamos y nos dirigimos hacia el apartamento.

Reserva Booking en Apartamentos Marinasol

La reserva con la app de Booking es súper fácil

Llegados al apartamento, a la recepcionista le sorprende que hayamos reservado el apartamento media hora antes de llegar, así que le contamos un poco la aventura, y le gusta. Cambia la llave que nos iba a dar, sin nosotros saber si aquello era bueno o malo. Pero era bueno :). Subimos a dejar las cosas y vemos maravillados que supera todas nuestras expectativas: es enorme y tiene un enorme ventanal que da a una terraza con vistas al mar y a la piscina del edificio. Además tiene cocina, que dado que los alojamientos en Europa no son tan baratos, nos puede venir bien para hacer alguna comida

Las vistas al mar:
Vistas al mar desde los apartamentos Marinasol

La cocina:
Cocina de uno de los apartamentos Marinasol en Gran Canaria

El salón con vistas:
Salón con vistas del apartamento Marinasol

Tras la alegría del apartamento, y un poquito de relax, va siendo hora de ver cosas en la isla :) Consultamos una mini-guía que nos envió Elisa para ver qué cosas recomendaba y había dos puntos cerquita en los que mencionaba la comida: Arguineguín y Puerto de Mogán. Nuevamente tiramos el dado:

  • Pares: Arguineguín
  • Impares: Puerto de Mogán

El dado eligió Puerto de Mogán

Sin dudarlo ¡nos vamos hacia allá! Nuestro objetivo es comer algo de pescado en un sitio con vistas al mar (si puede ser playa mejor) así que vamos a ver qué nos encontramos. Desgraciadamente al llegar a Puerto de Mogán no nos parece muy apetecible ni tiene vistas que nos llamen la atención, así que sin bajarnos del coche, y dado que hemos visto un montón de carteles indicando playas en nuestro camino hasta allí, damos vuelta con la intención de parar en la primera playa que capte nuestra atención y que tenga sitios para comer. La elegida (una vez más nuestrxs estómagos han ejercido alguna presión) fue la playa de Los Amadores (de turisteo y artificial)

Playa de los Amadores

Playa de los Amadores

Comimos en un restaurante de los de primera línea para guiri, pero bastante bien: gambas al ajillo, ensalada de aguacate y cherne a la plancha.

Gambas al ajillo y ensalada de aguacate

Gambas al ajillo y ensalada de aguacate

Cherne a la plancha y papas con mojo

Cherne a la plancha y papas con mojo

Siguiente destino: Maspalomas! Después de unos cuantos chapuzones, nos echamos una siestaca con el mar de BSO y al caer el sol nos entran las ganas de un Gin-Tonic (esto ya lo iréis conociendo de nosotrxs a lo largo de otros viajes, pero somos un poco gin-adictxs). Nos dirigimos hacia el faro de Maspalomas y nos encontramos con un largo paseo lleno de bares con terraza. El primero mismo tiene buena pinta, y no sabemos si quedar o seguir buscando. ¿Qué hacemos? Hace tiempo que no sacamos a nuestro amigo el dado:

  • Pares. Quedarnos en la primera que es bastante apetecible
  • Impares: Seguir por el paso un poco más viendo las demás

Nos vuelve a salir impares, por lo que seguimos por el paseo.

El dado sigue eligiendo por nosotros

Seguimos caminando cuando de repente nos encontramos una terraza, la del K1, también muy apetecible con un mueble en medio de la terraza lleno de Gins Premium. Es una señal :) Con semejante carta de GinTonics, ante dos GinLovers, no podemos dejar pasar la oportunidad de sentarnos y ver qué hay. Nos arriesgamos a probar algo nuevo. En este caso elegimos las 6 primeras Ginebras que no hemos probado nunca y lanzamos el dado una vez cada uno, para ver cuál nos toca probar:

  1. Gold 999.9
  2. White Neil
  3. Monkey 47
  4. 7d Essential
  5. K25 Premium
  6. Sipsmith Sloe Blue Label

Durante el proceso, un camarero viene dos veces y nos pilla con todo el jaleo del dado y anotando las ginebras. Al final viene una chica que parece ser la experta en coctelería y le contamos nuestra película. Le hace mucha gracia y nos dice que justo nos han tocado las dos ginebras de mayor graduación que hay. Le pedimos recomendación en las tónicas y seguimos su consejo.

Carta gintonics: Monkey 47

Una de las elegidas (la mejor): Monkey 47

Carta gintonics: K25 Premium 45

La otra elegida: K25 Premium 45

Botellas Monkey 47 y K25

La camarera alucinó con nuestra «metodología»

Resultado: los dos riquísimos, pero el Monkey 47 el mejor con diferencia. De hecho nos vamos con ganas de comprar una botella

Gintonics con vistas al mar

Finalmente, nuestros gintonics con vistas al mar :)

mickey y minnie en la playa

Mickey y Minnie también estaban de RandomTrip por allí

Volvemos al apartamento Marinasol para una ducha after sun (sí, nos hemos quemado un poquito!) y con la playa entra el hambre… así que en nuestra terraza con vistas a la piscina iluminada y al mar con el reflejo de la luna, indagamos dónde comer (con una cerveza tropical en lata que nos sobró de la playa).

Vistas desde la terraza del apartamento marinasol

Tenemos antojo de un queso canario que probamos cuando estuvimos en Lanzarote, aunque no encontramos. Sacamos 2 de nuestra búsqueda para lanzar el dado:

  • Pares: Ca Miguel (buena pinta pero lejos)
  • Impares: Bamira (justo en frente al apartamento)

Antes de lanzar el dado nos damos cuenta de que ninguna de las opciones nos convence (y no queremos ser esclavos del dado), así que ponemos rumbo en carretera. Nos equivocamos en una rotonda y descubrimos una especie de zona comercial con muchos sitios para cenar. Uno de ellos nos llama la atención, pero surgen dudas de si esta es la zona en la que debemos quedarnos, así que invocamos el poder del dado:

  • Pares: nos quedamos
  • Impares: seguimos en coche hacia el faro de Maspalomas para buscar un sitio

El dado nos dice que nos quedemos! A todo esto eran las 22.50 ya, y estábamos en tierra de guiris por lo que temíamos no encontrar muchas cocinas abiertas.

Probamos suerte en el Grill Panorama, que fue el que llamó nuestra atención en primera instancia. Resultado: cocina cerradísima y un camarero amabilísimo que nos recomendó un italiano en la planta de abajo. El italiano está hasta los topes (sí que debe ser bueno, y con muy buena pinta además), y nos dicen que ya no atienden, que hay mucha cola y la cocina va a cerrar. Vamos al de al lado para agotar las opciones. Nos recomiendo un riojano al fondo de la zona comercial. De camino vemos otro sitio pero no nos llama para nada. Llegamos al riojano y tampoco nos convence, por lo que ante la duda de qué hacer, ya que era muy tarde, volvemos a invocar al dado con nuestros estómagos ambiente de BSO:

  • Pares: nos vamos al faro a probar suerte
  • Impares: nos quedamos y probamos el riojano

Volvemos pues a nuestro Up! y ponemos rumbo al faro nuevamente. Aparcamos rápido en la calle y vamos al primer restaurante que vemos abierto. Resultado: CERRADO y además nos dicen que a esa hora ya no hay ningún restaurante con cocina abierta, que lo único que nos podemos encontrar es, en un centro comercial en la playa del inglés, un “chiringo” de fast food canario donde podemos comer una hamburguesa hasta las 3:00 de la mañana.  Hambrientos, cansados y con las expectativas de cenar algo “guay” por los suelos, hacemos caso omiso y vamos a por el último intento en un restaurante “fancy” de carne y pescado a la brasa: El Churrasco. Y… voilà! ESTÁ ABIERTO! Un provolone de entrante con una ensalada divinal de aguacate y gambas, seguidos de una lubina fresquísima a la brasa y un vacío de solomillo espectacular, regado todo esto con dos copitas de vino. Improvisadamente hicimos la cena de celebración del cumple de Inês que no habíamos tenido oportunidad de hacer a principios de semana.

La provoleta, uno de nuestros platos preferidos:
Provoleta de El Churrasco

La ensalada de aguacate y gambas
Ensalada de aguacate y gambas

Espectacular el vacío de solomillo
Vacío de solomillo

Y más espectacular y fresquísima la lubina a la brasa
Lubina fresca a la brasa

Volvemos zombies al súper apartamento y a dormir. Hora de alarma: 1h antes del límite para el checkout (las 10 de la mañana)

Despertar y ver (y escuchar) el mar, de las mejores sensaciones que hay.

Vistas al despertar en apartamentos marinasol

Hora de recoger y afrontar el último día. Tenemos claro que queremos ir a San Agustín a la playa porque hemos leído buenas críticas. Así que, tras imprimir (todavía) los vuelos de vuelta, allá nos vamos. No tenemos muy claro si encontraremos algo para desayunar por allí, pero nada más llegar vemos un restaurante con mega-terraza en frente al mar al que nos metemos de cabeza. Pan con tomate troceado, zumo de naranja y melón, un café y ya nos damos cuenta de que tenemos que reservar para comer allí más tarde, antes de irnos

Desayuno en El Capitán

La playa de San Agustín es una playa de arena negra y bastante tranquilita.

Playa de San Agustín

Allí, untados hasta las cejas de crema para protegernos del sol, a mí me apetece ir a pasear por la orilla y a Inês quedarse en la toalla. Para qué discutir? Dado!

  • Pares: nos quedamos en la toalla
  • Impares: nos vamos a la orilla! (con la condición de llevar las cosas con nosotros)

Nuestro dado en San Agustín

Así que nos vamos con las cosas refrescando los pies por la orilla y pensamos que a lo mejor nos hemos precipitado al reservar en El Capitán. Aunque si cambiamos ahora puede que vayamos pillados de tiempo. Ningún problema, una vez más el dado nos va a ayudar:

  • Pares: nos quedamos con la reserva de El Capitán
  • Impares: buscamos otro sitio

Dado con un 6

Y bien que hicimos! La comida estaba espectacular.

Con esto casi finalizábamos el viaje, pues era hora de partir hacia el aeropuerto, llenar el depósito de gasolina del coche de alquiler y devolverlo y esperar a nuestro avión. Entre que los carburantes en Canarias son más baratos y que la isla no te permite hacer muchos kilómetros (menos aún en nuestro caso), sólo gastamos 10€ en gasolina, por lo que el coche nos salió en 80€ en total.

Lo mejor del viaje (y creemos que de esta forma de viajar, el RandomTrip, en general) es que a la vuelta nos pareció haber estado fuera mucho más tiempo de lo que habíamos estado, y que al ir con expectativas bajas por ser última hora nos sorprendimos más fácilmente ante lo que nos iba «asignando» el dado. Hay que tener en cuenta que, para hacer un RandomTrip, debemos ir con la mente «abierta», sobre todo si ponemos un presupuesto máximo, ya que a última hora no es posible encontrar siempre lo que queremos y a buen precio.

¿Te animas a randomtripear? :)

¿Organizando tu viaje? Te ayudamos

Deja un comentario