Itinerario de Transilvania en 5 días: qué ver, dónde comer y dónde dormir

¿Sabes esa idea que tienes de cómo será el destino al que estás a punto de llegar? Con Transilvania teníamos las expectativas muy altas y aún así nos ha sorprendido constantemente, siendo mucho más verde y colorida de lo que nos dejaba antever nuestro imaginario de castillos sombríos y ganándose el puesto de nuestra región favorita del país rumano.

En este post te contamos dónde ir, qué ver, dónde comer y dónde dormir para que te organices una visita por la región, basado nada más y nada menos que en nuestro roadtrip de 5 días y 4 noches.

Sighisoara, nuestra ciudad favorita de este roadtrip por Transilvania

Sighisoara, nuestra ciudad favorita de este roadtrip por Transilvania

Mapa con nuestra ruta de 5 días por Transilvania

El mapa está dividido por días con colores (podéis ver la leyenda si hacéis click en la esquina superior izquierda del mismo) e incluye los sitios mencionados en este post:

Itinerario de ciudades visitadas por día

  • Día 1: Sinaia, Bran, Rasnov y Brasov
  • Día 2: Brasov y Sighisoara
  • Día 3: Sighisoara y Alba Iulia
  • Día 4: Sibiu
  • Día 5: Sibiu

Itinerario detallado por días

Día 1: Sinaia, Castillo de Peles, Castillo de Drácula y Rasnov

Sinaia y Castillo de Peles

Como llegamos al aeropuerto de Bucarest por la noche, recogimos nuestro coche de alquiler y a la mañana siguiente pusimos rumbo a Sinaia, una bella ciudad en la montaña que robó su nombre al monasterio homónimo que visitamos nada más llegar, el Monasterio de Sinaia.

Inês en frente al Monasterio de Sinaia

Inês saludando al sol (que se había hecho de rogar) en frente al Monasterio de Sinaia

Entramos en el monasterio situado en el medio del valle de Prahova y nos dejamos deslumbrar por los detalles de los techos de la iglesia de estilo bizantino que encontramos.

Una pequeña muestra del interior del monasterio de Sinaia

Una pequeña muestra del interior del monasterio de Sinaia

Sin embargo no es gracias al monasterio que Sinaia tiene mayormente su atractivo turístico, sino gracias al impresionante Castillo de Peles.

El impresionante Castillo de Peles (la puntita) en su entorno

El Castillo de Peles (la puntita) en su entorno. ¡Impresiona cuando lo ves a lo lejos entre lo verde!

El Castillo de Peles en todo su esplendor

El Castillo de Peles en todo su esplendor

Aparte de ser considerado el castillo más bello del país (y después de los que vimos, estamos de acuerdo) y uno de los más bellos castillos de Europa, el Castillo de Peles, donde veraneaban y ostentaban primero los reyes y ahora el presidente, fue el primer edificio de Europa en tener electricidad y ascensor… Merece indudablemente una visita sin prisas. Es increíble ir caminando y de repente ver su tejado puntiagudo emergiendo.

Los jardines del Castillo de Peles

Los jardines del Castillo de Peles

Uno de los salones en el interior del Castillo de peles, inspirado en la Alhambra granadina

Uno de los salones en el interior del Castillo de Peles, este está inspirado en la Alhambra granadina

Después de disfrutar y sacar muchas fotos en el Castillo de Peles, podéis visitar su “hermano pequeño”, el Castillo de Pelisor. El impacto de la visita a este pequeño castillo queda mermada por el anterior pero no dejéis de pasar por allí, ¡lo merece!

El Castillo de Pelisor, conocido como el hermano pequeño del Castillo de Peles

El Castillo de Pelisor, conocido como el hermano pequeño del Castillo de Peles

Información práctica: precios y horario

Entrar al Monasterio de Sinaia cuesta 5 lei/persona (1€), el parking es gratuito y está abierto de 8h a 18h.

Para entrar al Castillo de Peles, el parking cuesta 10 lei (2€) y para la entrada al interior del Castillo tenéis dos opciones: tour básico (primera planta) por 30 lei/persona (6€), tour completo (dos plantas) 60 lei/persona (12€). Si queréis sacar fotos, son 35 lei (7€)  adicionales. Eso sí, si no queréis entrar al castillo, podéis disfrutar gratuitamente de sus bellos jardines y la tranquilidad del entorno…

El Castillo de Peles lo encontraréis cerrado los lunes (en invierno también los martes) y podéis entrar de las 9h15 a las 16h15, excepto los miércoles que abre a las 11h de la mañana. Lo mismo para el Castillo de Pelisor, lo único es que tanto en invierno como en verano cierra los lunes y martes.

