No es casualidad que la Casa Batlló sea uno de los monumentos más visitados de España. En Randomtrip te podemos decir que fue de las visitas que más nos gustó hacer en Barcelona de todas las joyas creadas por Gaudí que visitamos.

Pasear por la Casa Batlló se asemeja a una inmersión a un mundo subacuático a ras de suelo, en pleno Passeig de Gràcia barcelonés y sin necesidad de botella de oxígeno. Eso sí, esta inmersión modernista es muy demandada así que te recomendamos que compres la entrada con la mayor antelación posible.

En esta guía te contamos todo lo que necesitas saber para organizar tu visita a Casa Batlló (tipos de entrada, horarios y descuentos) y curiosidades para que disfrutes y aprendas lo máximo posible en esta joya arquitectónica viva.

Reserva tus entradas para visitar la Casa Batlló en la web oficial. Además, ahora y por tiempo limitado, si resides en España podrás disfrutar de su Promoción de 2×1 en la Visita General (y entrada gratuita para menores de 12 años).

Por qué visitar la Casa Batlló

Siendo Barcelona la cuna de la arquitectura modernista en el país y Antoni Gaudí uno de los arquitectos más emblemáticos, la Casa Batlló está considerada una obra cumbre del modernismo, una de las obras más felices e impresionantes del arquitecto y Patrimonio Mundial de la Unesco desde 2005.

Además, adentrarse en esta obra maestra es una visita guiada muy completa y, en nuestra opinión, imprescindible si quieres comprender lo que pasaba en la mente del famoso arquitecto, cómo articulaba sus ideas y cómo, finalmente, las traspasaba (e improvisaba) a la realidad. Nos atreveríamos a decir que de todas las visitas a las joyas arquitectónicas de Gaudí que hicimos en la ciudad, esta fue en la que más aprendimos y la que más nos ayudó a comprender todo lo que veríamos después así que te aconsejaríamos a visitarla en los primeros días de tu viaje a Barcelona.

Reserva tus entradas 2×1 para la Casa Batlló en la web oficial aquí (entrada gratuita para menores de 12 años)

La fachada de la Casa Batlló
El ventanal del Salón de la Planta Noble de Casa Batlló

Tipos de entrada y descuentos en la Casa Batlló

Hay distintos tipos de entrada para visitar la Casa Batlló en Barcelona, entradas para la Visita General (actualmente con una promoción de 2×1 para residentes en España en las tres categorias Blue, Silver y Gold) y entradas especiales (Be The First para entrar antes que nadie, Noches Mágicas con concierto en la azotea en verano y Una Noche de Invierno en navidades).

En Randomtrip elegimos la entrada de Visita general GOLD ya que incluye acceso a todo (Vivienda privada de los Batlló incluida) y entrada rápida sin colas en el horario que elegimos. Reserva aquí tu entrada a Casa Batlló

Entradas para la Visita General: selecciona Visita General, el día y la hora de la visita (el precio varia en función de la afluencia) y una vez elegido el día y la hora, podrás elegir entre las entradas Blue, Silver o Gold:

  • Entrada BLUE desde 29€/persona* (2×1 para residentes en España): con la entrada Blue podrás hacer el recorrido por la Casa Batlló con audioguía incluído y acceder, al final de la visita, al Gaudí Cube, una experiencia audiovisual 360º creada por el artista Refik Anadol, que nos ayudará entrar en la mente del arquitecto Antoni Gaudí. Además durante este verano, si tu visita es de jueves a lunes a partir de las 18:00, te invitarán a una copa de cava con tu entrada.
  • Entrada SILVER desde 37€/persona* (2×1 para residentes en España): la entrada Silver incluye, además de la audioguía, una tablet con realidad aumentada (en 15 idiomas) con la que durante el recorrido por la casa nos traslada a principios del siglo XX enseñándonos cómo era cada espacio de la Casa Batlló cuando la habitaba la familia Batlló (cómo estaba amueblada, complementos, etc). La tablet también nos ayuda a adentrarnos en la mente de Gaudí con algunas ideas arquitectónicas que saltan de las paredes, a la realidad aumentada. Con la entrada Silver, además, empezarás la visita en la Gaudí Dôme, una experiencia inmersiva en una pasarela móvil que nos traslada a la infancia de Gaudí y su mayor fuente de inspiración, la naturaleza, a través de esta sala giratoria con más de 1.000 pantallas. También accederás a la Conserjería del edificio, ambientada al estilo de la original. Al final del recorrido entrarás en la Gaudí Cube y, este verano, si vas de lunes a jueves a partir de las 18:00, tu copita de cava, claro.
  • Entrada GOLD desde 39€/persona* (2×1 para residentes en España): la entrada Gold es la más completa. Incluye todo lo que incluye la Silver (audioguía, tablet de realidad aumentada, Gaudí Dôme al principio del recorrido, Conserjería, Gaudí Cube al final de recorrido) pero además, da acceso a la vivienda privada de los Batlló. Como te contamos a continuación en el recorrido de la visita, la familia Batlló alquilaba otras plantas del edificio, y su vivienda privada es algo que no se enseña en el recorrido Blue ni Silver. Además, con la entrada Gold tendrás también FastPass (entrada rápida, sin colas), cambio de fecha y cancelación gratuita. Teniendo en cuenta que la Gold son 2€ más que la Silver, nos compensó y fue la entrada que elegimos en Randomtrip.

*El precio mencionado es el precio más bajo para cada categoría de entrada (Blue, Silver o Gold) pudiendo subir según la temporada, el horario de la visita y el aforo. Hay entradas con mejor precio (color verde) y entradas con precio más elevado (color amarillo). Te lo explicamos mejor en el apartado Descuentos.

La tablet de realidad aumentada con la que aprendimos muchísimo durante la visita. Incluida en las entradas de Visita General SILVER y GOLD.

Entradas Especiales:

  • Entrada NOCHES MÁGICAS desde 59€/persona (20€ de descuento para residentes en España, cupo limitado) entre Mayo y Octubre: es la entrada más especial, y también la más costosa, ya que te permite acceder a la Casa Batlló después del horario de cierre, a las 20:00h, para hacer el mismo recorrido que harías de día (excepto el Gaudí Cube y la vivienda privada de los Batlló, por motivos operativos) pero con menos personas y, además, disfrutar del atardecer desde la azotea, con concierto en directo, y tu propia mesa, claro. También disfrutarás de una copa (incluida en el precio) mientras disfrutas del concierto en tu asiento y en tu mesa. El concierto de la entrada Noches Mágicas empieza a las 21:00h y puedes ver el calendario musical cuando selecciones el día que te gustaría ir (las entradas empiezan en 59€ y pueden ir hasta 99€/persona dependiendo de quién actúa y de cuántas entradas queden así que si quieres vivir esta experiencia, reserva con la máxima antelación posible. Esta entrada no está disponible en los meses de invierno.
  • Entrada BE THE FIRST desde 45€/persona: Alerta gente madrugadora y/o que quiere sacar fotones: esta entrada te interesa. Con la entrada Be the First podrás acceder a Casa Batlló antes de que abra sus puertas a los demás visitantes (Casa Batlló abre a las 9:00h y con esta entrada podrás acceder a las 08:30h o 08:45h) disfrutando de la casa con pocas personas (esta entrada tiene aforo limitado) y, además, con la luz de la mañana. Ya sabéis la importancia de la luz para Gaudí así que imaginaros poder disfrutar de los primeros rayos de sol en la azotea.
Gaudí Cube, una experiencia audiovisual 360º creada por el artista Refik Anadol, que nos ayudará a entender la mente de Gaudí desde su infancia. El Gaudí Cube está incluido en todas las entradas de Visita General: BLUE, SILVER Y GOLD.

Descuentos en las entradas de la Casa Batlló

  • Menores de 12 años: Entrada Gratuita
  • Menores entre 13 y 17 años, estudiantes y personas con diversidad funcional (entrada gratuita para acompañante de persona con diversidad funcional): 6€ de descuento
  • Mayores de 65 años: 3€ de descuento
  • Compra online de entradas: 4 € menos que en taquilla ya que en taquilla te cobrarán un extra de 4€ en concepto de «gestión». Te recomendamos comprar siempre tu entrada online en la web oficial.

Al final del proceso, cuando ya hayas elegido el día, la hora y el tipo de entrada que deseas (Blue, Silver, Gold, Noches Mágicas, Una Noche de Invierno o Be The First), podrás seleccionar tu descuento si aplica (Residente, Estudiante, Menores de 12 años, Mayores de 65 años, etc.):

Entrar en la Casa Batlló gratis

Lamentablemente, para personas mayores de 12 años, no es posible entrar en la Casa Batlló de forma gratuita siendo que lo único que podrás apreciar de forma gratuita es su fachada fascinante en Passeig de Gràcia, 43.

Eso sí, hay un truco para quienes quieran cotillear el patio modernista de la Casa Batlló desde otra perspectiva (a esta parte de Casa Batlló se accede apenas en el recorrido de la visita al interior): acceder a la terraza de la segunda planta de la enorme tienda de bricolaje y ferretería Servei Estació. A cambio, deberás comprar algún artículo que necesites de ferretería, papelería, bricolaje o impresión. Ojo, esto no te permite contemplar la joya que es el interior de la casa pero, al menos, podrás contemplar de forma (casi) gratuita algo más allá de la fachada.

Detalle del Patio Modernista de Casa Batlló

Eventos Especiales en la Casa Batlló: Sant Jordi y Navidad

Además, hay eventos especiales en fechas señaladas como en Sant Jordi, el patrón de Cataluña que se celebra cada 23 de Abril, o Navidades, así que si visitas la ciudad en estas fechas, sigue leyendo.

La Casa Batlló en Sant Jordi

Cada año, el día 23 de Abril es muy especial y se vive con mucho entusiasmo en Cataluña ya que el día de su patrón Sant Jordi coincide con el Día Mundial del Libro. Este día las calles se llenan de rosas (según cuenta la leyenda, Sant Jordi salvó a su princesa matando al dragón de cuya sangre brotó un rosal) y de libros (el 23 de abril es el Día Mundial del libro promovido por la Unesco). En Barcelona y, más específicamente, en la Casa Batlló no iba a ser menos. Si tu viaje a Barcelona coincide con Sant Jordi, acércate a Passeig de Gràcia 43 para contemplar la belleza de la Casa Batlló vestida de rosas. La fachada de Casa Batlló carga muchos elementos de la Leyenda de Sant Jordi como las tejas que nos remiten a las escamas de un dragón, los arcos catenarios a su vientre, las columnas a sus huesos y el vestíbulo a su cola. En este día, toda la fachada es un rosal, como si fuera una oda al amor y a la cultura de parte de Casa Batlló.

Detalle en la azotea de Casa Batlló

La Casa Batlló en Navidad

También en Navidades son días especiales y, por ese motivo, la Casa Batlló se viste de gala por Navidad y ofrece un espectáculo de iluminación especial y de música en su fachada durante 3 minutos, de acceso gratuito, a quienes quieran acercarse para verlo. Esto ocurre:

  • Del 17 de Noviembre al 7 de Enero, todos los días cada 30 minutos, de 18:30h a 21:30h
  • Del 12 al 18 de Febrero, de viernes a domingo cada 30 minutos, también entre 18:30h y 21:30h.

Es una experiencia gratuita y puedes ver el calendario de iluminación de cada año en este enlace.

Además, durante las mismas fechas (entre el 17/11 y el 18/02) la Casa Batlló también organiza una entrada muy especial, la entrada «Una Noche de Invierno«. También con la promoción de 2X1 para Residentes en España, la entrada de «Una Noche de Invierno» es una visita nocturna (primera entrada a las 18:30h y última a las 20:45h) muy especial porque cuenta la historia de la casa a através de la familia Batlló con voz y proyecciones que harán de la visita algo mágico. Para ayudar a contar esta historia, los tablets de realidad aumentada cuentan con nuevos contenidos, la sala inmersiva Gaudí Dôme se viste de la Barcelona de la época y la banda sonora fue compuesta exclusivamente para la experiencia. Así que ya sabes, si viajas a Barcelona por Navidad, no te la pierdas. Más info y compra de estradas para esta experiencia de invierno aquí.

Fotos de la fachada de Casa Batlló vestida de luces y color por Navidad y de rosales en Sant Jordi de la página web oficial de Casa Batlló

RandomTip: Compra siempre tus entradas online. Además de que garantizas que tienes entrada (no siempre es así si la quieres comprar allí mismo, sobre todo en temporada alta), te ahorras la cola y, más importante, ¡ahorras dinero! Si compras tus entradas en taquilla en Casa Batlló, tendrás un extra de 4€ en concepto de «gestión». Esto es válido para la Casa Batlló y para la mayoría de atracciones en Barcelona así que ya sabes, compra online y con la mayor antelación posible.

Horarios de visita a Casa Batlló

La Casa Batlló abre todos os días del año de 9:00h a 20:00h, siendo el último acceso a las 19:15h. La duración de la visita es de 1:15 h aproximadamente.

Cómo llegar a Casa Batlló

Barcelona es una ciudad en la que es muy fácil moverse por el centro caminando o en transporte público y estando la Casa Batlló en una de sus arterias principales, Passeig de Gràcia, es muy fácil llegar hasta ella.

  • Metro: La parada de metro que se encuentra justo en frente de Casa Batlló es Passeig de Gràcia y podrás llegar a a través de las líneas de metro L2, L3 y L4.
  • Autobús: Si prefieres llegar en autobús, también tienes varias opciones dependiendo de dónde vengas. Las líneas de autobús con parada en Passeig de Gràcia son las H10, V15, 7, 22 y 24.
  • Tren: Si prefieres viajar en tren (o la estación de tren es la que pilla más cerca del alojamiento) que sepas que la estación Passeig de Gràcia está conectada con el servicio de Rodalies (cercanías de Renfe) y se encuentra justo en frente a Casa Batlló. Si, por otra parte, viajas en FCG (Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya), lo ideal es que salgas en la estación Provença y caminar menos de 10 minutos (900 metros) hasta la Casa Batlló.
  • Barcelona Bus Turístico Hop on Hop Off: Si has comprado el Barcelona Bus Turístico Hop on Hop Off de Barcelona, que sepas que pasa por aquí tanto la línea roja como la línea azul y la parada en la que debes bajar es la de Casa Batlló – Fundació Antoni Tàpies. Compra aquí tus tickets para el bus turístico
Detalle de la fachada de la Casa Batlló

Cómo es la Visita a la Casa Batlló

Si compras tus entradas online (algo que te recomendamos ya que si las compras en taquilla tendrás que pagar 4€ más por entrada), las recibirás por email y podrás mostrarlas directamente desde tu móvil para entrar. Al comprar las entradas, tendrás que elegir fecha y hora, y es importante que estés allí a la hora elegida (hay 15 minutos de tolerancia), ya que de lo contrario no se garantiza el acceso. La visita dura más o menos 1h15, y acontinuación te la detallamos.

Ojo, a partir de este punto empieza la inmersión modernista por la Casa Batlló narrada por Randomtrip así que si no quieres spoilers del interior de la Casa y lo que verás en el recorrido, salta directamente para el punto Dónde Dormir o, por si te entra el hambre, Dónde Comer cerca de la casa Batlló donde te recomendamos algunos de los sitios cerca caminando que probamos por ahí y nos encantaron

El patio de luces de la Casa Batlló

Breve Historia de la Casa Batlló

Josep Batlló i Casanovas, un hombre de negocios propietario de varias fábricas de indianas (estampados sobre tela que inicialmente se importaban de la India, de ahí su nombre) y Amàlia Godó i Belaunzarán, de la familia de los condes de Godó (editores del diario La Vanguardia), compraron un edificio en 1903, en pleno nº43 de Passeig de Gràcia, para vivir. En estas fechas el Passeig de Gràcia ya era una de las avenidas más importantes de la ciudad donde la burguesía más adinerada quería construir sus casas y ostentar sus proyectos de los arquitectos más prestigiosos del momento.

