La historia de Timor Oriental a través del Museo de la Resistencia Timorense

Para comprender Timor Oriental es imprescindible conocer su historia y por este motivo, el Museo y Archivo de la Resistencia Timorense, en Dili, es de visita obligada (entrada: 1 USD; de martes a sábados de 9h a 16h30).

Historia de Timor Oriental a través del Museo de la Resistencia Timorense

Edificio del Museo y Archivo de la Resistencia Timorense, en Dili

Dentro de unas modernas instalaciones (existe desde el 2005), los 24 años de resistencia del Pueblo de Timor Oriental y de las FALINTIL (el ala militar del FRETILIN: Frente Revolucionária de Timor-Leste Independente) cobran vida y reclaman la memoria histórica a través de fotografías, muestra de armas, las escasas herramientas de comunicación que disponían entonces y unxs guías que te cuentan la historia en primera persona, porque la han vivido en sus carnes.

La llegada

Nada más entrar en el museo, un “Resistir é Vencer!” (¡Resistir es Vencer!), en letras bien grandes, te provoca un escalofrío anticipado de lo que estás a punto de vivir. Echamos una mirada rápida alrededor y vemos una hoja cuadriculada grande, amarillenta, con el tinte borroso por los años, enmarcada: es un levantamiento de nombres, direcciones, fechas de nacimiento y locales de fusilamiento. La hoja tiene espacios en blanco, no en el último campo pero si en los primeros. Respiramos hondo, esto acaba de empezar.

En esto se presenta el que será nuestro guía, Carlos, con el que después de una horilla y pico de museo entablaríamos más confianza y nos acabaría por confesar estar encantado con su trabajo (también trabaja como documentalista) y por conocer a dos jóvenes explorando su tierra sin tener que ser por trabajo (como casi todxs lxs que están por allí) y además curiosxs y preguntonxs como nosotrxs.  Nos contó que ha sobrevivido difícilmente en las “foho” (las montañas sagradas donde el pueblo se refugió) durante la ocupación, aunque su padre, hermano y hermana no tuvieron la misma suerte. Fueron años muy duros, con poca comida y pocos medios para defenderse de los ataques por tierra, mar y por aire de las fuerzas armadas indonesias. Sí, por aire también, es lo que tiene tener el apoyo estadounidense… Recordemos que en 1975, los EUA acababan de salir de la derrota en Vietnam y esto hizo que apostaran por una relación privilegiada con Indonesia, el estado más importante no-comunista del Sudeste Asiático.

Carlos, nuestro guía durante la visita al Museo y Archivo de la Resistencia Timorense

Nuestro encantador guía durante la visita al Museo y Archivo de la Resistencia Timorense

El recorrido

El museo contempla un recorrido cronológico que empieza con una breve introducción que pasa por los antiguos reinos de Timor antes de la llegada de lxs portugueses (cerca de 60 reinos feudales bajo la influencia de 2 grandes liurais); continúa con la época como colonia portuguesa hace 500 años (destacando la importancia del sándalo timorense para lxs colonxs); y termina con la búsqueda de proclamación de independencia con la Revolución de los Claveles el 25 de Abril de 1974 en Portugal.

Con la Revolución de los Claveles y la esperanza anticolonialista, prolifera la creación de partidos en estas fechas, siendo los tres más destacados: la UDT, defensora de una autonomía progresiva a la sombra de Portugal; la ASDT, más tarde FRETILIN, que pretendía reunir todas las fuerzas nacionalistas y anti-colonialistas para la liberación del pueblo; y la APODETI, defensora de la integración con autonomía en Indonesia. Se organizaron varios comicios y después de unas elecciones FRETILIN se declara ganadora (seguida de UDT) y proclama Timor independiente como república democrática anticolonialista y antimperialista el 28 de Noviembre de 1975.

Sin embargo, esta frágil independencia dura pocos días ya que el 7 de Diciembre del mismo año millares de militares indonesios invaden el país. “Curiosamente” (que de curioso no tiene nada) el entonces presidente de los EUA – Gerald Forld – visita Indonesia dos días antes de la invasión. Se sabe a día de hoy que el motivo de la visita fue la estrategia de la invasión: una invasión que para EUA debería ocurrir cuanto antes ya que según ellos los que buscaban la independencia en Timor estaban influenciados por el comunismo (Y ahora sólo me viene a la cabeza el “Charlie Don´t Surf” de Apocalypse Now)…

Aquí empieza la fuga para las montañas (las “foho”) donde el pueblo y las Falintil se organizaron años para resistir a la ocupación y a las “operaciones de limpieza” (Pembersihan) indonesias. Según los números oficiales indonesios (claro, timorenses no hay) sólo en los primeros 4 años de ocupación (del ’74 al ’78) Timor Oriental perdió ¡más del 23% de la población!

En 1979, un pequeño grupo de supervivientes dirigido por Xanana Gusmão (habían sobrevivido apenas 3 de los 50 miembros del Comité Central de FRETILIN) desencadena un proceso de reorganización de lucha creando bases para las redes clandestinas.

La organización de la vida del pueblo en las montañas fue primordial en la resistencia a los invasores. Se destaca el importante rol de la Organización Popular de las Mujeres de Timor (OPMT) y la Organización Popular de la Juventud de Timor (OPJT) que aseguraron el trabajo colectivo en las huertas y arrozales, capaces de satisfacer las necesidades básicas del pueblo.

Una de las muchas fotografías disponibles en el Museo. Aquí, dos resistentes en el refugio de las montañas.

Una de las muchas fotografías disponibles en el Museo. Aquí, dos resistentes en el refugio de las montañas.

Pero ’78 y ’79 fueron años trágicos: empezó la rendición de poblaciones refugiadas en las montañas, pueblos enteros fusilados, y otros tantos muertos por la miseria y el hambre. Timor estaba herméticamente cerrado a un mundo en el que muy pocos sabían lo que estaba ocurriendo.

Aquí la frente externa, es decir, la componente diplomática de la Resistencia Timorense jugó un papel primordial: denunció el genocidio y la violación de derechos humanos en Timor-Leste en las instancias internacionales como la ONU y en países de lengua oficial portuguesa. Se destaca la labor de José Ramos-Horta que años más tarde, en 1996, compartió el Premio Nobel de la Paz con Carlos Felipe Ximenes Belo.

Es solo después de la Masacre de Santa Cruz en 1991 que la comunidad internacional despierta y surgen multitud de manifestaciones de solidaridad con el pueblo de Timor Oriental y la liberación de los presos políticos (entre ellos Xanana Gusmão, capturado un año después de la masacre) a nivel mundial.

En 1999 ¡por fin! se realiza una consulta popular supervisada por la ONU sobre la aceptación o rechazo a una  autonomía especial para Timor Oriental integrada en el Estado Unitario de la República de Indonesia. El 78,5% rechazó esta propuesta. Si os parece poco como a nosotrxs porque esperabais un 98%, nos enteramos por fuentes externas y ajenas al museo que hay rumoreo de que los números pueden no ser exactamente estos. De cara a la paz frágil que se vivía entonces no se buscaba que Indonesia quedara tan mal parada en los papeles oficiales… Pero eh: rumoreo, no haya nada escrito oficialmente.

Finalmente, el 20 de Mayo del 2002 Timor Oriental se declara república independiente.

Dentro del recorrido en el museo, aparte de lxs maravillosxs guías que te transportan a las montañas, hay un par de “piezas interactivas” muy curradas y muy interesantes. ¡No, no os lo vamos a señalar aquí porque somos anti-spoilers y queremos de verdad que lo visitéis!

Curiosidades y despedida

Nos llama la atención que en todo el recorrido del museo el idioma que prevalece sea el portugués, con traducción en letra más pequeña al tetun y al inglés. Dado que el portugués fue prohibido durante la ocupación indonesia, toda la población habla tetun y apenas lxs más mayores dominan el idioma (y lxs más jóvenes que están aprendiéndolo) tendría sentido que la letra gorda estuviera en tetun, para que toda la población se entere bien. Pensamos que quizás lo hayan hecho como reivindicación a la antigua prohibición indonesia del idioma. Pero en el medio de estas suposiciones, añade Carlos que la Fundação Mário Soares (fundación portuguesa conectada al ex-presidente de la República) fue la principal promotora en la recogida y preparación de documentos y movilizó varios fondos para la existencia del museo. Entendido. Es por eso. Esperamos pues que este hecho no nuble el análisis del rol de Portugal como colonizador primero, y testigo del genocidio después en los mensajes expuestos para las generaciones venideras.


Termino este post con el Manifiesto Maubere (término con el que es conocida colectivamente la población de Timor Oriental, originalmente despectivo pero que se volvió digno por los grupos de resistencia):

A cultura é a memória
De um povo que não morre!
A acção é a história
de um povo que não morre!
Ouviram?
Ouviram bem?
A vida é a liberdade
de um povo que não morre!
A independência é a vontade
de um povo que não morre!
Ouviram?
Ouviram bem?
A justiça é a oferta
De um povo que não morre!
A luta é a descoberta
de um povo que não morre!
Ouviram?
Ouviram bem?

 

Fernando Sylvan, 1982

Si queréis indagar más sobre este interesante y completo museo aquí está la web que podéis visitar.

Aparte de esta exposición permanente, cuando fuimos estaba también la exposición temporal sobre el viaje, o mejor dicho, la primera conexión terrestre Lisboa – Dili, que hizo el portugués Rui Sá Pinto Correia con su moto “Kuda” (cavallo en tetun) en el 2015. Podéis conocer más sobre esta aventura en la página web del proyecto.

Vas a viajar a Timor Oriental y tienes dudas? Consulta nuestros artículos sobre este maravilloso país en este blog y únete al grupo de Mochilerxs en Timor Oriental en Facebook

La historia de Timor Oriental a través del Museo de la Resistencia Timorense
5 (100%) 12 votes

2 pensamientos sobre “La historia de Timor Oriental a través del Museo de la Resistencia Timorense

  1. António Castro

    Foi comovente como, em Portugal, todos nos levantámos, portugueses e refugiados timorenses, num grito de dor imenso, tão grande que se ouviu longe.
    Eu e os ouvintes do Programa de Rádio Samarcanda orgulhamo-nos de ter contribuído com o nosso grão de areia para que Timor não fosse esquecido e os massacres não passassem ao lado da História. Seja ela o que for daqui para a frente.

    1. Inês Nunes Autor

      Muitos grãos de areia fazem uma praia! E uma praia já não passa desapercebida… Obrigada Antonio! Vamos continuar a visibilizar Timor Lorosa’e para que o daqui para a frente seja melhor cada dia!

Deja un comentario