Bran y el (falso) castillo de Drácula

Probablemente el castillo más famoso del país y el motivo que lleva a mucha gente aficionada a la novela del Conde Drácula a Transilvania, el bello castillo de Bran tiene su fama muy alejada de la realidad histórica…

El famosísimo Castillo de Bran, también conocido como el Castillo de Drácula

El famosísimo Castillo de Bran, también conocido como el Castillo de Drácula

Parece ser que el verdadero Conde Drácula, Vlad Tepes (el personaje real en el que se inspiró Bram Stoker para escribir su novela “Conde Drácula” en 1897), podría haber dormido una noche en este castillo pero ni esto está confirmado. Vlad Drăculea, nombre con el que nació, era un príncipe de Valaquia (al sur del país) en contra del expansionismo otomano que quedó conocido en la historia por su sadismo y su peculiar forma de tratar a sus enemigos (desde otomanos a ladrones): empalándolos vivos hasta la muerte en plena plaza pública y ganándose así el titulo de Vlad, el Empalador (en rumano, Vlad Tepes).

Pero resulta que ni este personaje vivió en el castillo de Bran ni está confirmado que llegó a dormir aquí una sola noche. Por lo que nos contaron apunta más bien a un aprovechamiento turístico. Al parecer, al pasar por ahí unos turistas hace unos años, preguntaron a la gente local que se encontraba por ahí si era ese el “castillo de Drácula” por su aspecto sombrío y su construcción encima de una roca que les recordaba a la descripción de la novela, al que los locales respondieron que sí…Era cuestión de tiempo que empezara todo el merchandising de Drácula en las calles de alrededor del castillo.

No sabemos a ciencia cierta el origen de la leyenda del Castillo de Bran pero al parecer el interior del castillo, ya adaptado para la visita de millares de turistas al año, está acondicionado con mobiliario moderno y no tiene especial interés histórico (no os lo podemos confirmar porque por todos estos motivos decidimos no entrar). Donde sí entramos fue en la casa donde nació Vlad Tepes y os lo contamos en el apartado de Sighisoara.

Cuadro de Vlad Tepes (que inspiró el personaje fictício de Conde Drácula) en su casa en Sighisoara

Cuadro de Vlad Tepes (que inspiró el personaje fictício de Conde Drácula) en su casa en Sighisoara

Información práctica: precios y horario

Si lo quieres comprobar por ti mismx, la entrada al Castillo de Bran cuesta 40 Lei (8€) y abre todos los días de 9h a 18h (excepto los lunes que abre a las 12h) del 1 de Abril al 30 de Septiembre y de 9h a 16h (excepto los lunes que abre a las 12h) del 1 de octubre al 31 de Marzo. En Semana Santa mejor consultad los horarios de apertura.

Rasnov y su ciudadela

Este paseo se correspondió exactamente a la idea que teníamos en nuestro imaginario sobre Transilvania y si lo supiéramos hubiéramos llegado antes para disfrutarla con más tiempo. La ciudadela de Rasnov y las vistas que tenemos desde ella a los montes cárpatos merecen una visita relajada para perderse con tiempo entre el verde y los rincones polvorientos.

Las letras holywoodescas de Rasnov y la ciudadela

Las letras hollywoodescas de Rasnov y la ciudadela

Rasnov, uno de esos escenarios que se correspondían exactamente a la idea que teníamos de la Transilvania rumana

Rasnov, uno de esos escenarios que se correspondían exactamente a la idea que teníamos de la Transilvania rumana… ¿Bellísima a que sí?

Pese (o no) a estar bastante decadente, la bella ciudadela medieval en ruinas todavía fuera del circuito turístico típico (ya que muchxs viajerxs van de Bran a Brasov directamente), merece una parada larga aunque sea sólo por sus vistas a los montes Cárpatos. La visitamos casi en soledad, perdiéndonos en sus rincones y disfrutando del entorno. ¡Una buena sorpresa de la que no sabíamos que esperarnos!

