Santa Maria sabe a verano, a vacaciones y a mar. Nos bañamos en playas impresionantes, caminamos por un desierto rojo que parecía estar en Marte, escuchamos jazz en un festival al aire libre, brindamos al atardecer en el mar y hasta tuvimos una de las experiencias de submarinismo más increíbles de siempre. Esta isla fue, indudablemente, una de las más grandes sorpresas del viaje de 2 meses por las nueve islas azorianas.

En esta guía intentamos reflejar todo lo que Santa Maria tiene para ofrecer con propuestas prácticas, itinerarios de 2 a 5 días, dónde dormir y hasta dónde comer para que tu viaje por la isla sea tan increíble como ha sido el nuestro.

Baía de São Lourenço, nuestro mirador y nuestra playa favoritos de la isla

Datos básicos para viajar a Santa Maria

Santa Maria es, con sus 6 millones de años, la isla más antigua geológicamente de todas las Azores (la isla de Pico es la más joven con 250.000 años). La abuela azoriana nació dos veces (la primera isla se hundió en el océano atlántico años después de aparecer) y esconde fósiles que nos cuentan historias de hace millones de años. Fue también, oficialmente, la primera en ser descubierta en 1427. Conforma, junto con São Miguel, el grupo oriental del archipiélago azoriano y es, de las nueve, la que concentra el mayor número de arroyos y la cascada más grande del país. Se la conoce como la isla amarilla, la isla del sol o como «el Algarve de las Azores«: si has estado en la costa sur del continente portugués entenderás que el apodo de Santa Maria viene por sus extensos arenales de playas de arena fina y por el clima ameno y estable a lo largo de todo el año, al contrario de sus vecinas donde predominan las piscinas naturales volcánicas y las cuatro estaciones en un día. No puedes despedirte de la isla sin probar su meloa (el melón mariense), símbolo de la isla, y si buceas querrás hacer, al menos, una inmersión en sus aguas transparentes repletas de vida.

Moneda: Euro

Idioma: Portugués

Población: 5400 (en 2021)

Presupuesto diario: Desde 80€/día por persona (aprox.) para un viaje de 5 días. Más información de presupuesto aquí

Clima: Primaveral todo el año con temperaturas entre los 15º y los 25º (varía algo, no mucho, en los meses de verano e invierno), siendo lo ideal el verano para disfrutar de sus playas. Entérate mejor de cuándo ir aquí.

Alojamiento: Santa Maria no es muy grande pero, en nuestra opinión, lo ideal es que te quedes en Vila do Porto, su capital: en las Azorean Stone Houses (desde 50€/noche) donde nos quedamos o en el hotel Charming Blue (desde 89€/noche) para algo más sofisticado. Si quieres quedarte en frente al mar, lo ideal es la Casa da Fajãzinha (desde 83€/noche) o la Vigia da Areia (desde 180€/noche, con jacuzzi en la terraza) ya que ambas se encuentran en frente a nuestra playa favorita de la isla, São Lourenço. La Casa dos Tomarinhos (desde 80€/noche) es ideal si buscas turismo rural. Más opciones de dónde dormir aquí

Duración: Mínimo 2 días. Ideal 5 días.

Vuelos: Hay vuelos directos desde Lisboa con Sata, en caso contrario tendrás que volar al archipiélago (São Miguel y Terceira suelen tener los vuelos más baratos) y desde ahí a Santa Maria. Te recomendamos que utilices comparadores de vuelos como Skyscanner y Kiwi y que seas flexible con las fechas. Más información de cómo llegar aquí.

Transporte: La mejor opción es alquilar un coche. Nosotrxs lo hicimos con Autatlantis y nos encantó: coches nuevos y la mejor política de franquicia. Más info aquí

Zona horaria: UTC +0. La hora en el archipiélago de las Azores (Portugal) es una hora menos que en el continente portugués y dos menos que en España.

Medidas Covid-19: Dado que en las Azores las medidas van cambiando constantemente, antes de viajar consulta aquí la información oficial del gobierno regional para entrar al archipiélago y aquí las restricciones específicas por isla.

Barreiro da Faneca, el desierto rojo de las Azores

Cuándo ir a Santa Maria

Los mejores meses para ir a Santa Maria son de Mayo a Octubre, intentando evitar Julio y Agosto que son los meses con más turismo, aunque esta pequeña islita no es de las más visitadas así que hasta podrías arriesgar (eso sí, reservando todo con tiempo ya que la oferta de alojamientos no es muy grande). Junio y Septiembre suelen ser los mejores meses, con buen tiempo, aguas todavía apetecibles y menos turismo masificado.

A nivel de clima, el verano es sin duda la mejor época, con temperaturas más elevadas, menos probabilidad de lluvia y la posibilidad de disfrutar más de sus playas.

Praia Formosa

Tabla del clima en Santa Maria, con temperaturas y días de lluvia por mes:

MesTemperatura mediaTemperatura media (agua)Días de lluvia
Enero16º17º7
Febrero15º16º5
Marzo15º16º5
Abril16º17º4
Mayo18º18º4
Junio20º20º2
Julio22º22º1
Agosto23º23º1
Septiembre22º23º4
Octubre20º21º7
Noviembre18º20º7
Diciembre16º18º9
MesTemperatura mediaTemperatura media (agua)Días de lluvia

Si quieres hacer coincidir tu visita con algún evento, en Julio hay el festival Santa Maria Blues que, cuando fuimos en Julio del 2021, ya iba por su XVII edición así que si te gusta el Jazz y el Blues, ni lo dudes. En Praia Formosa se celebra, cada Agosto, un festival internacional de artes y música, el festival Maré de Agosto cuyo escenario se encuentra a tan solo 20 metros del mar y puedes ver a actuar nombres del panorama artístico mundial.

En Julio la banda sonora de Santa Maria es el jazz y el blues en el Festival Santa Maria Blues.
En Julio la banda sonora de Santa Maria es el jazz y el blues en el Festival Santa Maria Blues.

Cómo llegar a Santa Maria

Los únicos vuelos directos a Santa Maria desde fuera del archipiélago son con SATA, la aerolínea azoriana, desde Lisboa, aunque son limitados (pocas plazas y pocos días a la semana). En alternativa, lo más común es volar al archipiélago de ahí hacer otro vuelo de conexión hasta Santa Maria. Desde España y Portugal hay vuelos:

  • Desde Lisboa a Ponta Delgada (São Miguel), a Lajes (Terceira), a Pico o a Horta (Faial)
  • Desde Oporto a Ponta Delgada (São Miguel) y a Lajes (Terceira)
  • Desde Madrid a Ponta Delgada (São Miguel) pero, de momento, únicamente en verano.

Los vuelos más económicos suelen ser los de Ryanair desde Lisboa/Oporto para Ponta Delgada (São Miguel) o Lajes (Terceira) pero para conseguir el mejor precio lo ideal es que seas flexible con las fechas y que utilices comparadores de precios como Skyscanner y Kiwi.com.

Una vez en al archipiélago, tendrás que volar a Santa Maria desde uno de esos aeropuertos con SATA, la aerolínea azoriana (actualmente, no existe conexión en barco para llegar a Santa Maria)

Desde Noviembre de 2021 dejaron de existir los vuelos gratuitos de conexión para turistas (hasta esa fecha, podías reservar un vuelo gratis dentro de las 24h de tu entrada al archipiélago a cualquier otra isla). Los vuelos a Santa Maria desde otras islas suelen costar desde unos 100€/persona ida y vuelta, así que mejor reservar lo antes posible.

Volando en un columpio en Poço da Pedreira

Cuántos días dedicar a Santa Maria

Te recomendamos un mínimo 2 días, aunque lo ideal para Santa Maria son 4 o 5 días y si quieres dedicarle más tiempo para ir relajado/a y disfrutar de las playas, no te arrepentirás. Por este motivo te proponemos distintos tipos de itinerarios, de más o menos días.

Caminando hacia la Ribeira de Maloás

Qué ver en Santa Maria

Aquí te dejamos un resumen de los lugares de interés para visitar en Santa Maria, y debajo tienes el mapa e información específica de cada lugar.

Qué ver y qué hacer en Santa Maria

  • Disfrutar de playas increíbles de arena fina
  • Pasear por un desierto rojo como si estuvieras en Marte
  • Contemplar la cascada más grande de Portugal
  • Aprender sobre el origen de las Azores en la isla más antigua y con más fósiles
  • Tener de las experiencias de buceo más increíbles de siempre
Cascata do Aveiro, la cascada más grande de Portugal

Mapa de Santa Maria

Aquí te dejamos todos los lugares de interés en Santa Maria de los que hablamos en esta guía en un mapa de Google Maps que puedes llevar en tu smartphone para consultar en cualquier momento.

Aquí te dejamos también un mapa turístico con las carreteras de Santa Maria (haz click en la imagen para descargarlo en mayor tamaño y resolución)

Praia Formosa

Praia Formosa, la impresionante playa de arena, nos transporta al sur del continente portugués, a una larga playa del Algarve, y por instantes nos hace dudar de si realmente estamos en las volcánicas islas azorianas en el medio del Atlántico. Será también por culpa de ella (además del clima de la isla) que la más antigua isla de las Azores es conocida como «el Algarve de las Azores».

Además de extensa donde nunca falta espacio para poner la toalla, la Praia Formosa tiene otra particularidad: la temperatura del agua. Gracias a las partículas calcáreas, el agua se mantiene a una temperatura de 25º aproximadamente, una gozada.

El prestigioso periódico The Guardian la eligió, en el 2013, nada más y nada menos que una de las 20 mejores playas del mundo para ir de vacaciones.

Si te entra el hambre, hay algunos restaurantes por ahí. A pie de playa está O Paquete, donde fuimos a picar algo pero casi mejor aguántate hasta después y vete al O Grota, en la localidad de Maia, para probar comida casera riquísima.

No te olvides de parar, de camino (o a la vuelta de la playa) en el Miradouro da Macela para contemplarla desde lo alto.

También puedes llegar a Praia Formosa caminando desde Vila do Porto en una bella ruta de senderismo. Más info aquí

Ribeira de Maloás

Uno de los monumentos naturales más impresionantes de la isla, la Ribeira de Maloás es un conjunto de columnas basálticas, similares a las de la famosa «Calzada de los Gigantes» irlandesa.

De hecho, no sólo es bello este monumento natural como también el sendero para llegar hasta aquí. Puedes aparcar aquí el coche y luego caminar unos metros con impresionantes vistas al mar hasta este punto.

Tal como leímos en el cartel explicativo que se encuentra al empezar el sendero que lleva a Ribeira de Maloás, esta estructura volcánica se produjo en una «escorrentía de lava basáltica» que se emitió por el Complejo Volcánico de Pico Alto.

Las disyunciones prismáticas o columnares son estructuras que se forman durante el proceso de enfriamiento de drenajes gruesos de lava basáltica. ¿Cómo? La contracción del material rocoso durante el enfriamiento y solidificación de la lava, genera fracturas perpendiculares a la superficie del enfriamiento. Estas fracturas, al propagarse por el interior de la roca, generan columnas paralelas entre sí. Como esta «escorrentía lávica» tuvo lugar en un terreno plano y horizontal, los prismas observados son prismas verticales, cuyo desmantelamiento formó esta imponente «pared prismática» de Ribeira do Maloás. Es parte integrante del Área Protegida para la Gestión de Hábitat o Especies de Ponta do Castelo y está clasificado como geosítio del Geoparque Azores-Geoparque Mundial de la Unesco.

En época de lluvias tiene una cascada de 20 metros que la hace todavía más bella.

Miradouro da Pedreira da Tia Raulinha

De camino a Ponta do Castelo y a Maia, puedes hacer una pequeña parada en el Miradouro da Pedreira da Tia Raulinha, desde el cual tendrás vistas del Farol de Gonçalo Velho y de de la bahía de Maia.

Ponta do Castelo y Farol de Gonçalo Velho

Un faro con nombre y apellido, el Farol de Gonçalo Velho se llama así en homenaje al navegador que se dice que descubrió la isla de Santa Maria. Es considerado uno de los faros más bonitos de las Azores, para muestra una foto:

También hay un mirador que era un antiguo posto de vigia, donde avistaban las ballenas, y las ruinas de una antigua fábrica ballenera que nos recuerda el triste y duro pasado de la caza a la ballena en las Azores. Esta práctica tuvo más expresión en la isla de Pico aunque fue transversal a las 9 islas.

En la isla de Santa Maria la caza a la ballena tuvo dos épocas. La primera, entre 1896 y 1904, duró 9 años y se capturaran 26 cachalotes. Fue en la segunda época de «baleação«, entre 1937 y 1966, que esta práctica ganó más importancia en la isla como una actividad principal en la economía local, generadora de empleo y riqueza. Después de más de 30 años de actividad en los que se capturaron más de 850 cachalotes y producido alrededor de 2.000.000 kg de aceite, la «Companhia Baleeira Mariense» cerró. La actividad se prohibió definitiva y felizmente cuando Portugal entró en la entonces Comunidad Económica Europea (CEE) en 1986. En nuestra guía de la isla de Pico te contamos más sobre esta práctica que persistió y se convirtió en una importante actividad económica en las islas durante unos 50 años.

Si tienes tiempo, baja el sendero que se encuentra ahí, junto al faro, en dirección al mar, para encontrarte con las ruinas de un antiguo puerto ballenero y sorprenderte con unas piscinas naturales en las que disfrutar, con casi toda seguridad, en soledad.

Cascata do Aveiro

La Cascata do Aveiro es, nada más y nada menos que la cascada más alta de Portugal. 110 metros de cascada que conforman un escenario espectacular que desemboca en el mar que se encuentra unos pocos metros más adelante.

En la desembocadura del riachuelo, en una de las orillas, aún subsiste el «Lagar do Aveiro», un pequeño tanque excavado en la roca, en el siglo XVI, donde su propietario ya llegaba a producir 20 barriles de vino al año.

Caminando hacia el mar, nos encontramos con el paisaje de la costa sur mariense. Un área que se extiende desde Ponta de Castelete (al norte de Maia) hasta Figueiral (al oeste de Praia Formosa) y está clasificada como Área Protegida de Gestión de Recursos por su importancia biológica y su riqueza de habitats y especies marinas de fauna y flora. Es una zona de paso de especies marinas migratorias como el tiburón-ballena y la tortuga boba.

Maia

A Maia la conocerás para ir a uno de los sítios míticos donde comer en la isla, O Grota. Pero Maia va más allá de la canja de peixe (sopa de pescado) de Aida. También te esperan unos chapuzones en sus piscinas con agua del mar que contrastan con los «socalcos» de viñedos.

El área protegida de Baía da Maia cuenta con 55 hectáreas se delimita por el litoral y las laderas de Ponta do Castelete, Baixa da Maia y Ponta do Castelo. Es una popular zona de veraneo para la gente mariense, con una rica historia cultural y económica que se denota en el paisaje con numerosas plantaciones de viñedos dispuestas en «socalcos» y protegidas por «quartéis» de roca basáltica. El cultivo de la vid era tradicionalmente realizado por familias, para su sustento, y suponía un importante esfuerzo humano, ya que la uva se transportaba en canastas de mimbre sobre los hombros, cuesta abajo hasta la bahía.

Santo Espírito, la Cooperativa y el Museo de Santa Maria

Para comprar un recuerdo textil, apoyar un proyecto increíble y degustar sus deliciosas galletas artesanales, te recomendamos acercarte a Santo Espírito y visitar la Cooperativa de Artesanato de Santa Maria (Cooperativa de Artesanía de Santa Maria). La cooperativa surgió en 1989 de la mano de nueve mujeres que, en una época y en una isla donde las miraban con desconfianza por trabajar (también) fuera de casa, aprendieron todo el proceso textil (inicialmente sin lucros, sólo de cara al futuro): desde trasquilar las ovejas, hasta hacer el hilo y colorearlo. Después llegaron los telares y, con ellos, las mantas, las alfombras, los gorros, los manteles, las faldas y los jerseys. Finalmente, y con el objetivo de diversificar la oferta, crearon el pan (en horno de leña) y después los dulces tradicionales marienses, unas galletas famosas y ricas que ya se exportan llamadas «biscoitos de orelha«.

Mantas en la Cooperativa de Artesanato de Santa Maria. Foto de CRAA
Mantas en la Cooperativa de Artesanato de Santa Maria. Foto de CRAA

También en Santo Espírito se encuentra el Museu de Santa Maria. Inaugurado en 1972, el museo se ubica en una casa tradicional isleña de principios del siglo XX y acoge una colección sobre la vida cotidiana de Santa Maria en los siglos XIX y XX con objetos de cerámica producidos por las numerosas fábricas de loza que existían en la isla. Entrada: 1€. De martes a viernes de 9:30 a 12:30 y de 14:00 a 17:30.Cerrado lunes, sábados, domingos y festivos.

En Santo Espírito se encuentra uno de los alojamientos más especiales de la isla. La Casa dos Tomarinhos (desde 80€/noche) son casitas de piedra de una o dos habitaciones, en un entorno bucólico, con vistas al mar. Ideal para quienes buscan tranquilidad.

Casa dos Tomarinhos. Foto de Booking.
Casa dos Tomarinhos. Foto de Booking

Baía de São Lourenço, su playa y sus miradores

Aquí se encuentra nuestra playa favorita, São Lourenço, y también nuestro mirador favorito (homónimo) de toda la isla. Cuando te acerques nos dirás si no es de los sitios más bellos de Santa Maria. Clasificada como reserva natural desde 1987, su azul intenso en contraste con el verde de los viñedos atrapa cualquiera que pase por aquí. Esta zona era el antiguo cráter de un volcán, que colapsó dando origen y forma a la bahía que vemos.

Desde el mirador, la bahía vestida de socalcos verdes de viñedos delimitados por piedra volcánica recortada por un mar azul turquesa que hace que, a pesar de su belleza, no nos aguantemos mucho tiempo sólo contemplando las vistas, sin bajar a darnos un chapuzón.

Una vez abajo, una playa inmensa de arena fina y aguas limpísimas donde refrescarse.

Si te animas a caminar un poquito, desde el otro lado del acantilado hay un increíble mirador al que sólo se puede acceder a pie. El mirador es este, y hay que dejar el coche por aquí, donde empieza el sendero. De camino al siguiente punto (Poço da Pedreira), te encontrarás con tres miradores más (uno, dos y tres) desde los cuales visionar la espectacular bahía:

Puedes alojarse en la que es, en nuestra opinión, la mejor playa de la isla en la Casa da Fajãzinha (desde 63€/noche, en temporada alta sube a 90€/noche) o en la Vigia da Areia (desde 180€/noche, con jacuzzi en la terraza) ideal para darse un capricho y despertarse (y desayunar y comer y cenar) con el océano Atlántico, tanto con la vista como de banda sonora.

Vigia da Areia, de los mejores alojamientos de la isla. (foto de Booking)
Vigia da Areia, de los mejores alojamientos de la isla. (foto de Booking)

Poço da Pedreira

El Poço da Pedreira es una antigua zona de extracción de piedra que se utilizaba para la construcción, y ahora es un paisaje del otro mundo, un oasis de silencio y de… ranas.

Consiste en una gran roca de tono rojizo, excavada en el cono volcánico, el Pico Vermelho, formado hace unos 3 o 4 millones de años. Está formado por piroclastos basálticos de coloración rojiza, muy alterados y consolidados.

La poca rigidez de los materiales permitió cortar geométricamente grandes bloques de piedra, utilizando técnicas rudimentarias y mucha fuerza humana, dando a este lugar el aspecto espectacular que tiene hoy. Su extracción se detuvo en la primera mitad del siglo XX, con la llegada del cemento y del hierro a la construcción civil de la isla. Hasta entonces, el material extraído fue de gran importancia en la construcción de casas, molinos e iglesias marienses, concretamente en las fachadas, contraventanas, hornos y chimeneas.

Actualmente tiene paredes verticales y geométricas y en su base se formó un bonito espejo de agua que explica la banda sonora, el croar de las ranas. Esta antigua cantera también creó las condiciones para albergar actualmente una fauna compuesta por ranas y algunos peces, que también atrae a algunas aves endémicas y no endémicas. En cuanto a la flora, en la cubierta vegetal del cono volcánico existen algunas especies de vegetación endémica de las Azores y de la Macaronesia.

Se puede contemplar desde arriba, subiendo la roca por el lateral pasando por un bosque hasta disfrutar de la panorámica o desde abajo, en el césped, con las ranas de banda sonora. Si quieres volver algunos años atrás o si viajas con peques que sepas que cuenta con un columpio.

Hacia el sur se puede admirar el hermoso y verde valle del Salto, en el que desemboca el arroyo del mismo nombre, la Ribeira do Salto, junto al islote de Romeiro, en São Lourenço. El arroyo Salto limita y separa las parroquias de Santa Bárbara y Santo Espírito.

Cerca do Poço da Pedreira, también en Santa Bárbara, se encuentra un proyecto de una mujer artista y emprendedora que es la tienda de cerámica Marina Mendonça, un atelier y tienda de las creaciones en cerámica de esta azoriana de São Miguel que vivió muchos años en Lisboa y al regresar a su archipiélago eligió Santa Maria para vivir. Acércate y conocerás sus «monstrinhos» (pequeños monstruos), unas piezas de cerámica tan curiosas que te querrás llevar alguna para casa.

Un poco más hacia el norte, la Casa do Norte (desde 65€/noche) es una opción increíble para quien busca tranquilidad para alojarse. Esta antigua casa de vacaciones de familia, ahora transformada en turismo rural, cuenta con vistas al mar y mucho mimo por dentro y por fuera.

Casa do Norte. Foto de Booking
Casa do Norte (foto de Booking)

Miradouro da Pedra Rija

Continuando nuestra ruta, puedes hacer una parada en el Miradouro da Pedra Rija, desde el cual tendrás una vista de la zona de Santa Bárbara y el mar, y en días limpios, hasta se puede avistar la vecina isla de São Miguel. Además, está bien cuidado y suele estar lleno de flores (si viajas en verano, de hortensias)

Pico Alto

Desde el punto más alto de la isla, a 587 metros de altura, se puede tener la percepción de la singular geografía de Santa Maria, la isla que nació dos veces, y en un día limpio, la vista hasta puede lograr identificar la vecina del grupo oriental São Miguel (a 20 minutos en vuelo).

Además de ser uno de los puntos con más biodiversidad de flora endémica, aquí se esconde una bonita historia de reforestación. Hasta mediados del siglo XX, gran parte del territorio de Santa María era árido como un desierto y la reforestación de la zona de Pico Alto, donde hoy no falta vegetación, se dio sólo a partir de entonces, a través de un programa que dio origen a varias reservas forestales.

Una de las reservas de ese programa es el Parque Florestal das Fontinhas, actualmente dividido en diferentes áreas: una zona de parque infantil, varios senderos que puedes hacer, un mirador, un área de picnic (con parrilla, claro, en las Azores es muy común encontrase con alguna parrilla para uso comunitario en los sitios más increíbles y aquí no es excepción) y viveros forestales.

Esta zona de plantación experimental está delimitada por senderos que se pueden recorrer a pie y, aunque la mayoría de las especies no están identificadas, la diversidad de la flora es impresionante. Y aunque es en este trozo de tierra donde echan raíces, no es aquí que acaban los arbolitos: desde este vivero van a otros puntos de la isla que necesitan ser reforestados o a la tierra de la propia gente local mariense, que sólo tiene que pedir y recoger los árboles que quieren adoptar. Cuando sale un arbolito, entra otro en su lugar, formando un ciclo perfecto de sostenibilidad y reforestación.

Miradouro das Lagoinhas

Desde el Miradouro das Lagoinhas obtendremos una vista del pequeño islote del mismo nombre, así como de la bahía y del mar. El Ilhéu das Lagoinhas se encuentra a unos 60 metros de la costa y es una elevación rocosa con fuertes pendientes, de 52 metros de altura.

Tanto el islote como las bahías de la costa norte de Santa Maria son importantes áreas de nidificación para especies de aves marinas protegidas, como el charrán o la pardela (Cagarro en portugués). El islote y la costa adyacente están, pues, clasificados como Área Importante para «Aves e Biodiversidade» (IBA) de la organización BirdLife International.


Tanto el Sendero Costa Norte (PRO1SMA) como la Gran Ruta de Santa María (GRO1SMA) permiten caminar para observar este área protegida. Más info en las Mejores Rutas de Senderismo de Santa Maria.

Ermida de Nossa Senhora de Fatima

La ermida más antigua del Mundo en honor a Fátima, después de la Capelinha das Aparições, en Cova da Iria (donde se dice que ocurrió el Milagro de Fátima). Creencias aparte, es un edificio con valor histórico, y con bonitas vistas de la zona.

Barreiro da Faneca (Desierto Rojo)

Como si Marte tuviera verde. Conocido como el «desierto rojo de las Azores«, el Barreiro da Faneca es un ecosistema invulgar y paisaje protegido de la isla.

Se trata de un curioso punto árido de color rojizo (debido a la arcilla) en una extensa área de más de 8 km2, cerca del mar, salpicado por vegetación que incluye flora endémica y primitiva de la isla.

Los barreiros son los paisajes desérticos de Santa María, únicos en las Azores

Como no podía ser de otra manera, su origen está ligado a la vulcanología. El paisaje semi-desértico rojizo, árido y arcilloso surgió con la actividad volcánica más reciente de la isla. Todo el área está constituida por cenizas volcánicas de hace unos 4 millones de años, ricas en hierro, que se oxidaron en una época de clima caliente y húmedo. Tan interesante como bonito.

El área protegida del desierto rojo Barreiro da Faneca incluye también las vecinas bahías de Raposo, Tagarete y Cré.

Para llegar, puedes dejar el coche aquí y caminar unos metros hacia el punto marcado en el mapa

Anjos

Si antes hablamos de la ermita más antigua del Mundo en honor a Nossa Senhora de Fátima, en la localidad de Anjos se encuentra la capilla más antigua del archipiélago azoriano, la Ermida de Nossa Senhora dos Anjos.

Además de ser la más antigua, esta capilla también tiene importancia histórica porque aquí se creó la «Irmandade dos Escravos da Cadeínha«. En el siglo XVI era frecuente que la isla sufriese ataques piratas que capturaban a gente local que era esclavizada hasta que pagasen su rescate. De hecho, al parecer en la ermita todavía se conserva una «vara «(palo) de 1675 usada para azotar… Las personas esclavizadas que consiguieron volver, en agradecimiento, crearon la hermandad que tenía a su cargo cuidar del patrimonio de la iglesia y realizar una procesión anual. Por cierto, la cercana Furna de Santana es, supuestamente, donde se refugió la población de uno de esos ataques de piratas y corsarios.

Si te fijas, frente a la ermita se encuentra una estatua de Cristobal Colón ya que al parecer fue aquí que él y su tripulación desembarcaron por primera vez en el regreso de su viaje al continente americano, en 1493. Pues cuenta la leyenda que nada más pisar tierra firme, el navegador mandó rezar una misa en esta misma capilla.

Pero, realmente, lo que más nos gustó de Anjos fueron sus piscinas naturales y el Bar dos Anjos, el mejor sitio de la isla donde disfrutar de la puesta de sol con una cerveza. Si te entra el hambre, que sepas que aquí es de los pocos sitios donde todavía se puede probar uno de los platos típicos marienses, el Caldo de Nabos (eso sí, hay que pedirlo con antelación). Si eres más de improvisar como nosotrxs, hay varios petiscos (tapas) que puedes pedir, desde almejas a pica-pau y embutidos, todo con pan casero de guarnición.

Es también aquí, en Anjos, que tiene lugar el festival Santa Maria Blues y al que fuimos en Julio del 2021 en su XVII edición.

Vila do Porto

Vila do Porto, la pequeña capital de la isla de Santa Maria es la más antigua de las Azores.

No sólo por su clima ameno todo el año y las extensas playas de arena contribuyen a que Santa Maria sea conocida como el «Algarve de las Azores», también las pintorescas casitas blancas bajitas nos trasladan al sur del continente portugués y basta un corto paseo por Vila do Porto para testificarlo.

Podrás empezar tu recorrido en el Forte de São Brás, una fortaleza construida en el siglo XVII para proteger la isla de los ataques de corsarios y de ahí subir o tranquilamente hasta el centro de Vila do Porto.

Justo en frente de la Igreja Matriz de Vila do Porto se encuentra el museo más interesante de la isla. El museo Casa dos Fósseis es el mejor sitio para indagar sobre el origen de la isla de Santa Maria, la más antigua de todas las islas azorianas, aunque este museo también es conocido como Centro de Interpretación Ambiental Dalberto Pombo.

Dalberto Pombo fue un pionero en la investigación geológica de la isla más antigua de las Azores. Autodidacta y creador del «Centro de Jovens Naturalistas» (Centro de Jóvenes Naturalistas), un proyecto dedicado a la formación y a crear curiosidad en la juventud por la flora endémica y la geología de la isla a través del estudio de sus fósiles. Dalberto Pombo también ayudó a trazar la ruta de las tortugas marinas, descubriendo que el 90% de las tortugas marinas observadas en las Azores habían nacido en las playas al sur de Florida.

Además de aprender sobre las especies de la isla y conocer de cerca el trabajo de Dalberto, el museo cuenta con un completo vídeo explicativo de la interesante historia geológica de la isla y es que ¡Santa Maria nació dos veces!

La isla se formó con diferentes erupciones volcánicas y la «primera» isla se hundió en el agua años después de aparecer. Más tarde, con otras erupciones volcánicas, volvió a elevarse. Y ese es el motivo por el que pueden encontrarse tantos fósiles marinos tan bien conservados en Santa Maria, la hermana mayor de las Azores. ¡Hasta vimos un fósil de un trozo de mandíbula de una ballena!

Si puedes, te recomendamos que este sea el primer lugar que visites en la isla para que puedas entender bien todo lo que verás después, en tus días de aventura por Santa Maria.

La pequeña capital de la isla es también el sitio perfecto si quieres llevar un recuerdo de Santa Maria para casa. Es en Vila do Porto donde se encuentra la tienda de artesanía en mimbre de Aida Barros (Artesanato de Vimes de Aida Barros: Rua do Cotovelo, 18. Vila do Porto). Desde artículos más pequeños como sombreros, cestas, canastas o golondrinas de decoración hasta piezas de inmobilario como sillas, mesas o sofás, todo está hecho con fibras vegetales: el mimbre y otras fibras vegetales como el junco y la paja. A Aida también le encanta mezclar estas fibras vegetales con otros materiales como la arcilla para la creación de sus obras.

Artesanato en mimbre de Aida Barros. Foto de CRAA
Artesanato en mimbre de Aida Barros. Foto de CRAA

Otra opción para comprar un recuerdo es la tienda Neon Joyride que se encuentra en la misma calle del Museo de los Fósiles. Aquí las propuestas son joyas creadas a partir de plásticos encontrados en las playas locales de Santa Maria, a las que se agregan oro y plata reciclados.

Vila do Porto es de las mejores opciones para alojarte. Te recomendamos las Azorean Stone Houses (desde 50€/noche) donde nos quedamos (pequeños estudios funcionales y renovados donde íbamos, básicamente, a dormir) o, si buscas algo más especial, el Charming Blue (desde 89€/noche), un hotel con piscina y vistas al mar que se encuentra en una antigua mansión del siglo XIX, en pleno centro de Vila do Porto.

Prainha, Pedreira do Campo y Gruta do Figueral

Si te animas a caminar y no tienes vértigo, no te puedes perder la ruta de senderismo (PR05SMA) que une Vila do Porto con Praia Formosa, donde podrás disfrutar de una playa prácticamente en soledad (Prainha), visitar una gruta artificial de la que se extraían arcilla y cal (Gruta do Figueiral) o aprender sobre geología y admirar fósiles marinos en la Pedreira do Campo.

La Pedreira do Campo es un monumento natural excavado en coladas de lava basáltica submarina (actualmente se encuentra a 110 metros por encima del nivel del mar). Era un antiguo frente de exploración de la que se extraían áridos volcánicos para la producción de brita (piedra triturada para la construcción civil). La cantera presenta una secuencia volcánica submarina con capas de lava acojinada o almohadillada que enseñan esa otra vida anterior de Santa Maria y de cómo estuvo sumergida hace millones de años. Es posible contemplar toda esta zona fosilizada después de un corto paseo por un pasadizo de madera.

Lamentablemente, en nuestro caso no fue posible hacer esta ruta de senderismo debido a que estaba cerrada por desprendimientos. Hay algunos tramos de la ruta que pueden ser peligrosos, especialmente en condiciones de viento o mar fuerte (en cuyo caso hay un posible desvío que no pasa por Prainha). Infórmate bien antes de hacer la ruta.

Curiosidades de Santa Maria

  • ¿Sabías que los dos primeros conciertos de Frank Sinatra en Europa fueron en las islas azorianas de Terceira y Santa Maria? Pues sí, Sinatra actuó en Santa Maria (un día después de actuar en Terceira) en Junio de 1945 (el año en el que finalizó la Segunda Guerra Mundial) para los soldados estadounidenses que estaban en la isla. La actuación fue en el Atlántida-Cine, una sala de cine en el aeropuerto construida por los militares aliados con capacidad para más de 500 espectadores. Que haya actuado en Terceira nos queda claro, por la estadounidense Base Militar das Lajes, pero ¿por qué Santa Maria? En el ámbito de la Segunda Guerra Mundial y en negociaciones entre entre EEUU y Portugal (que era «supuestamente» neutral en la guerra, bien de comillas en el supuestamente) se decidió que Santa Maria tenía un terreno idóneo para construir una pista de aviación, y así fue. Por cierto, una vez terminada la guerra pasó a ser un aeropuerto civil, el primero del archipiélago.
  • La construcción del aeropuerto de Santa Maria en 1944 cambió de forma radical la isla. Hasta entonces, Santa Maria no disponía de electricidad ni de agua canalizada y se practicaba todavía el trueque. Con el aeropuerto, la población se multiplicó debido a la necesidad de personal para construir el aeropuerto y después para hacerlo funcionar. El aeropuerto supuso, pues, una modernización increíble de la isla (por ejemplo, la población empezó a beber «Coca Cola» con normalidad, prohibida en el resto de Portugal bajo la dictadura de Salazar, al recibir una fuerte influencia cultural de EEUU). Gran parte de la población empezó a dejar de trabajar el campo para trabajar en el aeropuerto, donde ganaban hasta tres veces más, haciendo necesario la implantación de medidas por parte del gobierno local para fomentar la agricultura. Algo similar ocurrió con la construcción de base militar francesa y su impacto en la población de la isla de Flores (más tarde, en 1966) pero en ese caso la influencia fue francesa, no estadounidense.
  • El aeropuerto de Santa Maria tuvo su época dorada entre los años 40 y los años 70, donde fue un punto clave del Atlántico para la aviación civil ya que era donde los aviones hacían parada para repostar. ¡Llegó a tener 30 aviones al día! Como dato curioso, el famoso Concorde paraba aquí en los vuelos entre Europa y América. La economía de la isla pasó a ser prácticamente dependiente del aeropuerto, que perdió su importancia a partir de los años 70. Se estiman que pasaban unos 300.000 pasajeros al año en 1970. Actualmente, apenas unos 68.000 al año (datos de 2008). Se puede viajar a esos tiempos áureos del aeropuerto de Santa Maria en el nuevo Roteiro do Aeroporto de Santa Maria, una ruta por 21 puntos de interés desde el puerto de Vila do Porto hasta el mismísimo aeropuerto. Más info en este enlace.
  • Y qué mejor para este apartado de curiosidades que un mapa de Santa Maria para personas curiosas, literalmente. El ‘Santa Maria Para Curiosos‘ es un mapa hecho por gente local para quienes, como nosotrxs, visitan la isla en búsqueda de algo más que «lo imprescindible» .
Frank Sinatra en el el Atlántida-Cine del aeropuerto de Santa Maria en Junio de 1945. Foto de Revista LPaz vol.3
Frank Sinatra en el el Atlántida-Cine del aeropuerto de Santa Maria en Junio de 1945. Foto de Revista LPaz vol.3

Las mejores rutas de senderismo en Santa Maria

  • Grande Rota de Santa Maria (Gran Ruta de Santa Maria), GR01SMA: recorrido circular de 78 kilómetros, dividido en cuatro etapas de unos 20 kilómetros cada una. Quien la hace, se queda con una idea general increíble de la isla ya que la ruta pasa por todos los geosítios, todas las zonas del parque natural, desde los yacimientos fósiles hasta los barreiros (los paisajes desérticos de Santa María, únicos en las Azores) e incluso por las zonas más rurales. En definitiva, hacer la gran ruta te convalida un posgrado mariense en zonas de interés histórico, turístico y geomorfológico de la isla más antigua de las Azores. Bueno, quizás tanto no, pero te llevarás de los mejores paisajes y experiencias que alguien podrá tener en la isla. Esta ruta se inauguró en 2015 y ahora forma parte de la red regional de senderos oficiales. Más info / Folleto oficial

Si haces la Grande Rota de Santa Maria, merece la pena echar un ojo a este proyecto, Ilha a Pé (Isla a Pie): un conjunto de antiguos graneros transformados en refugios/albergues para todas las etapas del camino de la Gran Ruta. Además de mantener su construcción típica original de piedra, los graneros son lo más sostenibles posible, con su interior de madera de origen local, hecho a mano, la electricidad proviene de paneles solares, el baño es seco y las aguas residuales se limpian con plantas, con un sistema de fitolagunas. Todo esto sin perder pizca de comodidad.

  • Ruta Costa Sul (PR05SMA) desde Vila do Porto pasando por Prainha hasta Praia Formosa, siempre con vistas sobrecogedoras, tienes la PR05SMA que te ayudará a conocer más sobre el pasado geológico de la isla. Más info / Folleto oficial
  • Sendero Santo Espirito – Maia (PRO4SMA): ruta con vistas espectaculares, bajando hacia la costa entre viñedos (socalcos en las laderas del antiguo cráter) pasando por la cascada más alta de Portugal y terminando con un refrescante bañito en la piscina natural de Maia (no apto para personas con vértigo). Más info / Folleto oficial

Más información y senderos en la web oficial de senderos de Azores

Dónde bucear en Santa Maria

Si buceas, trae tu equipo porque varios de los imprescindibles de Santa Maria se encuentran bajo el mar. Si no lo traes, como fue mi caso, no te preocupes porque podrás alquilarlo en el centro Mantamaria, donde hice las inmersiones y que te recomiendo mucho. Si no buceas, tu viaje a Santa Maria puede ser una buena oportunidad de aprender a hacerlo, y puedes probar primero con un bautismo de buceo.

Yo, feliz, buceando en las aguas de santa Maria con una mantarraya y pececillos detrás
Yo, feliz, buceando en las aguas de santa Maria con una mantarraya y pececillos detrás. Foto de Rui Soares

La isla tiene 55 spots donde hacer inmersiones y durante todo el verano es posible incluso vislumbrar ¡al tiburón ballena! La mejor época para bucear es de Mayo a Octubre aunque a lo largo de todo el año la visibilidad ronda entre los 20 y los 40 metros. Yo fui en Julio y, de verdad, el mar parecía una piscina, increíble.

De las mejores experiencias de submarinismo de mi vida. Foto de Rui Soares

De todos los puntos donde se puede bucear hay algunos que se destacan:

  • Reserva Natural de Ilhéus das Formigas y Banco Dollabarat: considerado por muchos buceadores como el mejor sitio de buceo de Europa. A unas 20 millas del extremo sureste de Santa Maria, estos dos lugares son conocidos por ofrecer las aguas con la mejor visibilidad de las Azores y encuentros con grandes cardúmenes de peces pelágicos, mantas y mantarrayas, tiburones y muchas otras especies.
  • Baixa do Ambrósio: a tan sólo 3 millas de la costa, por aquí hay mucha abundancia de vida, con énfasis en grupos de docenas de curiosas mantarrayas presentes durante todo el verano, así como bancos de grandes pelágicos. Eso nos pasó en nuestra inmersión: disfrutamos de 23 mantarrayas nadando a nuestro alrededor durante casi 1 hora. Una de las mejores inmersiones de mi vida. Si quieres ver el vídeo de la experiencia entra aquí.

¡Ojo! Para los dos divings anteriores (Formigas y Ambrósio) necesitarás tener la certificación avanzada de buceo y alguna experiencia. Si no es tu caso y/o no buceas, puedes intentar ver las mantas (así como otras especies) haciendo snorkel, reserva aquí tu tour de snorkel en Santa Maria

La inmersión doble con alquiler de equipo en Mantamaria me costó unos 80€ aproximadamente. Para conocer otros puntos de inmersión, la disponibilidad de las salidas en los días que vas a estar por la isla y adaptar la mejor inmersión a tus capacidades, entra en contacto directamente con Mantamaria.

Mantarayas en Baixa do Ambrósio, Santa Maria. Foto de Rui Soares

Dónde dormir en Santa Maria: mejores zonas

Santa Maria no es muy grande y, donde sea que tengas el alojamiento podrás llegar facilmente a cualquier punto de la isla. En todo caso, en nuestra opinión, lo ideal para explorar la isla y tener varias opciones tanto de alojamiento como gastronómicas es su capital, Vila do Porto.

  • Azorean Stone Houses (desde 50€/noche): son pequeños estudios (nosotrxs nos quedamos en uno). Buena ubicación, cama cómoda, baño con buena presión y agua caliente. Renovado recientemente con todo lo que necesitábamos para desayunar en casa y salir a explorar la isla.
El espacio exterior de las Azorean Stone Houses (Foto de Booking)
El espacio exterior de las Azorean Stone Houses (Foto de Booking)
  • Charming Blue (desde 89€/noche): un hotel con 15 habitaciones con vistas al mar o a la piscina muy cómodas, todas con baño privado, en el centro histórico de Vila do Porto. El hotel se encuentra en una antigua mansión del siglo XIX y cuenta con un restaurante – Mesa d’Oito- con comida (y desayuno) deliciosos y cuenta con servicio de alquiler de bicicletas.
Charming Blue, uno de los mejores hoteles donde quedarse en Santa Maria. Foto de Booking
Charming Blue, uno de los mejores hoteles donde quedarse en Santa Maria. Foto de Booking

Encontrar más alojamientos en Vila do Porto, Santa Maria

Dado que la isla no es muy grande y podrás acceder a cualquier punto de forma más o menos rápida, te incluimos otro tipo de alojamientos, más especiales o de turismo rural que guardamos para alojarnos en nuestro regreso a la isla:

  • Casa da Fajãzinha (desde 63€/noche, en temporada alta sube a 90€/noche), São Lourenço: ideal para darse un capricho y despertarse (y desayunar y comer y cenar) con el océano Atlántico, tanto con la vista como de banda sonora.
  • Casa do Norte (desde 65€/noche), Santa Bárbara: una opción increíble para quien busca tranquilidad es esta antigua casa de vacaciones de família transformada en turismo rural con vistas al mar y mucho mimo por dentro y por fuera.
  • Casa dos Tomarinhos (desde 80€/noche), Santo Espírito: casitas de piedra de una o dos habitaciones, en un entorno bucólico, con vistas al mar. Ideal para quienes buscan tranquilidad.
Casa dos Tomarinhos. Foto de Booking
Casa dos Tomarinhos. Foto de Booking
  • Vigia da Areia (desde 180€/noche): probablemente de los mejores alojamientos de la isla, esa terraza con jacuzzi a la que es, en nuestra opinión, la playa más bonita de la isla hace revitalizar cualquier persona:

Encuentra más alojamientos en Santa Maria aquí.

Dónde comer en Santa Maria

  • Espaço em Cena (Vila do Porto): Realmente no es sólo un restaurante. Este «espacio en escena» es también una escuela de danza, una galería y una tienda. Pero es la parte del restaurante (y sobre todo del pulpo frito en tempura de cerveza y paprika ahumada suave por dentro y crujiente por fuera, servido con un puré de guisantes y coco, por ejemplo) y demás creaciones originales son lo que hacen que sea un punto de paso obligatorio en la ruta gastronómica de Santa Maria. Cuenta con varias opciones sanas y varias sin gluten. Eso sí, mejor reservar.
  • A Travessa (Vila do Porto): ideal para probar la cerveza artesanal mariense «A Nossa» fabricada ahí mismo. Hay 6 cervezas distintas para probar y mucho picoteo en la carta, desde hamburguesas, bifes, crepes a wiener schnitzel, currywurst y chucrut (o no sería su dueño cervecero naciendo en la baviera alemana).
  • Clube Naval de Santa Maria: comimos aquí una cataplana de pescado buenísima
  • A Cagarrita (Vila do Porto): dulces y postres típicos de la isla, hechos con recetas à moda antiga (de antaño)
  • Ponta Negra (São Lourenço): para probar la «sopa de peixe» (sopa de pescado) o, realmente, lo que sea (como el bitoque de atum o la cataplana) con tal de sentarse a apreciar las vistas de la bahía de São Lourenço, de los sitios más bellos (sino el más bello) de la isla con pescado fresquísimo.
  • Sol da Manhã (Santo Espírito): lo conocido para probar aquí es el «Caldo de Nabos» (un guiso de carnes saladas, boniato, chorizo y, claro, nabos rallados, servido con los jugos de la cocción sobre gruesas rebanadas de pan) pero aunque no lo tengan todos los días, pregunta lo que hay que es casero y rico seguro.
  • Cooperativa de Artesanato de Santa Maria (Santo Espírito): comprar y comer las galletas artesanales riquísimas típicas marienses, los famosos Biscoitos de Orelha
Biscoitos de Orelha de la Cooperativa de Artesanato de Santa Maria. Foto de CRAA
Biscoitos de Orelha de la Cooperativa de Artesanato de Santa Maria. Foto de CRAA
  • Bar dos Anjos: nuestro sitio preferido donde disfrutar de la puesta de sol en el mar con una cerveza. Si te entra el hambre, que sepas que aquí es de los pocos sítios donde todavía se puede probar uno de los platos típicos marienses, el Caldo de Nabos (eso sí, hay que pedirlo con antelación). Si eres más de improvisar como nosotrxs, hay varios petiscos (tapas) que puedes pedir, desde almejas a pica-pau y embutidos, todo con pan casero de guarnición.
Atardecer en el Bar dos Anjos
Atardecer en el Bar dos Anjos
  • O Grota (Rua do Divino Espírito Santo, Maia): pedir la canja de peixe (sopa de pescado) o lo que haya en el menú. Si está hecho por Aida, está rico.
  • O Paquete: bar de playa en Praia Formosa, ideal para unos snacks playeros o una imperial
  • Mesa D’Oito, en el hotel Charming Blue (Vila do Porto): platos creativos bien elaborados
  • Lanchonete (Vila do Porto): conocido por su sandwich de 1€ de «Pé de Torresmos» (traducción literal: pie de torreznos), pan casero con una una especie de paté casero hecho con carne de cerdo, sal, ajo, pimenta da terra (pimentón azoriano), vino regional y especias
  • Central Pub (Vila do Porto): un ambiente de pub inglés donde coinciden locales y turistas y donde se va a comer… ¡pizza! Sí, es la especialidad del Central Pub, juntamente con el Bacalhau à Brás.
  • Pipas Churrasqueira (Vila do Porto): platos típicos de carne o pescado.

No te olvides de pedir como postre (o comprar para tus desayunos) la famosa meloa de Santa Maria: el melón más pequeño, dulce y lleno de jugo que probarás jamás.

Itinerarios de viaje a Santa Maria

Como habrás podido comprobar si te has leído toda nuestra guía, Santa Maria tiene muchísimos lugares increíbles para visitar, así que para poder verlo todo todo es necesario, como mínimo, una semana.

Como no siempre contamos con tanto tiempo para disfrutar de la isla, os dejamos varias sugerencias de itinerarios para 2 a 5 días.

Qué ver en Santa Maria en 2-3 días (un fin de semana)

Un fin de semana es poco tiempo para santa Maria, sobre todo si vienes en plan de buceo o relax en sus playas pero te dará tiempo a ver varias cosas, si sacrificas horas de estar tumbada en la arena.

Itinerario de 3 días en Santa Maria

(se pueden terminar todos los días con la puesta de sol en Anjos)

  • Día 1: llegada, check-in en el alojamiento y ruta por la zona sur (Vila do Porto, Praia Formosa, Ribeira de Maloás, Ponta do Castelo, Maia y Cascata do Aveiro)
  • Día 2: ruta por el nordeste (Santo Espírito, Baia de São Lourenço y miradores, Poço da Pedreira, Pico Alto y Ermida de Nossa Senhora de Fátima)
  • Día 3: ruta por el oeste (Barreiro y Anjos) y vuelo de vuelta

Qué ver en Santa Maria en 4-5 días

Visitar Santa Maria durante 4 o 5 días consideramos que es la cantidad de tiempo ideal para poder conocer bien la isla con algún tiempo para el relax en sus maravillosas playas.

Itinerario de 5 días en Santa Maria

(se pueden terminar todos los días con la puesta de sol en Anjos)

  • Día 1: llegada, check-in en el alojamiento y ruta por la zona sur (Vila do Porto, Praia Formosa, Ribeira de Maloás, Ponta do Castelo, Maia y Cascata do Aveiro)
  • Día 2: ruta por el nordeste (Santo Espírito, Baia de São Lourenço y miradores, Poço da Pedreira, Pico Alto y Ermida de Nossa Senhora de Fátima)
  • Día 3: Buceo o snorkel por la mañana, relax en alguna de las playas por la tarde.
  • Día 4: Ruta de senderismo (por ejemplo PR05SMA) y relax en la playa
  • Día 5: Ruta por el oeste (Barreiro y Anjos) y vuelo de vuelta

Transporte: alquilar un coche en Santa Maria

Como en todas las islas de las Azores, en Santa Maria consideramos imprescindible alquilar un coche para poder disfrutar al máximo de la isla, aprovechar el tiempo, y poder visitar algunos lugares emblemáticos (a los que no se puede llegar en transporte público).

Nosotrxs lo hicimos con lo hicimos con Autatlantis, tanto en Santa Maria como en el resto de islas, y fue todo perfecto: la atención al llegar fue rápida y efectiva, el coche (un Open Corsa) estaba como nuevo y no tuvimos ningún problema. Prácticamente todas las empresas incluyen en el seguro una franquicia, y Autatlantis es de las que tiene un valor de franquicia más bajo (700€, frente a los 1300-1500€ de otras compañías).

Si no hay disponibilidad con Autatlantis, puedes consultar y comparar otras compañías con disponibilidad para tus fechas en comparadores como DiscoverCars. Acuérdate de revisar bien las condiciones de alquiler de cada compañía (franquicia, qué cubre el seguro, política de combustible, opiniones…) y no sólo el precio.

Los precios de los coches de alquiler en Santa Maria raramente bajan de 25€ al día y, especialmente en verano, recomendamos reservar con bastante antelación para evitar quedarte sin vehículos o que los pocos que haya tengan precios prohibitivos (en el verano de 2021 llegaron a los 100€ por día y conocemos varias personas que no lograron alquilar vehículo por dejarlo para el último momento).

También existe la opción de moverse en transporte público por Santa Maria: hay una empresa de autobuses (Transportes de Santa Maria o TSM) que conectas algunos de los puntos de la isla, puedes ver los horarios aquí. Las conexiones y frecuencias son bastante limitadas, pero si viajas con un presupuesto bajo puede ser una opción válida para visitar algunos de los puntos principales de Santa Maria.

Presupuesto orientativo: ¿cuánto cuesta viajar a Santa Maria?

Como siempre, dar un presupuesto genérico es muy difícil ya depende enormemente de tu estilo de viaje. Lo que sí podemos hacer es darte una orientación de precios y que calcules con ellos tu presupuesto:

  • Vuelos: Se pueden llegar a encontrar vuelos directos a Santa Maria desde Lisboa por 120€ ida y vuelta por persona pero depende de la antelación con la que reserves. En alternativa, tendrás que comprar dos vuelos (uno al archipiélago y otro a Santa María), que subirá al precio a 150€ ida y vuelta por persona o más.
  • Alquiler coche: desde 25/30€ al día el coche más económico,(en función de la compañía y la cantidad de días), todo incluido.
  • Alojamiento: desde 50€/noche para una habitación con baño privado o apartamento con cocina, céntrico.
  • Comidas en restaurante: entre 15 y 25€ por persona

En total, de forma orientativo, un viaje de 5 días a Santa Maria con coche alquilado puede salir por entre 80 y 100€ por persona(con las opciones más económicas de coche, alojamiento y restaurantes).

Apps útiles para viajar a Santa Maria

Te recomendamos algunas aplicaciones para que instales en el móvil que te serán de utilidad en tu viaje a Santa Maria:

  • SpotAzores (Android / iOS / Web): aquí podrás ver todas las webcams existentes en diferentes puntos de las islas para ver cómo está el tiempo. Debido a que el clima es muy cambiante y puede estar lloviendo en una zona de la isla y sol radiante en otro, esta app es la forma más rápida que tendrás de asegurarte y evitar desplazamientos innecesarios.
  • Windy (Android / iOS / Web): app imprescindible en nuestros viajes, más aún en las Azores. Te permite ver las previsiones de lluvia, nubes, viento, etc. para ayudarte a planificar tus días en base al clima (ya que hay lugares que pierden mucho según el clima). Obviamente las previsiones no son 100% fiables. También muestra las webcams disponibles
  • Google Maps (Android / iOS): es la que utilizamos para ir guardando / clasificando todos los lugares a los que queremos ir/hemos ido y como GPS en los coches de alquiler. Puedes ver opiniones de los lugares de otras personas, fotos, menús de restaurantes, teléfono de los lugares para contactar con ellos, etc.
  • Maps.me (Android / iOS): aplicación similar a Google Maps pero que funciona offline (aunque Google Maps también puede funcionar offline) y que en muchos casos tiene información que Google Maps no tiene, especialmente de senderos. Útil siempre que vayas a hacer algún sendero, para orientarte, descargar la ruta desde la web oficial de senderos de las Azores (click en Descargas->GPS), etc

Recomendaciones para disfrutar de Santa Maria y hacer que tu viaje sume y no reste a la isla

  • Algunas de playas de Santa Maria disponen de duchas de agua dulce (lo que es genial) pero no uses champús y jabones con químicos en esas duchas. Una ducha rápida para quitarte la sal y listo.
  • Recuerda que a veces podrás encontrarte con alguna medusa (aguaviva) o alguna carabela portuguesa en las aguas marienses, cuya picadura es dolorosa y peligrosa. Lo bueno, que estas últimas flotan y son fácilmente detectables pero en caso de que veas alguna, sal de inmediato del agua y avisa a las demás personas de su presencia. En caso de que te hayan picado alguna de las dos es muy importante que sigas estas recomendaciones oficiales: no rasques en la zona de la picadura (para evitar que se expanda el veneno); no limpies con agua dulce o alcohol, limpia sólo con agua del mar y con mucho cuidado; y en el caso de que la picadura sea de carabela portuguesa, busca atención médica lo antes posible.
  • Respeta a las otras personas y a la isla: no pongas tu música alta en la playa o piscina natural (si quieres escuchar música, lleva auriculares), no dejes basura, no tires colillas, etc. Deja la playa mejor que como la has encontrado (si encuentras plástico, recógelo).
  • En algunas zonas el baño puede ser peligroso, por fuertes corrientes. No te hagas la/el valiente.
  • Nunca intentes tocar o alimentar a un animal. ¡No seas cómplice del maltrato animal!
  • No compres artesanía hecha con animales del mar o extraídos del mar (ej: dientes de delfín, caparazones de tortuga, mandíbulas de tiburón, marfil de cachalote, …). El comercio de marfil, actualmente el único producto valioso del cachalote, sigue siendo un argumento para los cazadores. Compra artesanía local hecha de materiales alternativos como la madera, la piedra o el marfil vegetal.
  • Viaja siempre con seguro de viajes: los gastos médicos, robos o problemas con tu avión en un viaje puede suponerte un dineral, así que lo ideal es que contrates un seguro de viajes. Nosotrxs usamos siempre IATI y lo recomendamos. Además te cubre gastos por Covid-19Si contratas tu seguro a través de este enlace tienes un 5% de descuento.

Checklist: qué llevar en la mochila/maleta para Santa Maria

Aquí te hacemos una lista de imprescindibles que no te puedes olvidar para llevar en tu viaje:

  • Protector solar reef friendly, es decir, que no contenga químicos que dañan los corales, sin oxibenzona, y que no haya sido testada en animales, como esta o esta.
  • Gorra, el sol pega muy fuerte
  • Gafas de Sol
  • Una botella de agua como alguna de estas para llevar siempre agua contigo. ¿Estás en la isla de las cascadas y agua buenísima! ¡Aprovecha! Además, evitarás usar plástico de un sólo uso.
  • Una braga de cuello como alguna de estas para protegerte del viento y de la arena.
  • Camiseta de lycra de manga larga con protección UV que usamos para protegernos del agua fría o del sol al hacer snorkel, como alguna de estas.
  • Kit/gafas de snorkel si quieres llevar las tuyas, sino podrás alquilar. Aquí tienes un kit por menos de 20€
  • Bolsa estanca, para mantener a salvo tus dispositivos electrónicos en el barco (sobre todo si buceas) o en las playas. Esta por ejemplo cuesta 12€
  • Toalla de microfibras, que ocupa poco y usarás para la playa. Si no tienes puedes comprar las típicas del Decathlon o estas en Amazon
  • Cámara para registrar las aventuras majoreras. Nosotrxs llevamos una Sony A5100 y una GoPro para imágenes bajo el agua
  • Power bank: con tanta foto gastarás mucha batería, así que siempre viene bien llevar una buena power bank. Nosotrxs viajamos con estas 2 (Xiaomi y Anker), que nos permiten cargar tanto los smartphones como la cámara de fotos y la GoPro.
  • Botiquín: en el nuestro no falta algún fármaco contra el mareo (como la biodramina para los mareos en los barcos), antibióticos, antidiarreicos (y algún probiótico para recuperarnos más rápidamente), antihistamínicos, analgésicos y antitérmicos

Gracias a todas estas experiencias, Santa Maria se ganó un puesto muy especial en nuestros particulares Oscars RandomAzores y ya contamos los días para volver a esta isla que sabe a mar, a verano, a jazz y a relax. Até já!

Disclaimer: Autatlantis nos ayudó a explorar Santa Maria con uno de sus vehículos pero todas las opiniones e informaciones expresadas en este post son nuestras.

¿Te ha gustado nuestra guía? Ahorra y ayúdanos

Si nuestra guía te ha ayudado y te ha parecido útil, puedes apoyarnos y ahorrar en tus reservas utilizando los siguientes enlaces:

Disclaimer: esta guía contiene links de afiliación, al utilizarlos en Randomtrip recibimos una pequeña comisión. A ti no te cuesta nada e incluso algunas veces te llevas un descuento y nos ayuda y motiva a seguir creando guías tan completas como esta.

5/5 - (9 votos)

Deja un comentario

Deja un comentario