Aunque la idea inicial de la pareja Batlló era destruir el edificio original, un edificio de estilo clásico de 1877, para construir otro más moderno (y así competir en la ya existente «Manzana de la Discordia» modernista), Antoni Gaudí, el arquitecto de moda elegido por la familia en 1904 para llevar a cabo el proyecto, les convenció de no hacerlo. A modo de curiosidad, contarte que el arquitecto que proyectó el edificio original, Emilio Sala Cortés, fue profesor de Gaudí en sus estudios de arquitectura.

Josep Batlló i Casanovas y Amàlia Godó i Belaunzarán, fotografías colgadas en su vivienda privada de la Casa Batlló a la que sólo podrás acceder con la entrada GOLD

La familia Batlló concordó con Gaudí y le dio total libertad para plasmar su creatividad en los proyectos para la Casa. El resultado: una reforma integral de un edificio de estilo clásico transformada en una obra de arte llena de fantasía con dos protagonistas: la luz y el color. La reforma empezó en 1904 y se concluyó en 1906, llena de imaginación y creatividad. La Casa Batlló, considerada una obra cumbre del modernismo, evoca la belleza de la naturaleza, sobre todo subacuática.

Detalles del patio de luces que nos trasladan a una inmersión modernista de Gaudí en el fondo del mar

La familia Batlló vivió en el piso principal de la Casa Batlló entre 1903 y 1954 (podrás acceder a su vivienda privada con la Entrada Gold) y alquiló los demás pisos, práctica habitual de la burguesía de la época. En 1934 falleció Josep Batlló y 6 años después Amàlia Godó.

Los cinco hijos de ambos gestionaron la casa, siendo que los estudios de animación Chamartín se instalan en la Casa Batlló en 1941, hasta 1954 cuando la compañía de seguros Iberia se instaló en ella. En los años 90 la Casa Batlló fue adquirida por sus actuales propietarios, la familia Bernat, la responsable de restaurar la fachada y el patio de luces en el 2000, siendo que en 2001 ya se estaba preparando para abrir al público (en este enlace encuentras una breve cronología). La Casa Batlló es, desde el 2005, Patrimonio Mundial de la Unesco.

La familia Batlló, fotografía expuesta en su vivienda privada de la Casa Batlló, recorrido incluido apenas con la entrada GOLD

Compra tus entradas a la Casa Batlló aquí y disfruta de un descuento de 2×1 para residentes en España

La Fachada de la Casa Batlló

La fachada de Casa Batlló no necesita presentación y probablemente sea el elemento más reconocible de esta joya arquitectónica a nivel mundial. El edificio no pasa desapercebido para quien pasea por una de las calles más famosas de Barcelona, el Passeig de Gràcia.

Es curioso saber que el arquitecto Antoni Gaudí dirigió la obra desde el exterior, sin planos, y con una maqueta de yeso modelada por él mismo. Nos contaron en la visita guiada que Gaudí, creando esta fachada, no fue sólo arquitecto, fue también pintor y escultor creando una explosión de colores a partir de cinco materiales distintos. Según nos contaron en la visita guiada y muy bien resumido, la fachada de la Casa Batlló es un «canto a la fantasía y a la imaginación, llena de mitos y leyendas y todo un universo acuático«.

El Vestíbulo de la Casa Batlló

Nada más entrar en la zona comunitaria de la planta baja de la Casa Batlló, el vestíbulo del edificio, ya nos sentimos bajando a las profundidades del océano porque nos transporta a una gruta submarina y ya aquí queda patente lo que estamos a punto de vivir: un mundo en el que la arquitectura se refleja en la naturaleza, sobre todo en una naturaleza subacuática.

Por cierto, a título de curiosidad, contarte que el ascensor que se encuentra en el vestíbulo es uno de los primeros ascensores de la época.

El vestíbulo de la Casa Batlló

El Recibidor de la Casa Batlló

En la visita guiada nos cuentan que la intención de Gaudí es trasladarnos a un mundo fantástico de Julio Verne y la verdad es que al entrar en la vivienda de los Batlló, la intención de Gaudí queda clara. Las claraboyas del recibidor nos trasladan a caparazones de tortugas (las tablet de realidad aumentada ayudan a acercarnos a esta naturaleza acuática) y su bella escalera de madera noble a la espina dorsal de algún animal acuático.

Aquí ya empezamos a entender por qué la luz y el color son los protagonistas de este mundo natural fantástico de la Casa Batlló: el color del recibidor va cambiando con la luz gracias al estuco de cal de gran calidad.

El Despacho de la Casa Batlló

Tras subir las escaleras y pasar el recibidor de la Casa, entramos en el despacho con una chimenea de cerámica refractaria y un dibujo en el estuco con pan de oro de 24 kilates.

El Salón de la Planta Noble de la Casa Batlló

En el salón principal, cuando puedas cerrar la boca porque impacta al entrar (al menos en Randomtrip nos impactó) entenderás por qué algunas personas le llaman la Capilla Sixtina del Modernismo (es cierto que el interior de la Sagrada Familia estaba lejos de entrar a competir en estas fechas). Este salón realmente reúne tres estancias que se convierten en una, separadas por puertas y ventanales que nos remiten, constantemente, a una inmersión sin botella por un mundo acuático de Gaudí.

La puerta principal de roble se adapta a las curvas del techo (o al revés) y la impresionante vidriera evoca formas de moluscos que nos lleva al fondo del mar. Las paredes reflejan también la naturaleza, evocando «la piel de un animal que cambia a la vez que avanzamos como si de una casa viva se tratara» tal como nos cuentan en la audioguía.

Desde el enorme ventanal, una obra de ingeniería cuyas ventanas abren con un sistema de pesos y contrapesos que permiten convertirlo en un balcón, obtenemos una vista privilegiada de Passeig de Gràcia que invita a quién pasa por la calle a colarse dentro: una casa en la manzana de la Discordia para ver y ser visto (pero sólo si la familia Batlló así lo deseaba). Era precisamente en frente de este ventanal que se encontraba la capilla de la Casa, tras una puerta de madera.

En Barcelona hay algo que no te puedes olvidar de hacer nunca, en el exterior (por la calle entre edificios increíbles) y en el interior: mirar hacia arriba. Y en este salón es imprescindible: el techo, en espiral, se revuelve sobre si mismo, como si de un remolino de mar se tratara, absorbiéndoos.

La lámpara es original, aunque costó encontrarla pues estuvo mucho tiempo escondida.

Elije tus entradas para la Casa Batlló en la web oficial

El Comedor de Casa Batlló

El comedor era, como el propio nombre indica, el sitio de reunión donde la familia Batlló compartía sus comidas en familia con sus cinco hijos. La lámpara del comedor tiene una forma en la que emula el efecto de una gota cayendo en el agua y a las columnas, aunque estén en un sitio complicado por obligación, Gaudí consiguió dotarlas de un diseño con personalidad.

El Patio Modernista de la Casa Batlló

El patio de la Casa fue concebido como un jardín donde la familia Batlló pudiera disfrutar del espacio exterior. Desde este patio modernista se pueden observar los edificios contiguos que conforman el conjunto de la «Manzana de la Discordia» del modernismo barcelonés.

La Manzana de la Discordia se refiere a la manzana situada en el Passeig de Gràcia donde se encuentran la Casa Lleó Morera (de Domènech i Montaner), en el número 35, la Casa Amatller (de Puig i Cadafalch) en el número 41, y la Casa Batlló (de Antoni Gaudí), en el número 43, plasmando tendencias arquitectónicas distintas en sus fachadas. ¿Por qué de la «discordia»? Por la rivalidad profesional entre esos arquitectos, Montaner, Puig i Cadafalch y Gaudí.

Fachada de la Casa Amatler a la izquierda (en el número 41 de Passeig de Gràcia) pegada a la Casa Batlló, a la derecha (en el número 43 de Passeig de Gràcia)

Es en el patio donde más aprendimos sobre un elemento fundamental en la obra de Gaudí, no sólo visible en este patio como en la fachada de la Casa Batlló, el famoso «trencadís«. Esta fórmula ornamental y una de sus contribuciones decorativas más características fue una de las técnicas preferidas del arquitecto.

El trencadís se genera a partir de fragmentos de cerámica y vidrio de desechos (trozos rotos procedentes de edificios demolidos, por ejemplo) creando cerámicas variopintas, en contraposición a los simétricos mosaicos, y denotando preocupación por el reaprovechamiento unido al valor estético. La belleza siempre unida a la funcionalidad, una de las máximas de Gaudí.

Este es el patio que podrás cotillear, desde lejos, accediendo a la terraza de la segunda planta de la tienda de bricolaje y ferretería Servei Estació. Recuerda que, a cambio, deberás comprar algún artículo de ferretería, papelería, bricolaje o impresión.

Arquitectura inteligente e innovaciones eficientes de Gaudí: El sistema de ventilación de la Casa Batlló

¿Sabías que Gaudí concibió un innovador sistema de ventilación y aireación que llevase a cada rincón de la casa el aire perfecto, con criterios de eficiencia energética?

Lo hizo a través de diferentes aberturas en las ventanas de la Casa, unos paneles que imitan las branquias de un pez, que se accionan manualmente y que permiten regular el aire con precisión sin necesidad de abrirlas completamente. El diseño de los patios centrales también influyó ya que es por ahí donde entra la mayor parte del aire así que los patios ayudan a conservar el calor en invierno y a ventilar en verano.

Los patios no han sido sólo centrales en la ventilación sino también en las dos protagonistas de la Casa Batlló: la luz y el color. De esto te contamos más en el siguiente punto, el Patio de Luces de la Casa Batlló.

El Patio de Luces de la Casa Batlló

Y llegamos al patio de luces o, como nos explicaron en Casa Batlló, «los pulmones de la casa», ya que son los dos patios centrales los que permiten que tanto el aire como la luz que entran por la claraboya principal, circulen.

Gaudí dispuso dos patios en vez de uno, algo inusual en la época, conjugando, como siempre, arte y función (algo primordial para el arquitecto) para que la luz pudiera entrar en todos los rincones de la Casa Batlló.

Cuando empezamos a subir por el patio de luces es como si nadásemos en un mar invertido, donde la mayor profundidad se encuentra arriba y la superficie, abajo. Para darnos esta sensación, el arquitecto usó varias técnicas como revestir el patio de azulejos cuya tonalidad va cambiando según subimos, más intensos arriba y más claros abajo, para dar la sensación de la profundidad del mar y, además, conseguir una distribución más uniforme de la luz. Otra técnica fue el tamaño de las ventanas del patio: las superiores, donde los azulejos son de color azul más intenso, son ventanas más pequeñas que las ventanas inferiores, donde puede entrar más luz, normalizando así la cantidad de luz en todas las plantas.

Otros elementos empleados por Gaudí para hacernos sentir en un auténtico chapuzón modernista son los ventanales con vidrio catedral que simulan la sensación de estar bajo el agua e incluso los balcones con reja metálica recordando una red de pescar.

Para crear todos estos elementos, Gaudí se rodeó de los mejores profesionales de la época, desde ceramistas y herreros a ebanistas. Por ejemplo, las puertas (que parecen esculpidas por el mar) no tienen números, sino letras diseñadas por el mismo Gaudí y las manillas fueron hechas por las manos del propio arquitecto.

En la parte central del patio de luces, Gaudí instaló el ascensor, cuya cabina original de madera continúa en funcionamiento y es el que se utiliza cuando algunas personas con diversidad funcional que visitan la Casa no pueden subir por las escaleras.

El Desván de la Casa Batlló

El desván de la Casa estaba dedicado a las labores domésticas con cuartos contiguos para lavar la ropa y planchar así que no estaba destinado a la burguesa familia Batlló, sino a la clase trabajadora contratada para hacerlo. Nos contaron en Casa Batlló que precisamente por saber esto, Gaudí quería priorizar una arquitectura blanca, contratastando con el color del resto de la casa, para que entrara mucha luz y para que circulara bastante el aire en los días de quienes trabajaban por aquí. En una nota personal Randomtripper, nos gustaría pensar que la familia Batlló haya priorizado las condiciones de trabajo y salariales de la clase obrera de la Casa Batlló tanto como Gaudí pensó en la iluminación y ventilación de su espacio de trabajo pero, lamentablemente, sabemos que las dinámicas de clase entre trabajadores y patronal no han cambiado tanto como se esperaría desde inicios de siglo XX.

El arco catenario es una estructura fundamental y una de las innovaciones arquitectónicas más destacables de la obra de Antoni Gaudi, que podemos ver en esta parte, y la sucesión de los arcos en el pasillo hace que la estancia se asemeje al costillar de una ballena. En los laterales, las paredes se abren como branquias de un pez, dejando circular la luz y el aire.

Si haces también la visita a La Pedrera, en su desván podrás observar más arcos catenarios, además de una explicación detallada tanto textual como visual de su origen y de cómo los utilizaba Gaudí, colgando unas cuerdas de una base circular boca abajo, con pesos, y visualizando los arcos al contrario con un espejo.

Explicación del Arco Catenario de Gaudí según la página web de la Sagrada Família: «Si aguantamos una cadena por las dos puntas se forma una curva. Si en vez de mirar hacia abajo miramos hacia arriba este sería un arco catenario. Antoni Gaudí calculó como debían ser muchos de sus emblemáticos edificios con el arco catenario que permite aguantar mucho más peso que el resto de arcos. Para ver cómo quedaría, colgaba hilos del techo y ponía sacos con arena como contrapesos que simulaban el peso de la catedral. Los hilos se arquean formando curvas en forma de catenaria. Con un espejo debajo invertía la imagen y aparecían cómo debían ser los arcos de catenaria para soportar el peso que él había supuesto con los sacos de arena.»

La Azotea de la Casa Batlló

La verdad es que tanto por el cuidado de la iluminación y la ventilación de Gaudí como por la organización impecable de la visita, no sentimos agobio en ningún momento paseando por el interior de la Casa Batlló; pero finalmente llegó la hora de conocer la azotea de la Casa Batlló y disfrutar del aire libre y de sus vistas. Gaudí proyectó la azotea para que desde ella se pudiera contemplar perfectamente la ciudad, el mar y otras obras suyas como Casa Milà/La Pedrera o la mismísima Sagrada Familia pero la ciudad ha ido creciendo y las vistas cambiando con el tiempo.

La azotea es un espacio abierto con 27 chimeneas de cerámica y vidrio, recubiertas con el famoso trencadís, que Gaudí decidió agrupar en vez de separar, uniendo, una vez más, la belleza a la funcionalidad. Los grupos de chimeneas nos recuerdan a grupos de caballeros preparados para defender la Casa en cualquier circunstancia.

En la azotea podemos observar otra de las innovaciones de Gaudí en su arquitectura inteligente. En este caso, los tragaluces, con sus desagues, aislan el edificio de acumulación de agua y humedad, inspirado en el diseño indistrial de la época y muy innovador para un edificio de vecinos.

Pero el elemento que más salta a la vista y no pasa desapercibido en la azotea es el tejado o, mejor dicho, el lomo del dragón. Al observarlo bien vemos que Gaudí dispuso las peizas que recubren el tejado emulando la piel de un reptil, tan realista que incluso la tonalidad va cambiando, dotandolo de movimiento.

En Casa Batlló nada está dejado al azar y hay varios elementos relacionados con la Leyenda de Sant Jordi, la más importante de la cultura catalana, como este tejado que nos remite a un dragón. También la cruz de cuatro brazos simula la empuñadura de la espada que Sant Jordi clavó en el dragón, liberando al pueblo barcelonés de su furia.

La religiosidad católica de Gaudí (además de su famoso trencadís) queda bien patente en la cruz que corona la fachada con letras referidas a Jesús, María y José.

Más desván y Photo Op

Después de contemplar el lomo del dragón en la azotea, nos adentramos en su vientre que realmente es otra parte del desván que contemplamos justo antes de conocer la azotea.

Este desván se sostiene gracias a los arcos catenarios, una de las mayores innovaciones de Gaudí, minimizando costes y expandiendo el espacio (se evita usar muros de carga y contrafuertes). Nos traslada a la caja torácica de un gran animal, como si un esqueleto estuviera aguantando la azotea. En toda la visita Gaudí nos recuerda que hay que respirar, que estamos bajo el agua, que disfrutemos y contemplemos los detalles de este mundo natural subacuático.

Pero de repente nos damos cuenta de que estamos en una visita guiada a uno de los monumentos más importantes del país porque es aquí donde hay la oportunidad de hacer la típica foto de pago para turistas. No sabemos más detalles, huímos por el vientre del dragón y nos escapamos de esa cola «realista».

Final de la visita

Mientras bajamos por una escalera todo lo que hemos subido poco a poco mientras aprendíamos sobre el universo de Gaudí (de verdad que no parecía tanto durante el recorrido), la Casa Batlló nos invita a reflexionar sobre lo vivido y aprendido. La escalera fue convertida en arte con cortinas de cadenas por el arquitecto japonés Kengo Kuma.

Finalmente la visita acaba con el Gaudí Cube, una experiencia audiovisual 360º creada por el artista Refik Anadol, que nos ayudará entrar en la mente del arquitecto Antoni Gaudí.

Reserva tus para la Casa Batlló en la web oficial y disfruta. detu descuento de 2×1 si eres residente en España (entrada gratuita para menores de 12 años)

A pesar de haberte contado esta inmersión fascinante con todo lujo de detalles por una de las obras de arte de Gaudí, te recomendamos mucho que lo vivas personalmente ya que, de verdad, las fotografías y lo que te contamos no le hacen justicia a esta Casa acuática viva.

Nuestra experiencia en Casa Batlló y una pregunta difícil: ¿Casa Batlló o Casa Milà/La Pedrera?

Si dispones de poco tiempo y/o de poco presupuesto, probablemente no puedas visitar todas las obras de Gaudí que quisieras en Barcelona así que quizás te estés preguntando: ¿Es mejor visitar la Casa Batlló o la Casa Milà/La Pedrera?

En Randomtrip nos vamos a mojar. Si tuviéramos que elegir entre visitar la Casa Batlló o La Casa Milà/La Pedrera, elegiríamos la Casa Batlló. Si bien la visita a la Pedrera nos gustó mucho y nos hizo mucha ilusión, por fin, pisar su famosa azotea, la visita a la casa Batlló nos pareció mucho más completa y mejor organizada. Es cierto que optar por la entrada Gold en la Casa Batlló fue todo un acierto porque, además de la audioguía contamos con una tablet de realidad aumentada que nos transportaba a la vida de la familia Batlló de entonces y, a la vez, nos ayudaba a sumergirnos en el universo de Gaudí. Pero es que incluso con la opción Blue, la más básica, la información facilitada es tan completa que cada visitante sale de esta joya modernista entendiendo bastante mejor a las elecciones de Gaudí.

Casa Batlló (izquierda) o Casa Milà/La Pedrera (derecha). Si hay que elegir, en Randomtrip lo tenemos claro

A nivel de logística y organización, en la Casa Batlló no sentimos las aglomeraciones de personas en cada estancia y en los pasillos que sentimos en la Pedrera. Quizás haya sido suerte, a una fuimos por la tarde (a Casa Batlló) y a la otra a la hora de comer (Casa Milà/La Pedrera) precisamente para evitar muchas aglomeraciones pero fue precisamente en la Pedrera donde más concentración de personas encontramos.

Y a un nivel altamente subjetivo y personal, arquitectónicamente hablando, la Casa Batlló nos sorprendió e impactó incluso más que la La Pedrera, aunque reconocemos que igual el hecho de que seamos amantes del mar pueda haber influido…

Así que, en nuestra opinión, si tienes que elegir, la entrada a la Casa Batlló nos parece que tiene mejor relación calidad precio. Si no tienes que elegir, ni lo dudes, vete a las dos. En Randomtrip fue lo que hicimos y cero arrepentimientos.

Azotea de La Pedrera. Reserva aquí tu entrada para La Pedrera

Reserva aquí tu entrada para la Casa Batlló y aquí tu entrada para Casa Milà/La Pedrera

Por cierto, nos quedamos con las ganas de entrar en la Casa Vicens, la primera casa de Gaudí en Barcelona. Nos acercamos cuando estábamos paseando por el barrio de Gràcia y sólo la fachada ya nos pareció sorprendente, así que no podemos imaginarnos su impresionante interior. Apuntado queda para nuestro próximo viaje a Barcelona.

Detalle de la Casa Vicens, en Barcelona. Compra tu entrada para Casa Vicens aquí.

Dónde dormir cerca de Casa Batlló en Barcelona

Si quieres quedarte cerca de Casa Batlló, todas estas opciones quedan a pocos minutos caminando (y las hay para todos los bolsillos), en el Passeig de Gràcia o a pocos pasos. Además en este barrio, Dreta de L’Eixample, tendrás varias atracciones más que ver así que quedarte un par de noches por aquí no está nada mal pensado:

  • Safestay Barcelona Passeig de Gràcia (desde 50€/noche, dependiendo de la temporada): si viajas a Barcelona con un presupuesto más ajustado pero quieres quedarte alguna noche cerca de la famosa «Manzana de la Discordia» (Casa Batlló incluida), esta es tu opción. En este hostal tienes desde habitaciones dobles, triples o cuádruples a camas en dormitorios compartidos para que elijas la que mejor se ajusta a tus necesidades. Además, podrás relajarte en su rooftop (azotea) increíble
  • One Shot Aragó 257 (desde 93€/noche): a 1 minuto a pie de la Casa Batlló, este hotel de 3 estrellas cuenta con varios tipos de habitaciones
  • Bcn Paseo De Gracia Rocamora Apartment (desde 170€, dependiendo del tamaño del apartamento y la temporada): Si viajas a Barcelona en grupo o si sois una familia con peques, quizás esta opción os cuadre. Aquí encontrarás apartamentos de 1, 2 o 3 habitaciones, algunos con terraza, en pleno Passeig de Gràcia
  • Hotel Margot House (desde 245€/noche): más cerca imposible ya que desde este exquisito hotel de 4 estrellas podrás incluso contemplar la fachada de Casa Batlló desde la habitación (no todas tienen esta vista pero algunas sí). Se encuentra en pleno paseo de Gracia y es increíble, desde la comodidad de las habitaciones al desayuno buffet.
  • Bcn Luxury Apartments (desde 521€/noche para 10 personas). Probablemente la mejor opción si viajáis a Barcelona en un grupo grande de 10 personas es poder disfrutar de este apartamento con 5 dormitorios y, lo mejor, esa piscina en la azotea
Si sois un grupo grande el Bcn Luxury Apartments sale a 52€/persona entre 10. Eso sí, cuidado que los precios dependen de la temporada. Foto de Booking

Si ninguno de estos te convence, en este enlace encuentras un listado de varios alojamientos de todo tipo (y de todos los precios) cerca de la Casa Batlló en Barcelona

Dónde comer cerca de Casa Batlló en Barcelona

En este caso te recomendaríamos hacer lo que hicimos: cruzar el Passeig de Gràcia de la Dreta de l’Eixample para el barrio de Gràcia para encontrar más opciones que se ajustaran a nuestro presupuesto (y que huyeran de las cadenas multinacionales). Más específicamente en esta zona te recomendamos:

  • La Pepita (a 13 minutos caminando de Casa Batlló): una de las mayores sorpresas gastronómicas que nos llevamos en nuestro último viaje a Barcelona. Nos lo recomendó nuestro amigo Marcelo (de quién hay que fiarse para tips gastronómicos) y, aunque la tapa de anchoas con dulce de leche se llevó la palma por la originalidad, lo cierto es que nos da la sensación de que cualquier cosa que hubiéramos pedido en la carta estaría rico. Eso sí, su fama se propagó rápidamente y si no reservas con antelación, lo más probable es que tengas que hacer una cola larga para probarlo. Quizás por eso hayan abierto al ladito, un par de número más adelante en la misma calle, la Mini Pepita, con la misma carta pero más pequeño.
  • Can Punyetes (a 15 minutos caminando de Casa Batlló): No es un lugar único ya que realmente hay tres en Barcelona (y dos en Madrid) pero es altamente recomendable. Este se encuentra en pleno barrio de Gràcia y es ideal para probar platos de cocina catalana como los famosos calçots (si es temporada), la butifarra y, claro, unas buenas torrades amb tomáquet con distintas guarniciones como escalivada, trucha o longaniza
  • La Pubilla (a 18 minutos caminando de Casa Batlló): También un restaurante de cocina catalana, con menus diarios si vas a mediodía y platos deliciosos.
Si puedes, reserva La Pepita para antes o después de tu visita a la Casa Batlló y no te arrepentirás

¿A que esperas para conocer esta obra maestra de Gaudí y reservar tu inmersión modernista? ¡Reserva ya tus entradas aquí!

Casa Batlló, de las visitas que más nos gustaron y donde más aprendimos en Barcelona

Todas las fotos y contenidos son autoría de Randomtrip (excepto las que expresen claramente su fuente) y tienen todos los derechos reservados.

Disclaimer: esta guía contiene links de afiliación, al utilizarlos en Randomtrip recibimos una pequeña comisión. A ti no te cuesta nada e incluso algunas veces te llevas un descuento y nos ayuda y motiva a seguir creando guías tan completas como esta.

¿Te ha gustado nuestra guía? Ahorra y apóyanos

Si nuestra guía te ha ayudado y te ha parecido útil, puedes apoyarnos y ahorrar en tus reservas utilizando los siguientes enlaces:

Además, si quieres ayudarnos a seguir creando guías de viaje completas y gratuitas, hay otra forma en las que puedes apoyar a nuestro proyecto: puedes hacer un donativo (con Paypal o con tarjeta) e invitarnos a un desayuno (5€), una comida en un puesto callejero (10€) o una cena en el destino que estemos explorando (20€) para después recomendar dónde comer en la guia del destino. También puedes hacer un donativo de la cantidad que desees aquí. Más info aquí

¡Muchísimas gracias por tu apoyo, Randomtripper! ¡Nos vemos por el Mundo!

5/5 - (10 votos)

Deja un comentario

Deja un comentario