La ciudadela de Rasnov al atardecer

La ciudadela de Rasnov al atardecer

Información práctica: precios y horario

Para subir a la ciudadela se puede ir andando o en un trenecillo turístico que cuesta 5 lei/persona (1€) . La ciudadela está abierta hasta las 19:00, con vistas muy chulas de ciudad y alrededores, y la entrada cuesta 12 lei/persona (2,50€).

Día 2: Brasov

Esta ciudad de bellos edificios coloridos rodeada por el frondoso verde nos recuerda el dominio austrohúngaro al que ha estado sometida la región de Transilvania porque sus colores y arquitectura nos transportan allí mismo, a una ciudad hacia el oeste austríaco… Otra particularidad de Brasov es que en ese mismo frondoso verde que cobija la ciudad ¡viven osos! A veces bajan, de noche, a la ciudad, pero nosotrxs no vimos ninguno (pese a quererlo mucho)…

Inês intentando encontrar algún oso desde el mirador de la Torre Blanca, nuestra vista favorita de Brasov

Inês intentando encontrar algún oso desde el mirador de la Torre Blanca, nuestra vista favorita de Brasov

Desde todos los rincones de la ciudad nos acompañan las letras hollywoodescas de Brasov y todo lo que “hay que ver sí o sí” está en el centro, lo que facilita moverse y condensar la visita en una mañana larga si no tenéis mucho tiempo. ¡Además todo lo que te proponemos es gratis!

Qué ver en Brasov

1. La plaza Sfatului: Donde se despierta y se acuesta la ciudad. Cafés, bares, restaurantes, tiendas y un punto de salida excelente a todos los demás imprescindibles que ver en Brasov.

La colorida plaza Sfatului de Brasov

La colorida plaza Sfatului de Brasov

2. Strada Republicii: la calle comercial donde encontrarás muchas tiendas, restaurantes y bares. Piérdete también por las coloridas calles perpendiculares a Republicii. Cambian con el sol y con la luna y merece la pena recorrerla bajo las dos.

Colorida calle de Brasov

3. La Iglesia Negra (Black Church): Debe su nombre y su color al incendio causado por las fuerzas invasoras austríacas en el 1689.

La Torre del reloj de la Iglesia Negra

La Torre del reloj de la Iglesia Negra

4. Calle Sforii: Si pasas por aquí y tienes la sensación de haber engordado, tranquilidad, lo que pasa es que es una de las calles más estrechas de Europa.

La calle más estrecha de Europa está en Brasov

Una de las calles más estrechas de Europa está en Brasov

5. Puerta de Caterina: la puerta de estilo medieval es la única que se mantiene de la antigua muralla

La Puerta Caterina

6. La Torre Blanca: Merece la pena subir a la torre blanca (a pie por escaleras o en coche) y disfrutar de las vistas de la ciudad.

Vistas de Brasov desde la Torre Blanca

Vistas de Brasov desde la Torre Blanca. ¿Veis la plaza Sfatului en el centro?

Información práctica: Dónde comer y Dónde dormir

Brasov fue nuestra primera noche en Transilvania (sí, si salís pronto podéis hacer todo esto en un día). Cenamos comida tradicional con un toque moderno (y unas cervezas artesanas riquísimas) en un sitio que nos encantó llamado La Ceaun, justo en el centro histórico de la ciudad (si os gusta el dulce tenéis que pedir el apfelstrudel, el mejor que hemos probado hasta hoy).

El hotel que elegimos para dormir por la cercanía al centro (tardábamos caminando 10 minutos de todo lo que hay que ver) y la relación calidad-precio fue el Hotel Apollonia, 40€/noche.  Habitación doble con cama cómoda y baño privado con ducha con chorritos ideales para relajarse después de un día pateando. Eso sí, no paguéis el desayuno del hotel, no merece la pena (muy escaso y regular, mejor fuera). Tiene parking con pocas plazas, aunque no tuvimos problema.

El Hotel Apollonia donde nos quedamos muy a gusto, en Brasov

El Hotel Apollonia donde nos quedamos muy a gusto, en Brasov

Día 3: Sighisoara y Alba Iulia

Sighisoara

Ciudad bonita donde las haya en la Transilvania rumana, Sighisoara saltó directamente para el puesto de nuestra ciudad favorita de este roadtrip: no hay más que mirar los colores de sus estrechas callejuelas por las que nos perdimos. Su bello centro histórico está tan bien conservado que se ha clasificado como patrimonio de la Unesco. Es, además, una de las pocas ciudades fortificadas de Europa del Este que sigue estando habitada y ojalá siga siendo así muchos años.

Inês en una calle del casco antiguo de Sighisoara

Inês en una calle del casco antiguo de Sighisoara

Para lxs fans del Conde Drácula, deciros que fue aquí donde nació y vivió los primeros años el verdadero Vlad Dracul, que fuimos a su casa y que nos asustamos (¡de verdad, también!)… No contamos dónde nos asustamos ni por qué para no estropearos la sorpresa…jajaja Pero si os apetecen una risas, y no hay cola, pasaros ;)

La carretera desde Brasov hasta Sighisoara tiene tramos bellísimos por lo que os aconsejamos hacerla de día, ya que además es más seguro. Rumanía nos ha parecido de los peores países para conducir en Europa a nivel de seguridad: adelantamientos en curvas sin visibilidad cada dos por tres además de agujeros importantes (en este tramo sobre todo)… ¡Ojo Cuidao! Por todo esto creamos un apartado en el post hablando de “conducir por Rumanía

Qué ver en Sighisoara

1. Lo mejor de Sighisoara es gratis porque es perderse en las callejuelas coloridas del centro histórico. Si te gusta la fotografía, cuenta con un par de horas porque es muuuy fotogénica esta ciudad.

¡Vaya callejuelas más coloridas!

Un rincón de una callejuela de Sighisoara

Un rincón de una callejuela de Sighisoara

2. Torre del Reloj: Las vistas de la torre del reloj son bellas a la par que imprescindibles para hacerse una idea de la ciudad. La entrada cuesta 15 lei/persona (3€)

Vistas de la Torre del Reloj, en Sighisoara

3. La casa de Vlad Tepes (5 lei/persona; 1€): Es una turistada pero si no hay cola y te apetece echarte unas risas, entra en la casa (ahora también restaurante) donde nació Vlad Tepes, el personaje real que inspiró a Drácula, el personaje ficticio. ¡Y asustarse! No hacemos más spoilers

La casa de Vlad Tepes en Sighisoara

La casa de Vlad Tepes en Sighisoara

4. La Torre de los Zapateros y las otras 7 torres de ciudadela: Sighisoara todavía conserva varias de las torres de defensa de la ciudad. Si bien la torre del Reloj es la más importante, también merece la pena acercarse a la torre de los zapateros y a las demás torres si podéis.

La torre de los Zapateros

La torre de los Zapateros

5. La iglesia de la Colina: merece la pena subir las escaleras cubiertas que llegan a la Iglesia y al cementerio para ver las vistas. La iglesia estaba en obras cuando fuimos pero cuesta 8 lei/persona (1,60€) para entrar.

La entrada a la Iglesia de la Colina, antes de empezar la subida

La entrada a la Iglesia de la Colina, antes de empezar la subida

Información práctica: Dónde comer y Dónde dormir

Para comer/cenar te recomendamos el Gasthaus Altepost Restaurant Traditional. Comida rica tradicional rumana en un entorno acogedor con luz en la penumbra. Eso sí, paciencia que el servicio tarda un poquito… pero merece la pena.

En Sighisoara dormimos en pleno centro, en el Extravagance Hotel, muy buena relación calidad-precio :(27€/noche):

Nuestra habitación en el centro de Sighisoara en el Hotel Extravaganze (de extravagante tenía más bien poco, pero era cómodo y céntrico)

Nuestra habitación en el centro de Sighisoara en el Hotel Extravagance (de extravagante tenía más bien poco, pero era cómodo y céntrico) y tiene un parking a 2 minutos caminando.

Alba Iulia

La capital espiritual de Rumania es famosa por su ciudadela en forma de estrella. Si bien lo puedes intuir perdiéndote dentro de la fortaleza, las fotos hechas con dron lo dejan claro: una estrellita de siete puntas perfecta.

La fortaleza en forma de estrella de Alba Iulia- Fuente: https://commons.wikimedia.org

La fortaleza en forma de estrella de Alba Iulia- Fuente: Wikimedia.org

En Alba Iulia hicimos una parada de apenas 2 horas de camino a Sibiu, pasando por sus imprescindibles, aunque sus 12 Km de muralla merecen que lxs amantes de Historia se pierdan unas cuantas horas más ante esta imponente fortificación.

Qué ver en Alba Iulia

1. La Catedral de Reunificación donde fue coronado Fernando I como el Rey de Rumanía en 1922

La Catedral de la Reunificación, en Alba Iulia

2. La Catedral gótica de San Miguel, la catedral más antigua y grande del país

La Catedral gótica de Alba Iulia

La Catedral gótica de Alba Iulia

3. La Biblioteca Batthyaneum que cobija más de 60.000 volúmenes, algunos manuscritos de valor incalculable

4. La sala de la Unión en la que se proclamó la unión de Transilvania al reino de Rumanía, en 1918

Si quieres más información sobre Alba Iulia te recomendamos este post de Vero4Travel

Días 4 y 5: Sibiu

La ciudad con más vidilla en la que hemos estado y la que elegiríamos de base para varios días para quién trabaje online como nosotrxs (nos quedamos dos noches y nos quedaríamos más). Tuvimos la suerte de coincidir con el Festival de Jazz de la ciudad con conciertos gratuitos al aire todas las noches, pero eso no fue lo que nos enganchó a ella…Entre otros factores, en Sibiu ¡las casas tienen ojos! ¿Qué ven?

Las casas con ojos de Sibiu

Las casas con ojos de Sibiu

Qué ver en Sibiu

1. Las 3 plazas: contemplar las casas cotillas de la ciudad en sus tres plazas principales: Piata Mare (plaza grande), la Plaza Pequeña y la Plaza Huet. Tómate algo y fíjate en los ojos en los tejados de las casas, se enteran de todo lo que pasa a su alrededor. Ellas nos ven, no hay más que verlas.

La plaza grande, Sibiu

La Piata Mare llena de casas cotillas, Sibiu

2. La Iglesia: subir a la iglesia a ver las vistas (5 lei/persona; 1€). Aparte de disfrutar de las vistas, puedes ver la campana en funcionamiento a tu lado, sin ningún tipo de protección (si bien fue curioso, si tienes problemas auditivos lleva tapones, mis tímpanos se resintieron un poquito). Hay ventanas pequeñitas y sólo algunas se abren así que tus ojos podrán disfrutar de las vistas de 360º pero la cámara solo de alguna que otra…

Vistas de Sibiu desde la Iglesia

Vistas de Sibiu desde la Iglesia

Una paloma rumana disfrutando de las vistas de Sibiu desde la ventana de la Iglesia

Una paloma rumana disfrutando de las vistas de Sibiu desde la ventana de la Iglesia ¡Qué lista!

3. La Council Tower (Torre del Consejo): Subir a esta torre (2 lei/persona; 0,40€) tiene 2 pros y 2 contras. Pros: si te gusta Metallica como a nosotrxs estás de suerte porque hay altavoces en todas las plantas de la torre mientras vas subiendo las escaleras y la banda sonora es Metallica (o al menos lo era cuando fuimos). Sí, es la primera torre que subimos con Metallica de banda sonora, hay una primera vez para todo. El otro pro es que puedes ver como funciona un reloj por dentro, ¡sí, las entrañas del Reloj de la torre! Nunca lo habíamos visto tampoco y está chulo. Ahora los ‘peros’…Cuando llegues a la última planta de la torre dispuesta/o a disfrutar de las vistacas de Sibiu te encontrarás con cristales sucios que merman bastante el impacto de las vistas (¡y de las fotos ya ni te cuento¡). El otro ‘pero’ es que… ¡Hay un verdugo esperándote cuando bajes así que cuidado! (na, es majo realmente)

La foto posible de las vistas de Sibiu y de los Cárpatos desde la torre del Consejo

El verdugo que te espera en la bajada de la Torre del Consejo (¡Qué miedo!)

El verdugo que te espera en la bajada de la Torre del Consejo (¡Qué miedo!)

4. Puente de las Mentiras: cuenta la leyenda que si dices una mentira mientras cruzas este bello y floreado puente, se cae. He intentado de todo, desde mentiras como que “el machismo no existe” a “mi camiseta es roja” vistiendo amarillo pero nada de nada. va a ser que la teoría de que es un malentendido idiomático es cierta…

El puente de las Mentiras

El Puente de las Mentiras, Sibiu

5. Perderte en las pintorescas callejuelas del casco antiguo, sobre todo si te entra el hambre: aléjate de las plazas principales y descubre ese pequeño restaurante local con terracita desde donde contemplar la vida pasar…

Rincón de Sibiu

Rincón de Sibiu

6. Catedral de la Santísima Trinidad: ¡impresiona muchísimo al entrar! Se nota que está inspirada en Santa Sofia de Estambul, y aunque la turca nos siga pareciendo más espectacular esta catedral de estilo bizantino merece indudablemente una visita.

La Catedral de la Santísima Trinidad de Sibiu

La Catedral de la Santísima Trinidad de Sibiu

Información práctica: Dónde comer y Dónde dormir

Para comer te recomendamos: El Crama Sibiul Vechi, solo entrando en el restaurante ya sabes que te va a gustar. Decorado tradicionalmente, no faltan los platos típicos rumanos muy bien confeccionados.

También nos gustó el Kulinarium (donde cenamos después del pésimo servicio del Weinkeller del que nos habían hablado muy bien), disfrutamos de una cena riquísima en su terraza en pleno casco antiguo.

Si eres fan de los cafés y los tes, puedes descansar de tu paseo por Sibiu en Arhiva de Cafea și Ceai.

En Sibiu dormimos 2 noches en este increíble apartamento en pleno centro (38€/noche) Fue el alojamiento que más nos gustó del viaje porque era muy transilvano (¡ese sofá y esos detalles kitsch!), la cocina equipada con todo (para desayunar y si os apetece cocinar algún día) y el baño y la cama muuy cómodos. No tiene parking pero no hubo problema en aparcar justo en frente. ¡Volveremos aquí indudablemente!

Nuestra habitación enorme con sofá incluído de nuestro apartamento en Sibiu. ¡Muy recomendable!

Nuestra habitación enorme con sofá incluído de nuestro apartamento en Sibiu. ¡Muy recomendable!

Nuestra habitación enorme con sofá incluído de nuestro apartamento en Sibiu. ¡Muy recomendable!

Detalles kitsch de nuestro apartamento en Sibiu. La cocina y baño por la puerta esa de la izquierda.

Si tienes más tiempo por la región…

1. Para lxs amantes de la naturaleza y el senderismo: nosotrxs nos quedamos con las ganas de hacer alguna ruta de senderismo por Transilvania. Hay varias opciones pero nos comentaron que una buena opción es por las montañas Bucegi, no lejos de Brasov. Podéis llegar al pico Omul, a 2510 metros o, para la gente más vaga, coger el teleférico y disfrutar de las increíbles vistas.

2. Para lxs amantes urbanitas, incluid una visita a Cluj Napoca, la ciudad universitaria con muuucha vidilla por lo que nos han contado y, a poder ser, que coincida con el Festival Internacional de Cine, nosotrxs nos quedamos con las ganas… ¡Para la próxima!

3. Para lxs amantes de la conducción: no te pierdas la “Transfăgărășan“, considerada la carretera más bonita del mundo. No sabemos si es una exageración o no porque cuando intentamos ir nosotrxs estaba cerrada (abre sólo en Verano) pero creemos que merece la pena intentar así que lo apuntamos para ir la próxima vez. Si no os queréis perder esta aventura (y contárnoslo todo después) os recomendamos leer este post de Viajeros 3.0 y este otro de Machbel donde explican muy bien cómo ir hasta la famosa carretera.

Transporte por Transilvania

Aunque no es imposible desplazarse en transporte público por Transilvania (tren o autobús), si vas con el tiempo justo la opción más recomendable es alquilarte tu propio coche para tener libertad, ir a tu ritmo y hacer todas las paradas que te apetezca.

Si tenéis tiempo y/o os apetece la opción de recorrerlo en tren y disfrutar de los paisajes, Maruxaina así lo hizo y comparte alguna información sobre ello aquí, ¡si tenéis dudas le podéis preguntar!

Para lxs que os decidáis con la opción de alquilar el coche, seguid leyendo…

Dónde alquilar el coche

Lo más recomendable es alquilar el coche para recogerlo en el propio aeropuerto. Si vuelas a Otopeni, que está a las afueras de Bucarest, podrás salir directamente en dirección a Transilvania.

Si vas a visitar Bucarest (cosa que te recomendamos, ya que a pesar de que mucha gente no la recomienda, a nosotrxs nos encantó!), te recomendamos no llevar el coche, ya que el tráfico allí es bastante caótico y perderás un montón de tiempo.

Así que lo ideal es que si quieres hacer Transilvania + Bucarest, recojas el coche en el aeropuerto de Otopeni para recorrer Transilvania, lo dejes allí a tu vuelta y que vayas en transporte público y/o taxi al centro de Bucarest.

Empresas de alquiler de coche

Como siempre hay muchas opciones a la hora de alquilar un coche, y en Rumanía no es diferente. Nosotrxs solemos alquilar con Sixt (porque suele ser más barato que otras empresas y nos conocemos ya la letra pequeña), pero siempre comparamos con otras marcas y elegimos la que más nos conviene según el caso.

En nuestro paso por Transilvania elegimos Sixt, y pagamos 167€ por alquilar un coche durante 5 días (un Opel Corsa básico, a gasolina). Pagamos un extra por eliminar la franquicia (esta es una de la letras pequeñas de muchas empresas de alquiler: te ponen una franquicia de entre 600 y 2000€ y aunque tenga seguro el coche, si pasa algo, hasta esa cantidad la tendríais que pagar).

El Opel Corsa que alquilamos con Sixt en el mirador de la Torre Blanca (Brasov)

El Opel Corsa que alquilamos con Sixt en el mirador de la Torre Blanca (Brasov)

El coche iba genial y no nos dio ningún problema, así que encantados con el servicio. Lo recogimos en Otopeni el primer día al llegar (además llegamos a las 00:30, de madrugada) y lo devolvimos tras nuestros 5 días para seguir nuestra ruta por Bucarest en transporte público.

Si queréis algo más barato, es posible que encontréis otras opciones (nos recomendaron AutoEurope), pero nosotrxs cuando buscamos, con el tema de la franquicia Sixt era la que salía más barata (hay que decir que reservamos sólo con 2 semanas de antelación)

Conducir por Transilvania (y Rumanía, en general)

El mayor contra de conducir vuestro propio coche en vuestro viaje a Transilvania (y al resto de Rumanía) es que es uno de los países en los que hemos estado donde se conduce “peor”: los adelantamientos en línea continua en plena curva sin visibilidad son algo frecuente, así como ir mucho más rápido de lo indicado en los límites de velocidad.

También hubo algunos tramos de carretera (especialmente en el tramo entre Brasov y Sighisoara) en el que la carretera está llena de agujeros impredecibles no señalizados, así que allí especialmente hay que ir despacio y dejar adelantar a lxs estresadxs que se os pegarán como una lapa para intentar adelantaros.

En nuestra experiencia, lo mejor es ir despacio y con los ojos muy atentos sobre todo en las curvas, teniendo en cuenta que os puede aparecer un coche de la nada en vuestro carril y en dirección contraria.

Lo mejor: conducir despacio y hacer muchas paradas para disfrutar de las vistas!

Lo mejor: conducir despacio y hacer muchas paradas para disfrutar de las vistas!

Hemos leído que la ley se está poniendo más dura (sobre todo en temas de velocidad, con radares y demás) pero la verdad es que en general éramos el único coche que iba a la velocidad indicada

Para orientarse y obtener direcciones, nosotrxs siempre tiramos de nuestros móviles y Google Maps (aquí podéis ver las apps que utilizamos en nuestros viajes), además de llevar una buena powerbank (ahora mismo llevamos esta Xiaomi, de 20000mAh, que nos da para cargar teléfonos y cámaras).

En general no tuvimos problemas con Google Maps, aunque en el trayecto de Sighisoara a Alba Iulia había un aviso de accidente en la carretera principal, y en Google Maps nos aparecía como cortada, por lo que nos sugiría una ruta alternativa que no existía y tuvimos que seguir nuestra intuición y seguir por la carretera principal para poder llegar (efectivamente había un accidente, con lo que había un poco de atasco, pero todo bien).


Mirando a los Cárpatos con amor

Mirando a los Cárpatos con amor

¡Hasta pronto Transilvania! Multumesc

Itinerario de Transilvania en 5 días: qué ver, dónde comer y dónde dormir
5 (100%) 20 votes

Deja un comentario