No hemos podido resistirnos. Desde que nos enteramos de la existencia de Tochecito, el bosque con mayor densidad de palmas de cera del Mundo (y al que muy poca gente va porque su primo el Valle del Cocora es el que está en el mapa turístico), no descansamos hasta encontrar forma de llegar. Y vaya si la encontramos… ¡En bicicleta! Disfrutamos de esta maravilla entre risas y baches, volviendo después cuesta abajo hasta la bella Salento, una colorida joya del eje cafetero colombiano, no sin antes contemplarla desde arriba. Si tu también quieres vivir esta aventura ¡te contamos todo!

Sobre la Palma de Cera

Una de las zonas más visitadas de Colombia es su eje cafetero, y uno de los símbolos del eje cafetero, aparte del café, es la Palma de Cera. No sólo eso, ya que la Palma de Cera es un símbolo de Colombia y es considerado árbol nacional.

La Palma de Cera es el tipo de palma más alta del mundo: ¡puede llegar a medir hasta 60 metros! Se las conoce como Palma de Cera porque en sus troncos tienen cera, que se utilizaba antiguamente para hacer velas. Pueden vivir hasta 200 años y son uno de los mayores reclamos turísticos de Colombia y del eje cafetero, concretamente del Quindío.

El lugar estrella al que todxs vamos a ver la Palma de Cera es el Valle del Cocora, a pocos kilómetros de Salento, donde entre otras actividades, se puede ver un pequeño bosque de Palma de Cera. 

Allá nos fuimos también y, en un afán de aprender más sobre esta increíble palma, nos pusimos a buscar información en internet (pues lamentablemente, ni en el valle del Cocora ni en Salento se encuentra fácilmente información), y aprendimos unas cuantas cosas sobre estas bellas palmeras.

Lo primero es que las palmas de cera que vemos en Cocora son “muertos vivientes”: si todo sigue igual, en el Valle del Cocora no veremos apenas palmas de cera en unos 50 años. Sí, ¡como lo lees!. Uno de los mayores problemas que tiene que enfrentar la palma de cera es la ganadería: las semillas que caen al suelo y logran empezar a crecer, son confundidas con pasto por el ganado y comidas, evitando así que se reproduzcan a su ritmo “normal”.

Pero el Valle del Cocora no es el único lugar donde podrás apreciar la Palma de Cera, también hay otros como el Mirador Valle de la Samaria (más al norte, cerca de Salamina, en Caldas), y incluso vimos alguna de camino al Nevado Ruiz desde Manizales.

Tochecito, el lugar con mayor concentración de palma de cera del mundo

Pero hoy venimos a hablaros de un lugar mucho más especial, ya que concentra más del 80% de la palma de cera del mundo: Tochecito, en el departamento de Tolima. Según estimaciones, en Tochecito hay por lo menos unas 600.000 palmas de cera, en un bosque súper denso. En el Valle del Cocora las estimaciones dicen que hay entre 1000 y 2000 palmas de cera, para comparar. Más información de la mano de Rodrigo Bernal, investigador de la Universidad Nacional de Colombia y biólogo colombiano especializado en la familia de las Palmeras

Esta zona, Tochecito, ha sido desconocida para la mayoría de la población e inalcanzable para los investigadores debido a que era una zona controlada por las FARC. Esto ha ayudado a la preservación de la palma de cera, al no haber pastoreo ni tala de árboles. Ahora que ya se puede visitar, los investigadores están preocupados por el lugar, ya que también está empezando a haber explotación con ganado lo que hace peligrar la supervivencia de la palma de cera.

Es por eso que Rodrigo Bernal, entre otros, están promoviendo que se proteja este lugar, algo en teoría ya aprobado desde finales de 2017 pero que todavía no se ha hecho efectivo a día de hoy. Esto quiere decir que el árbol nacional de Colombia, que además es un símbolo y un reclamo turístico que trae dinero a la región, está completamente desprotegido a día de hoy, y puede tener los días contados salvo que se tomen las medidas necesarias.

Después de saber todo esto, queríamos, por supuesto, visitar Tochecito y poder ver ese denso bosque de palma de cera con nuestros propios ojos.

Si vas a visitar el Eje Cafetero, no pierdas nuestra guía completa de la zona:

Cómo llegar a Tochecito (Finca La Carbonera)

Para llegar a Tochecito hay que recorrer la carretera que conecta Salento con Ibagué, dejando atrás el paso conocido como “La línea” hasta un lugar que aparece en los mapas marcado como “La Ceja” o “Finca La Carbonera”. Si no la tenéis ya, os recomendamos descargar la aplicación Maps.me que además de que la vais a poder utilizar offline, tiene más información que Google Maps en lo relativo a rutas a pie (por ejemplo esta carretera que conecta Salento con Ibagué no aparece en Google Maps).

Aquí os dejamos las coordenadas del punto exacto del mirador, para que lo podáis meter en cualquier aplicación de mapas o en vuestro GPS: 4.538894, -75.476878 

Aquí podéis ver la ruta también en Wikiloc desde Salento: https://es.wikiloc.com/rutas-mountain-bike/salento-la-carbonera-20359237

Para llegar allí tenemos diferentes opciones, que os resumimos a continuación

En un tour en bicicleta de montaña (desde Salento)

Precio: 210.000 COP por persona.

Esta fue la opción que elegimos, y no podemos dejar de recomendarla. Aunque no tengáis mucha experiencia en bicicleta de montaña, no os preocupéis (en Randomtrip tampoco la teníamos).

Los chicos de Salento Cycling, una empresa local de tres amigos colombianos que organizan esta ruta, lo hacen todo fácil: te llevan a ti y a la bici en camioneta hasta el punto más alto (La Línea), de ahí desciendes en bici hasta Tochecito, luego te vuelven a subir al punto más alto en la camioneta, y de ahí es sólo bajar hasta llegar de vuelta a Salento. Fácil, ¿no? No vas a tener ni que pedalear :D

Imagen de https://www.salentocycling.com/

Las bicicletas y todo el equipo están en excelente estado y te incluyen un pequeño lunch que podrás degustar a modo de picnic con vistas al impresionante bosque de palma de cera.

Cuando lo hicimos, se podría hacer de mañana o de tarde, y el precio era de 140.000 COP en bici semirígida o 190.000 COP en bici de doble suspensión, e incluye el equipo completo (la bici, casco y guantes), el transporte en camioneta, el lunch y guía. Ahora mismo (2023) el precio que aparece en su web es de 210.000 COP.

No es la opción más barata, pero es sin duda una opción cómoda y diferente para descubrir este rincón fascinante y poco explorado de Colombia.

En un tour Jeep (desde Salento)

Precio: entre 30000 y 75000 COP por persona (si sois al menos 2 personas)

Otra opción de tour que vimos es la de contratar un Jeep con conductor para que os haga el recorrido. Los podéis contratar en la plaza de Salento, diciéndoles que queréis ir a ver el bosque de palma de Cera en Finca La Carbonera y negociar el precio.

Lo que leímos es que el precio suele ser unos 150.000 COP por el Jeep entero en el que entran hasta 5 personas, así que lo ideal es encontrar compañía el día anterior si sois menos de 5 y que así salga más económico. Confirma el precio antes de elegir esta opción

También existe un tour privado en Jeep para hasta 4 personas que puedes reservar en Civitatis

En un tour haciendo trekking (desde Salento)

Precio: Entre 200.000 y 300.000 COP por persona

Por último, si os gusta caminar, también tenéis la opción de hacer un tour parecido al de la bici, pero caminando. Igualmente, os llevan una parte en vehículo y el resto se hace caminando.

En Randomtrip encontramos la opción de hacerlo con Salento Trekking, pero lamentablemente el precio que nos pedían es bastante elevado teniendo en cuenta que gran parte del camino se hace caminando (300.000 por persona para dos personas, 200.000 por persona para más de 4 personas). A diferencia del tour en bici, este tour dura más tiempo (de 8am a 4/5pm), pero por la diferencia de precio y por la experiencia nos decidimos por la bici.

Por libre

Si tenéis o alquiláis vuestro propio vehículo (ya sea bici o Jeep), siempre está la opción más barata que es hacerlo por libre: basta con tener la dirección (que ya os indicamos en este artículo, pero por si acaso la tenéis aquí: https://goo.gl/maps/wdRHzPbrdz22) y seguir la carretera que sale de Salento.

Si tenéis un coche normal en vez de un Jeep, creo que no es recomendado utilizar esta carretera pues es bastante rocosa e inestable.

Qué ver en Tochecito

El atractivo principal de Tochecito es, obviamente, ver su enorme y denso bosque de palma de cera. Si hacéis el tour en bici, esa será la primera parada y el lugar donde haréis el picnic, comiendo con vistas a esta maravilla.

A continuación os dejamos un vídeo hecho con Drone por traveltwithdrone.com en el que también podéis apreciar las vistas.

En el camino entre Salento y Tochecito, podréis disfrutar de vistas desde lo alto de Salento y pasar por diferentes tipos de bosques y vegetación.

Nuestra experiencia visitando Tochecito en bicicleta

La verdad es que el tour de Salento Cycling nos pareció caro en un principio, pero nos dieron mucha confianza y todas las referencias que teníamos de ellos eran excelentes, así que nos pareció la mejor opción para intentar visitar este mágico rincón inexplorado de Colombia.

El tour comenzaba a las 8am en las oficinas de Salento Cycling. Allí probamos el equipamiento (casco y guantes), nos hicieron una explicación del recorrido, conocimos al resto del grupo (éramos 12 en total + los 2 guías) y nos montaron en las camionetas, donde viajaban también nuestras bicis. Todo el equipo era de buena calidad y estaba en buen estado. Durante una hora y media hicimos la subida hasta el paso de “La Línea” en la camioneta. Como íbamos en la parte de atrás, al aire libre, pudimos ir apreciando las vistas y ver cómo el cielo nublado de la mañana se iba abriendo (¡qué suerte!)

Ahí nos pusimos el casco y los guantes, nos repartieron las bicis en función de la altura y peso, y Eduardo, el dueño de la empresa, que también estaría en el tour, nos dio algunas recomendaciones de cómo manejar la bicicleta para no tener problemas y disfrutar del paseo. La bajada dura poco, unos 20 minutos, y a medio camino ya pudimos empezar a divisar varias zonas con la palma de cera.

Parábamos cada pocos minutos (para comprobar que seguíamos estando todo el grupo y que todo iba bien), aprovechábamos para hacer fotos y Eduardo no paraba de repetirnos “esto no es nada, ¡lo mejor está por llegar!”. Igualmente ya estábamos fascinadxs con los paisajes.

Pero tenía razón: cuando llegamos por fin a “La Ceja”, dejamos las bicis y ante nuestros ojos divisamos miles de palmas de cera:

Eduardo nos llevó, caminando durante unos minutos, hasta una especie de mirador en el que, mirases donde mirases, había palmas de cera por todo el valle. ¡Era increíble! Además éramos las únicas 14 personas en este lugar, disfrutando en absoluto silencio y con un sol radiante después de que desaparecieran todas las nubes.

Eduardo nos contó también las particularidades de las palmas de cera que os contamos al comienzo de este post, lo cual se agradece (era la primera vez en nuestro paso por el Eje Cafetero en el que alguien nos contaba los problemas a los que se enfrenta la palma de cera), y tras la interesante charla, subimos un poquito al lugar en el cual decidieron que haríamos el picnic, con vistas al valle.

Después del picnic, y de aprovechar para hacer algunas fotos más, tocaba hacer la segunda parte del tour: ¡22 kilómetros de bajada en bici de montaña hasta Salento! Volvimos a montarnos en la camioneta, que nos volvió a dejar en La Línea, y ahí iniciamos el descenso.

En realidad el recorrido se disfruta mucho, ya que es todo bajada, las bicicletas tienen doble suspensión, y Eduardo y su equipo hacen varias paradas cada poco minutos para chequear que todo está ok. Además, las vistas acompañan siempre y Eduardo nos iba explicando los diferentes tipos de bosque por los que pasábamos.

El tramo más “duro” es en la parte final, donde el terreno es más inestable y tiene más piedra, haciendo que la bicicleta vibre más y los brazos se resientan

Aquí os dejamos también un mini vídeo resumen de nuestro paso por Tochecito

Recomendaciones para un viaje más responsable y sostenible por Tochecito

Como en cualquier lugar que visites, recomendamos siempre que lo hagas de forma responsable y sostenible. Aquí algunas recomendaciones generales:

  • Estás visitando un lugar único en el mundo y que actualmente está desprotegido. No hagas nada que pueda dañar la palma de cera ni cualquier otra especie de fauna o flora de la zona
  • Respeta a los animales que te encuentres en el camino
  • No dejes basura, llévate todo lo que generes contigo de vuelta a Salento
  • Comparte y comenta lo que has aprendido en este post con la gente viajera. Toda la gente va al Valle del Cocora pero la mayoría desconoce la situación actual de la palma de cera.

No te pierdas nuestra guía para organizar tu viaje por el Eje Cafetero Colombiano:

Si el eje cafetero se constituyó como nuestra zona favorita de Colombia, Tochecito está entre los primeros puestos de la región para Randomtrip. ¿Te la vas a perder? :)

¿Te ha gustado nuestra guía? Ahorra y ayúdanos

Si nuestra guía te ha ayudado y te ha parecido útil, puedes apoyarnos y ahorrar en tus reservas utilizando los siguientes enlaces:

Disclaimer: esta guía contiene links de afiliación, al utilizarlos en Randomtrip recibimos una pequeña comisión. A ti no te cuesta nada e incluso algunas veces te llevas un descuento y nos ayuda y motiva a seguir creando guías tan completas como esta.

5/5 - (3 votos)

Deja un comentario

Deja un comentario