Visita al Parque Nacional de Komodo, para ver a los Dragones de Komodo

Visita al Parque Nacional de Komodo, para ver a los Dragones de Komodo
5 (100%) 1 vote

Uno de los grandes atractivos de nuestro viaje en barco desde Flores a Lombok era poder ver ¡los famosos Dragones de Komodo! La expectación era mucha, y después de haber leído información sobre ellos y alguna que otra experiencia estábamos hasta un poco aprensivos, pero al final la visita fue increíble.

Dragón de Komodo en Parque Nacional de Komodo

Un dragón de Komodo nos mira de reojo en nuestra visita al Parque

Los Dragones de Komodo

El Dragón de Komodo es el lagarto más grande del mundo, con una longitud media de entre 2 y 3 metros y un peso de 70Kg. Están en peligro de extinción y sólo se pueden encontrar en esta zona de Indonesia. Son caníbales (las crías se suben a los árboles y viven ahí hasta los 3 años, para evitar ser comidas por sus progenitores) y se alimentan sobre todo a base de carroña.

Dragón de Komodo en Rinca

Uno de los dragones de Komodo que vimos en Rinca

Es posible que los hayas visto hace poco por Google, ya que les dedicaron un Doodle por el 37 aniversario del Parque Nacional de Komodo:

Doodle de Google sobre los dragones de Komodo

Haz click en la imagen para demostrar cuánto sabes sobre los dragones de Komodo con este Doodle de Google

Tienen fama de peligrosos, en parte debido a su forma de matar que podríamos describir como algo macabra y que te hace ganarles todavía más respeto: cuando atacan a su presa, no la matan directamente; muerden y la dejan ir. Con la mordedura, dejan en la víctima un veneno, que provoca infecciones, baja la presión sanguínea y puede inducir un shock.

La teoría que más escucharás es que estas infecciones se producen debido a la cantidad de bacterias que los dragones tienen en su saliva, pero estudios recientes la refutan y dicen que en realidad el dragón tiene unas glándulas venenosas entre los dientes que son las que provocan tal efecto.

Sea como fuere, la víctima del ataque se muere lentamente, mientras el dragón espera pacientemente (puede llevar varios días) hasta poder comérsela.

Después de saber esta historia, te enteras de que la visita al parque para ver a estos temerosos lagartos en estado salvaje no es en un Jeep, bien protegido: es a pie, haciendo una ruta de senderismo, con un par de guías que llevan un palo enorme “ancestral” para protegerte en caso de que sea necesario. Suena genial, ¿no? :D

Guía Parque Nacional de Komodo

Nuestro guía en la isla de Rinca, con su palo ancestral protector

Aunque parezca una locura, no lo es. No sabemos si es porque de verdad se pasan una gran cantidad de horas, letárgicos, al sol (la información que hemos encontrado en relación al parque así lo dice) o si es porque los drogan de alguna manera (no hemos conseguido encontrar información que confirme esto y ¡esperamos que no sea así porque de ser así no hubiéramos compactuado con tal turistada!), pero vas a ver dragones de Komodo muy de cerca sin ningún tipo de peligro, si respetas las reglas del parque.

¿Es seguro visitar el parque?

A pesar de que vas a poder estar muy cerca de los dragones de Komodo, sin ningún tipo de protección más allá de los dos guías y su “palo ancestral”, visitar el parque es completamente seguro. Sólo debes atenerte a todas las reglas que te comuniquen los guías.

Si buscas, encontrarás información relativa a dos incidentes en la historia el parque, el último bastante reciente, donde un hombre fue mordido por un dragón de Komodo, por irse a hacer fotos a una zona donde no debería, pese a las advertencias. Además, el señor se había alojado directamente con la gente local y se fue a hacer fotos sólo, sin guías.

Dragón de Komodo playa

Los guías harán que tu visita al parque sea completamente segura

Por lo tanto, ha habido dos incidentes, pero son casos muy aislados. No hay nada de qué preocuparse, siempre y cuando sigas las instrucciones que ten den el parque. No te salgas del grupo, no te acerques de más salvo que tu guía te de permiso, y no toques ni provoques a los dragones.

Hay dos situaciones en particular, en las que el parque alerta de que no deberías ir, o al menos avisar para tener más precaución: tener una herida abierta o tener la regla (aunque la cantidad de sangre que se pierde en la regla sea ínfima). La explicación es que los dragones pueden oler la sangre desde lejos y puede incitarles a atacar pensado que es de una presa. Si te afecta alguna de las dos situaciones, lo mejor es que preguntes antes.

En  nuestro caso, Juan, un amigo que venía con nosotrxs en el barco, tenía una herida en la pierna de unos días antes (debido a una caída en moto en Bali), y le recomendaron (y le ayudaron) a vendarla bien antes de entrar al parque.

Nuestra visita al parque

Nuestra visita al parque estaba incluida dentro de la excursión que contratamos en barco para ir desde Flores a Lombok (la cual te recomendamos pues nos encantó).

Salimos temprano desde el puerto de Labuan Bajo, e hicimos tres paradas en el parque nacional: primero en Rinca, después en Pink Beach y por último en Komodo. En ambas islas (Rinca y Komodo) verás a los dragones de Komodo, haciendo un trekking.

Dragones de Komodo en Rinca

Nuestro barco llegó a Rinca sobre las 11 de la mañana, donde nos dejaron y seguimos un sendero que nos llevaba a la entrada del parque. Durante el camino vimos un montón de monos, uno de los cuales estaba justo donde nos dejó el barco, y tenía cierto “peligro” pues se iba a por nuestras mochilas en busca de comida aunque eso le costara una mordedura a alguien. Felizmente no fue así.

Entrada Parque Nacional de Komodo en Rinca

Entrando al Parque Nacional de Komodo en Rinca

Monos en Rinca

Un montón de monos que vimos a la entrada del parque, en Rinca

Tras unos minutos caminando llegamos a la entrada del parque, donde tenemos que pagar el ticket que nos da acceso al parque durante todo el día (es válido tanto para Rinca como para Komodo, por lo que se paga una sola vez si vistas ambas islas en el mismo día). Tenemos que pagar también el guía, cuyo precio es fijo y se divide entre todo el grupo.

A continuación el guía nos reúne para hablar, nos enseña su famoso palo ancestral, y nos explica las reglas que tenemos que seguir durante el tour. Elegimos hacer el trekking de duración media, ya que leímos que el paisaje no es tan espectacular y los dragones los ves de la misma forma en los tres tipos de tour. El precio es el mismo en cualquiera de los casos.

Tras la explicación comenzamos a caminar, y allí mismo, entre las casetas de la entrada, vemos nuestro primer dragón de komodo. Iba caminando y se paró cerca de una de las casetas.

Dragón de Komodo en Rinca

No tardamos mucho en ver nuestro primer dragón de Komodo!

Un par de metros más adelante, en otra de las casetas, vemos otros tres dragones de Komodo, descansando a la sombra:

Tres dragones de Komodo a la sombra en Rinca

Los siguientes tres dragones que vimos, descansando a la sombra

Tras hacer las fotos pertinentes, nuestro guía nos dice que sigamos, y nos adentramos ya en en la isla a través del sendero.

Aviso en el parque nacional de Komodo

Un letrero en el sendero, avisando de que hay que mantenerse en el grupo y no alejarse!

No tuvimos que esperar mucho hasta los siguientes: 5 minutos después, vemos primero uno al lado de un árbol:

Dragón de Komodo en Rinca, camuflado al lado de un árbol

Nuestro 5º dragón de Komodo estaba camuflado, al lado de un árbol

Y 15 minutos más tarde, en el medio del sendero, otro:

Otro dragón de Komodo, en medio del sendero

Otro dragón de Komodo, en medio del sendero

Inês, muy atenta al dragón...

Inês, muy atenta al dragón…

Tras la emoción de ver tantos dragones de Komodo, nos empezamos a preguntar por qué están todos tan parados, si es que de verdad están letárgicos (como nos decían los guías) o si es que están drogados (estaban todos bastante cerca de las casetas de la entrada). No lo sabemos, espero que no sea así y de hecho más tarde en Komodo conseguiríamos ver uno mucho más activo :) Sigue leyendo…

Continuamos nuestra visita a Rinca por el sendero. El calor era abrasador por el grandioso día que hacía y por la falta de sombras.

Siguiendo el sendero del Trekking por Rinca, a pleno sol

Siguiendo el sendero del Trekking por Rinca, a pleno sol

Seguimos nuestro camino, durante unos 15 o 20 minutos más, hasta que llegamos de vuelta a las casetas de la entrada, finalizando nuestra visita. Allí hay una especie de pequeño bar donde puedes comprar agua y cerveza entre otras cosas, así que con tanta sed, fue un momento perfecto para tomar unas Bintang (las cervezas locales).

Justo cuando estábamos disfrutando de la cerveza y descansando, al lado de la caseta, uno de los dragones de Komodo que andaba por allí cerca decide darse un paseo hacia nosotrxs, ante la sorpresa y sesión de fotos de lxs allí presentes:

Dragón de Komodo moviéndose

Un dragón de Komodo acercándose a la caseta del parque en la que venden bebidas

Al rato nos vienen a buscar para volver al barco y seguir con nuestra aventura por el Parque Nacional.

Mono en Rinca (Komodo)

Un mono ladrón que venía a ver si nos podía robar algo de comida de nuestras mochilas

Vuelta al barco que nos llevaría de Flores a Lombok

Vuelta a nuestro barquito para comer, ir a Pink Beach a hacer Snorkel y después, a Komodo. Este barco nos llevaría después ¡hasta Lombok!

Dragones de Komodo en Komodo

Después de volver al barco, comer, y hacer snorkeling en Pink Beach, a las 17:00 llegamos a la isla homónima del Parque Nacional, Komodo.

Entrada Parque Nacional de Komodo

Entrada al parque nacional, en la isla de Komodo

Lo primero que nos dicen es que a esta hora los dragones estarán más activos, y recomiendan a Juan, que tenía que taparse bien la herida, por si la sangre atraía a los dragones.

Vendando herida antes de entrar en Parque Nacional de Komodo

¡Ventajas de viajar en el barco con profesionales de la salud! Marta y Jessi venían cargadas de mantenimientos :)

Inmediatamente después nos dicen que debido a la hora ya no nos da tiempo a hacer la ruta de senderismo, pero que podemos ir con los guías por las zonas cercanas a la entrada ya que habían avistado un par de dragones por allí.

Allí nos fuimos, y efectivamente, había ¡un dragón paseando a sus anchas por la playa! Los guías nos pidieron quedarnos un poco más atrás y fuimos detrás de él durante un buen rato:

Dragón de Komodo playa

Un dragón de Komodo paseándose por la playa bajo nuestra atenta mirada y la vigilancia de nuestro guía

El dragón se dirigía a una zona un poco más interior, y según el guía se iba a descansar. Le seguimos un rato más hasta que el guía nos dijo de parar, y acto seguido vimos otro dragón cerca de un árbol, descansando.

Más dragones de Komodo

El dragón de Komodo de la playa se va, y de camino vemos otro al lado de un árbol

Inês en modo dragona.

Inês en modo dragona.

De ahí nos volvimos a la playa y al barco, para seguir camino.

Se termina un día completito e intenso, en la playa de la isla de Komodo.

Se termina un día completito e intenso, en la playa de la isla de Komodo.

Para poner fin a un día espectacular, ya desde el barco, con unas Bintang de beberecio y el ukelele de Dani de banda sonora, disfrutamos de una puesta de sol espectacular:

Puesta de sol desde el barco en Komodo

Impresionante puesta de sol desde nuestro barco, cerca del Parque Nacional de Komodo

Increíble atardecer desde el barco.

Increíble atardecer desde el barco.

Información útil del parque

Aquí te dejamos alguna información práctica sobre el parque nacional de Komodo

Ubicación y cómo ir

El parque nacional de Komodo está formado por tres islas grandes (Rinca, Padar y Komodo) y de una serie de islas más pequeñas que hay alrededor. Este conjunto de islas se encuentra muy cerquita de la isla de Flores, punto principal de partida si quieres visitar el parque.

Las islas que se suelen visitar para ver los dragones de Komodo son Rinca y Komodo, yendo en barco desde Labuan Bajo (en Flores) o desde Lombok.

Aquí tienes el mapa con la ubicación:

Nosotrxs te recomendamos que hagas la visita al parque en un viaje en barco de 4 días y 3 noches desde Labuan Bajo (Flores) hasta Lombok, o al revés, pues además de ver dragones de Komodo pararás en diferentes islas y la experiencia de vivir 4 días en un barco es muy chula.

Precio del parque

Sin contar el transporte (si quieres hacer la excursión de 4 días en barco, hemos detallado los precios aquí), para acceder al parque nacional y ver los dragones de Komodo tendrás que pagar dos cosas:

  • La entrada al parque nacional: 225000 rupias (16€) por persona
  • Guía que te acompañe: 80000 rupias (6€) por grupo

La entrada es válida para todo el parque durante un día, así que puedes visitar Rinca y Komodo en el mismo día pagando la entrada sólo una vez.

Los guías se pagan por grupo, así que en función de quién te acompañe en el viaje te saldrá más barato o más caro.


Esperamos que este post te ayude a saber un poco más sobre los dragones de Komodo y a organizar tu visita al parque para conocerlos. No te lo pierdas si visitas esta zona de Indonesia!

Imitando dragón de Komodo

Chris intentando imitar al dragón de Komodo que aparece detrás, camuflado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies