Qué ver y qué hacer en la Isla de Jeju: Los tesoros que esconde esta maravilla natural del mundo

Qué ver y qué hacer en la Isla de Jeju: Los tesoros que esconde esta maravilla natural del mundo
5 (100%) 8 votes

La isla de Jeju es, nada más y nada menos, una de las nuevas siete maravillas naturales del Mundo. Además es la única con triple corona de la UNESCO: Patrimonio Natural de la Humanidad, Geoparque Global y Reserva de la Biosfera.

Sin embargo, no fue este galardón lo que nos llevó hasta ella en nuestra ruta por el país surcoreano, no el principal motivo en todo caso. Lo que nos atrajo a esta bella isla surcoreana fueron las abuelas buceadoras de sus mares, las haenyeo, cuya cultura es tan valiosa que es, desde el 2016, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

En este post te contamos los principales tesoros que esconde esta isla que descubrimos durante 5 días completos, que hicieron que se ganara semejantes títulos y que se convirtiera en uno de los lugares más espectaculares que conocimos durante este año asiático.

 

La cultura de las Haenyeo

Un post sobre Jeju tiene que empezar con ellas, las haenyeo. Al final, conocerlas fue el principal motivo que nos llevó a visitar su casa, la isla, y el mar que la rodea, donde bucean desde hace muuuchos años.

Las haenyeo (“mujeres del mar” en coreano) son estas valientes buceadoras que bajan hasta 10 metros en el mar a pulmón, sin ningún aparato respiratorio (conocido como apnea o freediving), permaneciendo bajo el agua hasta 3 minutos (dependiendo de la experiencia que tengan) para recoger el marisco y pescado, las cosechas marinas que les dan sustento. Actualmente la mayoría de las haenyeo tienen más de 50 años, siendo las octogenarias las más expertas.

Fueron las primeras mujeres con trabajo reconocido socialmente en el país, la base de la economía de la isla (sus cosechas marinas en la década de los 60 representaban el 60% de los ingresos pesqueros de la isla) y la base de sostenibilidad de la vida, estableciéndose en comunidades semi-matriarcales.

Su cultura se palpa a lo largo y ancho de la isla, ya sean en estatuas de piedra homenajeándolas por todas partes, murales con pinturas de las haenyeo, descubriendo un bulteok tradicional (el espacio resguardado con una hoguera donde se preparan para ir a bucear y donde se juntan al finalizar la jornada) o, viéndolas en directo, buceando y escuchando su sumbisori (una especie de silbido que hacen al salir a superficie después de la inmersión que es la combinación de la inhalación de oxigeno y liberación de dióxido de carbono).

Nos empapamos bien de su cultura en el Haenyeo Museum, un completísimo y moderno museo de visita obligada, con dos plantas llenas de fotografías y piezas interactivas, y unas increíbles vistas al bello mar azul donde bucean las haenyeo.

Entrada: 1100 won (0,85€). Abierto todos los días (excepto el primer lunes de cada mes) de 9h a 18h.

Al salir de Museo, caminamos por la costa y vemos varios puntos naranjas en el mar. Nos acercamos y eran ellas. El  sumbisori nos lo confirmaba. Fue una experiencia muy emocionante verlas bucear recolectando el marisco.

El sueño de Inês de hablar con ellas (la parte de verlas en directo buceando, ya cumplido) se cumpliría unos días más tarde (el día de su cumple de hecho ;) ), en la vecina isla de U-do. Os lo contamos más adelante en el post.

Si quieres saber más sobre estas increíbles mujeres del mar, Inês les dedicó un artículo en la sección de viajes de Diario Público que puedes leer aquí.

El Parque Nacional Hallasan 

Si quieres tener las mejores vistas de toda la isla, tienes que subir al Monte Hallasan, en el parque nacional homónimo que se encuentra en el centro de la isla de Jeju. Hallasan es el nombre del volcán que da el nombre al monte, aunque también se le suele llamar Yeongjusan, que significa en coreano “suficientemente alto para tragar la galaxia”.

El parque nacional, de 153 kilómetros cuadrados, es famoso por su ecosistema: 1.800 especies de plantas y 4.000 especies de animales (3.300 son especies de insectos) coexisten por aquí.

Es la montaña más alta de Corea del Sur y se puede subir a través de distintas rutas de senderismo, dos de las cuales, las más largas, culminan en un impresionante lago volcánico.

Las rutas están muy bien desarrolladas así que es posible alcanzar la cumbre del Monte y regresar en un sólo día.

Aquí te dejamos el mapa con las distintas rutas:

rutas de senderismo en parque nacional de hallasan (jeju)

Rutas por el Parque Nacional de Hallasan

Nosotrxs queríamos todavía hacer más cosas en ese día, así que hicimos el Yeongsil trail, que lo puedes hacer en una mañana. La subida es durilla pero las vistas merecen totalmente la pena, así que no os lo perdáis. La atracción principal de esta ruta es un conjunto de rocas llamadas yeongsilgiam sobre las que hay diversas leyendas y que podéis ver en esta foto:

La leyenda que tenían en los carteles del propio parque es la siguiente (traducimos directamente del inglés mal traducido de un cartel que vimos en el parque :P):

La leyenda dice que una madre se murió tras caerse y ahogarse dentro de una enorme olla de sopa que estaba cocinando para sus 500 hijos. Estos, se comieron la sopa, ya que no se dieron cuenta de que su madre se había caído dentro. Cuando el hijo más joven regresó a casa y se enteró de lo que había sucedido, les dijo que no podía vivir con ellos nunca más, y se fue a Chagwi Island, donde se transformó en una roca. El resto de hermanos se fueron al monte Hallasan, donde también se transformaron en rocas. Es por esto que las rocas de Yeongsil son llamadas los 500 generales

 

 

 

El acantilado volcánico de Jusangjeolli

Este espectacular conjunto de columnas basálticas es conocido como la versión coreana de la famosa Calzada de los Gigantes irlandesa.

El acantilado de 20 metros se formó cuando la lava llegó al mar. ¿Impresionante, verdad? Cuando la marea está alta, el romper de las olas sobre el acantilado nos puso los pelos de punta ante semejante espectáculo de la Naturaleza.

Al avanzar después de contemplar la magnificencia del acantilado, nos encontramos con un bosque de pinos, ideal para sentarse a tomar algo o disfrutar de unas famosas mandarinas de la isla de Jeju que venden a la entrada.

La entrada cuesta 2000 won (1,50€). Está abierto todos los días.

El templo Sanbangsan 

A lo largo de nuestro año viajando por Asia visitamos varios templos. Pero templos con vistas al mar y disfrutando de la tranquilidad que emanan porque no hay nadie más, como el templo de Sanbangsan, pocos.

Este impresionante templo budista se encuentra en la montaña homónima, la montaña de Sanbangsan.

 Al salir del templo, nada mejor que disfrutar del helado más cuqui que comerás en tu vida en Chichi Pong Ice Cream. Más fácil con la ubicación de Google Maps

 

Los Atadeceres Mágicos

La isla de Jeju es conocida por sus atardeceres mágicos. ¿Y a quién no le gusta acabar un día increíble viendo el sol despedirse en el mar? Te recomendamos tres puntos de la isla desde donde contemplarlos, con las respectivas ubicaciones en Google Maps:

Desde la playa Hyeopjae, aquí. Si vas en verano, date un bañito en la playa antes. ;)

Desde un templo en un mirador en lo alto aquí donde el atardecer nos vino que ni pintado (nunca mejor dicho, la fotografía parece un cuadro). Muy cerca de aquí, te recomendamos tomar algo en el Café Saudade, a Inês le hizo mucha ilusión encontrarse un café con temática lisboeta en el otro lado del Mundo.

Desde un pueblo de la costa con varias esculturas, envuelto en la mística de las haenyeo, donde nos encontramos varios bulteok.

 

Las cascadas Cheonjeyeon y Jeongbang

Cascadas Cheonjeyeon en la isla de Jeju. Fuente: Organización de Turismo de Corea - VisitKorea

Cascadas Cheonjeyeon en la isla de Jeju. Fuente: Organización de Turismo de Corea – VisitKorea

Cerca de la ciudad de Seogwipo puedes disfrutar de dos cascadas espectaculares: la Cheonjeyeon  y la Jeongbang. Así que si eres fan de las cataratas y vas en verano, ya sabes donde refrescarte con las vistas más impresionantes.

La entrada cuesta 2.500 won (2€). Están abiertas de 08:00h a 17:30h, todos los días.

Cascadas Jeongbang en la isla de Jeju. Fuente: Visit Korea

Cascadas Jeongbang en la isla de Jeju. Fuente: Organización de Turismo de Corea – VisitKorea

La cueva de lava de Manjanggul

La Cueva Manjanggul, Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco, se formó cuando la lava que corre en las profundidades surge repentinamente fluyendo desde el cráter hasta la superficie llana.

Esta en particular, formó estructuras interesantísimas en su interior, siendo la más conocida la Tortuga de Piedra ya que su estructura es casi idéntica a la forma de la Isla de Jeju.

De sus 13.422 metros, apenas 1 Km se encuentra abierto al público. Os recomendamos que os llevéis pantalón largo y una chaqueta, nosotrxs pasamos algo de frío dentro…

La entrada cuesta 2000 won (1,50€). Está abierto todos los días de 9h a 17:30h (hasta las 18h en verano).

 

El cono volcánico de Seongsan Ilchubong

Seongsan Ilchubong en la isla de Jeju. Fuente: Organización de Turismo de Corea - VisitKorea

Seongsan Ilchubong en la isla de Jeju. Fuente: Organización de Turismo de Corea – VisitKorea

En la punta oriental de la isla de Jeju se encuentra el cono volcánico de Seongsan Ilchubong, resultado de una erupción volcánica en el mar hace más de 100 000 años.

El cráter en la cima de Seongsan Ilchubong, a 90 metros de altura, tiene 600 metros de diámetro. Se asemeja a una corona gigante. Por la parte noroeste de esta corona hay una colina verde que conecta con el pueblo Seongsan, donde es perfecto para contemplar las vistas, especialmente al amanecer.

 

El curioso parque temático Love Land

Love Land es, indudablemente, el parque temático más curioso en el que hemos estado hasta el momento. Desde esculturas que son autenticas odas a la masturbación, fuentes fálicas, manos gigantes con dedos expertos en llegar al punto G, variadas esculturas con varias posturas sexuales y hasta bicicletas que dan placer para que el deporte sea recompensado con efecto inmediato.

Aunque el parque nos decepcionó con alguna que otra escultura bastante machista, la mayoría de obras nos tenía fascinados y sobre todo, divertidos. Nos lo hemos pasado muy bien. Este parque pone de manifiesto por qué la isla de Jeju es un destino tan popular para las lunas de miel de lxs coreanxs.

La entrada cuesta 9000 won (7€). Está abierto todos los días de 9h a 00h (la última admisión es a las 23h).

 

La carretera misteriosa

Carretera misteriosa en la isla de Jeju

La señal que anuncia que estás en la carretera misteriosa de la isla de Jeju. Fuente: http://www.passportchop.com

Si te apetece desafiar a las leyes de la gravedad, la carretera misteriosa es tu sitio. Está muy cerca del parque Love Land. Es una carretera normal, y de hecho no verás nada especial en ella. Pero si te paras, podrás comprobar que allí las leyes de la gravedad no funcionan como deberían.

Básicamente, te encontrarás con una cuesta hacia arriba, en la cual si dejas algo (un balón, una botella, el coche en punto muerto), ante tu sorpresa, ese algo ¡comenzará a subir por la cuesta! Si vas con el coche hay que tener cuidado, pues de repente en medio de la carretera te encuentras un montón de gente probando con sus botellas, o con los coches parados en medio en punto muerto.

Todo tiene una explicación, pero la tendréis que descubrir por vosotrxs mismxs :P. Aquí os dejamos un vídeo para que veáis el fenómeno con vuestros propios ojos:

Los museos frikis

El Museo dedicados a los Osos de Peluche: Teddy Bear Museum. Fuente: The Culture Trip

El Museo dedicados a los Osos de Peluche: Teddy Bear Museum. Fuente: The Culture Trip

La isla de Jeju tiene una particularidad que no nos esperábamos: está plagada de de más de cien museos y parques originales que encantarán a lxs viejerxs con alma más friki.

Nosotrxs fuimos al curioso parque de Love Land pero puedes visitar el Museo de Hello Kitty, el del Chocolate y hasta un museo dedicado a los osos de peluche, el Teddy Bear Museum.

Como la oferta friki de museos es inabarcable en un post, te recomendamos que eches un ojo a este post donde recopilaron los 10 más originales.

 

La isla de U-do

A 15 minutos en ferry desde el puerto de Seongsan llegas a la isla de U-do, una visita de un día muy recomendable, a 3,8 Km de la isla de Jeju.

Para recorrer la isla puedes alquilar una moto, una bicicleta o, como nosotrxs, un tuk tuk eléctrico. No es la opción más barata (30.000 won para 2h, es decir, 23€ aprox.) pero es muy divertido recorrer la isla con el tuk tuk, muy fácil de conducir y una opción más sostenible que la moto, si no quieres la opción de la bici, la más económica y sostenible de todas.

Durante el paseo paras en distintos puntos de las maravillas que ofrece la isla como playas paradisíacas, cuevas volcánicas o paisajes de quitar la respiración.

Nosotrxs fuimos el día de cumpleaños de Inês (por eso optamos por el capricho del Tuk Tuk, que le encantan) donde tuvo el mejor regalo: hablar con dos haenyeo que habían acabado la jornada del día. :)

El precio del ferry + entrada a la isla de U-do es de 5500 Won (4€). Puedes ir en ferry hasta U-do desde el puerto de Seongsan a partir de las 7h30 y el último ferry de regreso a Jeju es a las 18h30.

 

Mapa de los tesoros de Jeju

Aquí tienes un mapa con todos los tesoros mencionados en este post, para que te sea más fácil ubicarlos y planificar tus rutas por la isla de Jeju:

¿Dónde alojarse?

Nosotrxs nos quedamos la mayoría de las noches en Seoqwipo y es donde os recomendamos alojaros, tienen mucha oferta de restaurantes y bares y la ubicación es perfecta para moverse por las principales atracciones.

Aunque también os podéis quedar en Jeju City, donde nos quedamos las primeras dos noches. A nosotrxs Jeju-si no nos gustó tanto como Seogwipo pero es buena opción para explorar las atracciones que se encuentran más al norte de la isla.

Este fue el hotel donde nos quedamos en Seogwipo: Hotel Yeon, por 45€/noche sin desayuno. Incluye parking, aunque los sitios son estrechos así que consulta cuando reserves para asegurarte.

Y el hotel en Jeju City: Trevi Hotel, también sin desayuno. El parking estaba incluido (no es el parking del hotel, es un parking privado que está justo enfrente. Detecta la matrícula con las cámaras así que es muy fácil entrar y salir, aunque la primera vez que llegues tienes que pasar por recepción antes de aparcar.

¿Cómo moverse?

Lo más fácil y práctico para moverse por Jeju es alquilar un coche, así podéis moveros a vuestro ritmo y parar donde os apetezca. Nosotrxs estuvimos comparando varias compañías y la mejor relación calidad/precio la encontramos en la compañía AJ Rentacar.

La web está en inglés, tenéis que registraros para poder reservar, y hacer la reserva es muy fácil y rápido, aunque raro porque no se paga nada en el momento de la reserva. Os llega un mail de confirmación que luego tenéis que enseñar al llegar.

A nosotrxs nos salió uno de los coches más baratos (un Kia New Morning) semiautomático, para 6 días por 150000KRW (unos 120€). Pagamos 38000KRW extra para tener el seguro que cubre todo, y no tuvimos absolutamente ningún problema ni con el coche ni con la compañía, así que os la recomendamos.

A nuestro coche lo bautizamos “Jejum” (Jeju+m, que significa “ayunas” en portugués) dado que Inês es portuguesa y al pobre le teníamos no en ayunas, pero casi… jejeje

La otra opción (además de contratar un/a conductor/a privado, que no sabemos cuánto cuesta) es utilizar los autobuses públicos.

No sabemos muy bien si es una buena opción, pues no la probamos y todo lo que leímos y nos contó la gente que ya había estado es que no hay muchísima frecuencia y te limitan un poco. En cualquier caso, si estáis en un presupuesto más ajustado es la opción perfecta, así que aquí os dejamos el mapa:

Mapa con las rutas de buses en la isla de Jeju. Fuente: Jeju Tourism

Mapa con las rutas de buses en la isla de Jeju. Fuente: Jeju Tourism

Puedes descargar la app Jeju Ebook App para tener los mapas de bus y horarios en buena resolución siempre a mano, en el móvil:

Descárgala para iPhonehttps://itunes.apple.com/kr/app/jejubooks/id1061355687?mt=8

Descárgala para Androidhttps://play.google.com/store/apps/details?id=com.jejunet.ijtoprotelib

La ventaja de disponer de un vehículo propio en la isla es la libertad que te ofrece, poder visitar varios sitios al día sin depender de horarios y lo mejor: ¡disfrutar de las increíbles puestas de sol que ofrece Jeju, sin prisa!

¡A disfrutar de esta maravilla natural del Mundo con los sumbisori de las Haenyeo de banda sonora! :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies