Qué ver y qué hacer en Busan: 10 planes imprescindibles para vivir lo mejor de la ciudad

Qué ver y qué hacer en Busan: 10 planes imprescindibles para vivir lo mejor de la ciudad
5 (100%) 2 votes

Busan (también conocida como Pusan), la segunda ciudad más grande de Corea del Sur, se encuentra al sureste del país y merece la pena una visita de por lo menos 3 días en tu itinerario.

El mar es una constante en esta ciudad portuaria así que si eres playerx como nosotrxs, igual quieres extender la visita unos días más. Te sorprenderá con bellas playas con vistas impresionantes, barrios coloridos que se extienden por las colinas y hasta degustarás un delicioso sashimi (que no tiene nada que envidiar a los de su país vecino, Japón) en un bullicioso mercado de pescado fresco con el romper de las olas de banda sonora.

Es la puerta de entrada para quién viene de Japón por mar (a través del ferry que conecta ambos países) y dispone del puerto más grande del país y uno de los más grandes del Mundo.

Inês en el bellísimo Gamcheon que extiende sus colores por la colina.

Inês en el bellísimo barrio de Gamcheon que extiende sus colores por la colina.

En este post te proponemos 10 planes imprescindibles para vivir Busan como se merece.

 

Disfrutar del paseo y de las vistas en el Igidae Coastal Walk

La mejor forma de presentarse a Busan es recorrer los más de 4 Km del parque Igidae por la costa e ir disfrutando de las vistas del skyline de la ciudad con el mar de banda sonora. ¡Impresionante!

El nombre Igidae remonta al tiempo de la invasión japonesa a Joseon, la última, la más larga y la más importante dinastía de Corea. En el siglo XVI, al conquistar el fuerte de Suyeongseong, los japoneses decidieron hacer un fiestón para celebrar el logro en un enclave privilegiado con vistas. En esta fiesta estaban dos cortesanas coreanas (llamadas gisaeng) contratadas para servir y “animar” a los japoneses. Descontentas con la invasión de su tierra natal, las dos cortesanas aprovecharon que uno de los generales japoneses iba con unas copas de más y se tiraron del acantilado con él, como represalia a la invasión. Igidae, en coreano, significa “dos gisaeng” en honor al logro de estas dos mujeres. 

Se puede hacer el recorrido en dos sentidos: empezando en el lado del puente Gwangan hasta el Oryukdo Skywalk o al revés. Nosotrxs empezamos en Oryukdo y nos parece la mejor forma para empezar ya que es más fácil encontrar el inicio del paseo. Al llegar al otro extremo cerca del puente Gwangan, después de 4 Km de paseo, fue complicado encontrar una parada de metro o bus y caminamos otro rato más.

 

Antes de empezar el paseo en nuestro caso, o al terminar en el caso de que empecéis por el extremo del puente Gwangan, encontraréis el Oryukdo Skywalk. Al llegar a esta pasarela de cristal donde pierdes la vista en el horizonte, tienes que usar una protección especial en los zapatos que te dan en la entrada para no rayar el cristal. Para lxs que no tengáis vértigo merece la pena mirar hacia abajo en la pasarela de cristal que pisas y ver el romper de las olas en el acantilado 30 metros más abajo.

 

Perderse por la colorida Gamcheon Culture Village

Nuestro barrio de elección en Busan: ¡Gamcheon! Un barrio cuyas casitas de colores se extienden por las colinas que dan al mar, con una vistas impresionantes y mucho arte, tanto arte callejero como salas de exposiciones por todo el barrio.

Buscando información sobre su historia, dimos con varios hechos interesantes. Al parecer, el nombre del pueblo originalmente era otro: Taegeukdo, nombre homónimo a la comunidad religiosa que nació a principios de 1900. La religión de esta comunidad se basa en la filosofía del equilibrio entre lo bueno y lo malo del Yin y el Yang (presente en el rojo y azul en la bandera de Corea del Sur).

Su arquitectura refleja una de las enseñanzas de esta religión: permitir a lxs demás prosperar, ya que ninguna casa bloquea la vista a las otras. El pueblo también fue refugio para mucha gente durante la guerra de Corea.

En 2009 el gobierno surcoreano decidió crear un proyecto invitando a estudiantes y artistas con el objetivo de dar un lavado de cara artístico a estas “favelas de Busan”: diferentes y coloridas obras de arte entremezcladas con los (ya existentes) colores pastel de las casitas por sus callejuelas.

El proyecto ha funcionado a nivel turístico: cada vez más afluencia de turistas a visitar el pueblo, cada vez más oferta de bares hipster, cada vez más tiendas de souvenirs. Durante nuestro paseo vimos también varios carteles pidiendo silencio por respeto a las personas que viven ahí, zonas marcadas como propiedad privada para evitar que entren turistas, e incluso algún local echando a un turista que había subido a su terraza para hacer una foto… Cuando lo visitéis, por favor, respeto a sus habitantes.

Leímos que el proyecto reporta beneficios para quien habita el barrio, y que se les involucra en la toma de decisiones. Este proyecto no es único en Busan, varias ciudades coreanas han implementado este tipo de proyectos para dar larga vida a barrios que se van muriendo y rehabilitarlos a través del arte y la cultura para que en su lugar no se construya un rascacielos más.

Es un barrio bellísimo. Pero, como todos los pueblos, barrios y ciudades, más bellos son cuanta más vida tengan dentro. Esperamos que Gamcheon no se pase con la atracción de turistas respeto a lxs protagonistas de esta historia: la gente que vive en sus calles.

 

 

 

Meditar en un templo a orillas del mar: el Haedong Yonggungsa

A lo largo de nuestro año por tierras asiáticas hemos visitado varios templos. Pero templos a orillas del mar en los que los mantras recitados por los monjes se entremezclan con el romper de las olas, este es el único. Y por eso es visita obligada en tu vista a Busan.

Ni las hordas de gente que han tenido la misma idea que nosotrxs (si podéis, evitad ir los fines de semana) supusieron una merma en esta experiencia tan especial.

Parece ser que el lema de este templo en un enclave tan privilegiado es que “por lo menos uno de tus deseos se cumplirán aquí si rezas de corazón”. Con lo que nos gusta el mar, lo hemos intentado y seguramente ha funcionado porque hemos visto varios de nuestros sueños viajeros cumplidos después.

 

Probar el mejor pescado fresco en el Jagalchi Market

Por muchos mercados asiáticos que hayamos visitado, al de Jagalchi lo guardamos en un lugar especial porque fue donde probamos el mejor sashimi que probamos en nuestras vidas. Sí, y habíamos estado en Japón un mes antes…

Varias callejuelas laberínticas a orillas del mar, con sombrillas coloridas haciendo sombra para combatir el bochorno y una variedad de pescado y marisco que no habíamos visto nunca. Algunas especies las podrás identificar pero otras te parecerán rarísimas.

Los puestos del mercado de Jagalchi los llevan mayoritariamente mujeres, las ajumma,  en coreano mujer casada o en edad para casarse, no, no se tiene en consideración si eres mujer y no deseas casarte… Fue precisamente una encantadora ajumma la que nos preparó el sashimi en su pequeño restaurante en una de las callejuelas del mercado. ¡Muy recomendable comer por aquí!

A 500 metros del mercado de Jagalchi se encuentra otro mercado, el Gukje Market. Este mercado era donde los japoneses vendían el material de guerra cuando la independencia de Corea. Actualmente se popularizó por un par de películas coreanas y es una atracción turística, como su vecino Jagalchi.

 

Tomar algo con vistas al mar (y al puente iluminado) en Gwangalli Beach

La playa de Gwangalli es una visita imprescindible por la noche. Por las vistas al puente de Gwangan iluminado, por la cantidad de restaurantes y bares que ofrece a orillas del mar y por la cantidad de espectáculos que ocurren a lo largo de todo el año.

Cuando fuimos nosotrxs había varios conciertos pero si tu visita es en Octubre no te pierdas el Festival Internacional de Fuegos Artificiales de Busan ya que dicen que es espectacular.

 

Ver qué se cuece en Haeundae Beach

Probablemente la playa más famosa de Busan, Haeundae es un conocido destino vacacional para la gente coreana. Su costa está repleta de hoteles, restaurantes y bares que se llenan, sobre todo en verano.

Los días que anduvimos por Busan, tuvimos la suerte que Haeundae albergaba una exposición increíble de esculturas en la arena. Aunque no fue nuestro sitio favorito de la ciudad, las vistas privilegiadas a las islas Oryuk hacen que Haeundae merezca una visita.

Relajarse en un jjimjilbang de mucho nivel: el increíble Spa Land

Los jjimjilbang son un elemento fundamental de la cultura popular coreana y en tu paso por estas tierras es imprescindible que disfrutes de uno (o más). Distribuidos por todo el país, en estos jjimjilbang o saunas coreanas puedes encontrar bañeras, duchas, piscinas, masajes y “camas” en el suelo para descansar.

Nosotrxs te recomendamos el Spa Land que se encuentra en el Shinsegae Centum City Mall de Busan y consiste en 22 spas, 13 saunas y un spa al aire libre. Es enorme, se divide en 2 plantas y tiene la capacidad para 1500 personas. El Spa Land, además, tenía hasta una sala de videojuegos que nos pareció bastante curioso en semejante espacio de relajación…

Como todas las saunas en Corea del Sur, está dividida entre mujeres y hombres y tienes que entrar en completa desnudez. Sin embargo, las zonas comunes del Spa Land son mixtas y aparte de toallas te dan unos pantalones cortos y camiseta para usar dentro del Spa, así que podéis quedar a una hora en el “meeting point” y disfrutar del resto de salas juntxs.

¡Muy importante! Para vivir la experiencia al completo y según los dramas coreanos, hay que disfrutar del jjimjilbang con moños de Leia hechos con las toallas. May the force of Jjimjilbang be with you!

 

 

Descubrir nuestra novela negra favorita en la World´s Mystery Library

 

Nada más entrar en la biblioteca más misteriosa del Mundo (por lo menos, la primera de su género) te saludan estas escaleras. No se nos ocurren mejores escaleras para la “World’s Mystery Library” de Busan. ¿A que tienen un poco de vértigo de Hitchcock, de misterio de Agatha Christie, de espiral del subconsciente de Proust, de revelación de Virginia Woolf, de suspense de Sherlock Holmes?

Sus paredes no están solo revestidas de libros deseando ser leídos en uno de los sofás cerca de la ventana o en el sillón al lado del piano. También se encuentran fotos de Simone de Beauvoir, Jean Paul Sartre, Fiódor Dostoyevski, Agatha Christie, Virginia Woolf o Albert Camus así que estarás muy bien acompañadx.

Es un lugar genial para descansar un poco en su cafetería mientras lees un libro, trabajas un poco o descubres a autoras y autores del país.

 

 

 

 

Ver la ciudad desde lo alto en la Busan Tower

Busan Tower. Foto: Visitkorea

Seguro que te parecía raro no haber incluido todavía un punto desde donde contemplar Busan desde lo alto, pues aquí está: desde la Busan Tower en el parque Yeongdusan.  

El parque Yeongdusan de por sí merece la visita para perderse un par de horas pero si queréis las vistas habrá que subir a la torre. Puedes entrar a ella por la plaza BIFF (llamada así por el Busan International Film Festival) aunque ahora es una zona comercial de tiendas de cosméticos y ropa de marca.

Para contemplar las vistas desde este símbolo de la ciudad de 120 metros, la torre de Busan, a 60 metros del nivel del mar, debes abonar la entrada de 5000 won (4€ aprox).

Visitar el impresionante Templo de Beomeosa

Beomeosa Temple. Foto: ThousandWonders

Este templo es uno de los mayores templos en la región de Yeongnam, junto con el templo de Haeinsa y el templo de Tongdosa. Situado en la cresta de una montaña famosa de Busan, el monte Geumjeongsan, fue construido por el monje budista Uisang hace 1300 años.

El camino por entre tallos de bambú y flores de albaricoque hará que la apacible visita a este increíble templo te regale la serenidad necesaria para relajarte del bullicio de la ciudad.

 

Mapa con los 10 planes para ver o hacer en Busan

Aquí tienes un mapa con todos los puntos mencionados en este post, para que te sea más fácil ubicarlos y planificar tus rutas por Busan:

Dónde alojarse

Nuestro hotel se encontraba en el céntrico Seomyeon, al lado de un mercado bastante grande, con lo cual nada más salir del hotel nos sumergíamos de lleno en el bullicio de Busan.

No nos cruzamos apenas con turistas los días que estuvimos, así que recomendamos la zona. La estación de Seomyeon tiene buenas conexiones tanto de metro como de autobús, así que desde allí podrás hacer todos los planes que te proponemos en este post.

Elegimos el J Motel, que tenía opiniones decentes en Booking y se ajustaba a nuestro presupuesto (pagamos 25€/noche).

El personal fue muy majo y atento y en nuestra habitación, aunque tenía ventana no entraba mucha luz. Era amplia, con baño privado y cómoda, aunque un poquito vieja. La ubicación es excelente.

 

Cómo moverse

Lo más fácil para moverse por Busan es hacer uso de su transporte público. Hay varias líneas de metro y de autobús que te permiten moverte fácilmente por la ciudad. Y, lo mejor de todo, es que para acceder a ambos tipos de transporte, hay una tarjeta única y recargable que te hará la vida mucho más fácil.

Son las llamadas “TMoney cards”, que puedes recargar con la cantidad de dinero que quieras y pagar el metro y el autobús al entrar. No sólo eso, si no que con estas tarjetas también puedes pagar por ejemplo en las convenience store (Gs25, 7eleven…), así que son un imprescindible en Busan.

Para conseguir una, en el propio aeropuerto te la venden recargada para llegar al centro de la ciudad ya usándola. Si no tienes tiempo en el aeropuerto, no llegas a la ciudad por aire o ya tienes transporte hasta el centro, también puedes conseguir una en las estaciones de metro y en las convenience store. Suelen cobrar entre 2000 y 4000WON por la tarjeta (entre 2 y 4€) más la cantidad de saldo que quieras recargar.

Además, los trayectos en bus y metro son más baratos si los pagas con esta tarjeta. En el metro no hay que hacer nada (es obligatorio pasar la tarjeta tanto al entrar como al salir, y ahí se te aplica ya el descuento) pero en los buses es importante pasarla también al bajarte. Así, además de poder obtener un descuento en el trayecto en bus, si luego te montas en otro bus o metro no se te cobra el viaje (o se te cobra con un importe menor).

Los trayectos en bus/metro suelen costar entre 1000 y 2000WON (entre 1 y 2€), en función de la distancia.

Para mas información, puedes consultar esta página

La tarjeta recargable que vale para todo.

La tarjeta recargable que vale para todo. Son válidas para todo el país, la compres donde la compres.

¡Esperamos que este post os sea útil a la hora de BUSANear! :)

Por cierto, si te gustan las películas de zombies no te pierdas el taquillazo “Train to Busan” , traducido al español como “Estación Zombie” ;)

9 pensamientos sobre “Qué ver y qué hacer en Busan: 10 planes imprescindibles para vivir lo mejor de la ciudad

  1. Moira

    Me gustaría conocerlo hermoso posteado y quisiera saber como llegar desde kyoto o tokyo ya q pensamos ir primero allí vamos desde Argentina

    1. Christian Oliveira

      Hola Moira y gracias por pasarte a comentar! Nosotrxs volamos desde Tokio a Seúl, hay varias compañías con vuelos baratos como Tway o Jeju Air, imagino que también a Busan. Mira en sus webs que seguro que hay alguna combinación, y Busan te va a encantar!

    2. magrimu

      Yo estoy pensando en bajar de Kioto a Fukuoka (seguramente con escalas entre medio, todavía no definí el itinerario) y cruzar en ferry a Busan

      1. Inês Nunes Autor del artículo

        ¡Planazo! Te va a encantar Busan! Nosotrxs volamos a Busan desde la isla de Jeju pero si podemos ayudar con algo sobre Busan, dínoslo! Un abrazo,

        1. magrimu

          Gracias Inés!!
          Recién ahora estamos comenzando a leer y guardar info para poder pensar el itinerario y luego los detalles (el viaje será en marzo/abril así que falta mucho tiempo!) así que seguramente te voy a ir haciendo consultas.
          Sí, por lo que veo, Busan nos va a gustar mucho!!
          Y también tenemos en mente Jeju. Tenés alguna entrada sobre la isla? Cuántos días serían recomendables? (no alquilaríamos auto, que es lo ideal)
          Muchas gracias y saludos!

          1. Inês Nunes Autor del artículo

            ¡Hola! Acabamos de publicar nuestra entrada sobre la isla de Jeju, aquí la tienes: https://randomtrip.es/que-ver-que-hacer-isla-de-jeju/

            Es una isla increíble y sí, lo mejor sería alquilar coche. En el post recomendamos la compañía en que lo hicimos (y precios) pero si no podéis hacerlo con conductor/a privado aunque no disponemos de info. O utilizar la red de buses que hay por la isla y os llevan a las principales atracciones.

            ¡Espero que sea útil! Cualquier duda, ya sabéis ;)

            Un abrazo,

  2. magrimu

    Buenísimo, Inés!
    Ya me la guardo para leer tranquila después.
    En cuántos días hicieron todo éso en Jeju?
    Para saber si podremos o decidir qué quitar.
    Saludos!

    1. Inês Nunes Autor del artículo

      ¡Nosotrxs estuvimos 5 días completos! Pero fuimos con caaaalma. Igual puedes ver todo esto en menos tiempo.

      Si tienes que priorizar, no te pierdas el Parque Nacional Hallasan, el acantilado volcánico, alguna puesta de sol y playa en la costa oeste y ¡una mañana de excursión a U-do!

      1. magrimu

        Genial! Gracias!
        Todavía falta mucho para el viaje y reciñen estamos comenzando, así que seguramente más adelante te vaya haciendo algunas consultas concretas.

        Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies