Graciosa, en Azores (no confundir con La Graciosa en las Islas Canarias), pequeña pero valiosa, concentra tal patrimonio natural que ganó, en el 2007, la clasificación de Reserva de la Biosfera de la Unesco. Una de la joyas que contribuyeron a ello fue la que es, nada más y nada menos, la mayor cúpula volcánica de Europa, la «Furna do Enxofre».

Entre los chapuzones en las piscinas naturales increíbles que ostenta, probar sus típicas «queijadas» (dulce que, aunque el nombre lo indique, no lleva queso), visitar los característicos molinos (e incluso dormir en alguno) o conocer sus burros enanos, una raza autóctona, hará que sientas que un finde se queda corto si quieres explorarla con calma.

En esta guía intentamos reflejar todo lo que Graciosa tiene para ofrece con propuestas prácticas itinerarios de 1, 2 o 3 días, dónde dormir y hasta dónde comer para que tu viaje por la isla sea tan increíble como ha sido el nuestro.

Poceirões, de las piscinas naturales que más nos gustaron en el archipiélago. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Datos básicos (y curiosos) para viajar a Graciosa

Graciosa es, con sus 12,5 km por 7,5 km, la segunda isla más pequeña de las 9 islas de Las Azores (siendo la más pequeña la isla de Corvo). Situada al norte en el grupo central, Graciosa es la isla más plana (la menos montañosa, con una altitud máxima de 405 metros) del archipiélago (en esto se asemeja a Santa Maria). A pesar de estar catalogada como Reserva Mundial de la Biosfera desde el 2007, sigue siendo una de las menos visitadas de las Azores en parte, también, porque es de las más complicadas para llegar pero quienes llegan, no se arrepienten. Ya funcionó al 100% con energías renovables, del parque eólico y algo solar. También es conocida como la isla literaria aunque haya una única librería en todo su territorio. En contrapartida, hay 5 campos de fútbol. Sí, Graciosa es la isla azoriana con más campos de fútbol en proporción a su territorio.

Graciosa desde el barco. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Raúl Brandão la llamó “Isla Blanca” en su obra Las Islas Desconocidas, de 1926, y el apodo viene, al parecer, no tanto por las casitas blancas que contrastan con el mar sino por la abundancia de traquita, una roca volcánica de tono blanquecino y culpable de que el apodo de «Blanco» se colara en varios puntos de la isla como, por ejemplo, el pueblo de Pedras Brancas, que también da el nombre al primer vino blanco del archipiélago certificado por la Comisión Regional del Vino de las Azores. También se la conoce como la «isla de los burros» que nada tiene que ver con el intelecto de sus habitantes humanos sino con la especie autóctona de burros enanos de la isla.

Moneda: Euro

Idioma: Portugués

Población: 4090 (en 2021)

Presupuesto diario: Desde 80€/día por persona (aprox.) para un viaje de 3 días. Más información de presupuesto aquí

Clima: Primaveral todo el año con temperaturas entre los 15º y los 25º (varía algo, no mucho, en los meses de verano e invierno), siendo lo ideal el verano para disfrutar de sus piscinas naturales increíbles. Además, al no ser una isla muy visitada no tendrás que preocuparte en exceso por huir de las temporadas altas de Julio y Agosto. Enteráte mejor de cuando ir aquí.

Alojamiento: En Randomtrip nos quedamos en el Boa Nova Hostel, un concepto de hostel moderno que no extrañaríamos encontrar en una ciudad cosmopolita pero que fue una agradable sorpresa en la isla blanca azoriana, y hay varias opciones más en Santa Cruz de Graciosa. Si te animas a una experiencia diferente, podrás dormir en uno de los molinos increíbles de la isla como el molino Boina do Vento con vistas al mar. Más info sobre dónde dormir en Graciosa en este apartado de la guía.

Duración: Mínimo 1 día, ideal 3 días.

Vuelos: No hay vuelos directos a Graciosa desde fuera del archipiélago pero una vez llegues al archipiélago podrás volar a Graciosa con Sata, la aerolínea azoriana. Se pueden llegar a encontrar vuelos a Ponta Delgada (São Miguel) o Lajes (Terceira) desde Lisboa por 50€ ida y vuelta por persona y luego habrá que añadir el vuelo a Graciosa, que cuesta alrededor de 90€ ida y vuelta pero depende de la antelación con la que reserves. Te recomendamos que utilices comparadores de vuelos como Skyscanner y Kiwi y que seas flexible con las fechas. En alternativa, podrás llegar a la isla en barco desde Terceira, São Jorge, Faial o Pico pero sólo en verano y apenas 2 días a la semana. Más info sobre esto en el apartado de Cómo llegar a Graciosa

Transporte: La mejor opción es alquilar un coche en una de las tres empresas de alquiler de coches que existen en la isla. Encuentra el mejor precio de tu coche de alquiler en DiscoverCars. Más info de Cómo moverse por Graciosa aquí

Zona horaria: UTC +0. La hora en el archipiélago de las Azores (Portugal) es una hora menos que en Portugal continental y dos menos que en España peninsular.

Llegando al Centro de Visitantes de Furna do Enxofre. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Cuándo ir a Graciosa

Los mejores meses para ir a Graciosa son de Mayo a Octubre, y generalmente te diríamos que intentases evitar Julio y Agosto que son los meses con más turismo, aunque esta pequeña islita no es de las más visitadas así que hasta podrías arriesgar (eso sí, reservando todo con tiempo ya que la oferta de alojamientos no es muy grande). Junio y Septiembre suelen ser los mejores meses, con buen tiempo, aguas todavía apetecibles y menos turismo en todas las Azores.

A nivel de clima, el verano es sin duda la mejor época, con temperaturas más elevadas, menos probabilidad de lluvia y la posibilidad de disfrutar más de sus playas y piscinas naturales.

Tabla del clima en Graciosa, con temperaturas y días de lluvia por mes:

MesTemperatura mínimaTemperatura máximaTemperatura del agua (media)Días de lluvia
Enero13º16º16º10
Febrero12º16º16º9
Marzo13º17º16º8
Abril13º17º16º7
Mayo15º19º17º6
Junio17º21º19º4
Julio19º24º21º3
Agosto20º25º23º4
Septiembre19º24º22º7
Octubre17º21º20º9
Noviembre15º19º18º9
Diciembre13º17º17º11
MesTemperatura mínimaTemperatura máximaTemperatura del agua (media)Días de lluvia
Tabla resumen del clima en Graciosa (Azores) por mes

El carnaval en Graciosa no dura 3 días sino 3 meses así que si te quieres ver la isla en fiesta con sus bailes, disfraces grupales y desfiles, acércate a la isla en Febrero (aunque realmente desde que acaba la Navidad, empiezan los bailes carnavaleros en la isla).

Mirador de Praia. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Cómo llegar a Graciosa

No hay vuelos directos a Graciosa desde fuera del archipiélago así que una vez llegues al archipiélago tendrás que volar a Graciosa con SATA, la aerolínea azoriana. Desde España y Portugal hay vuelos a Las Azores:

  • Desde Lisboa a Ponta Delgada (São Miguel), a Lajes (Terceira), a Pico o a Horta (Faial)
  • Desde Oporto a Ponta Delgada (São Miguel) y a Lajes (Terceira)
  • Desde Madrid a Ponta Delgada (São Miguel) pero, de momento, únicamente en verano, cambiará a partir de 2024 para mayor frecuencia a lo largo del año.
  • Desde Barcelona a Ponta Delgada (São Miguel) pero, de momento, únicamente en verano.

Los vuelos más económicos suelen ser los de Ryanair desde Lisboa/Oporto para Ponta Delgada (São Miguel) o Lajes (Terceira) pero para conseguir el mejor precio lo ideal es que seas flexible con las fechas y que utilices comparadores de precios como Skyscanner y Kiwi.com.

Una vez en al archipiélago, tendrás que volar a Graciosa desde uno de esos aeropuertos con SATA, la aerolínea azoriana

Graciosa y sus molinos de cúpula roja desde el barco. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Otra opción para llegar a Graciosa es llegar en barco, pero avisamos que no es fácil por la escasez de frecuencia y servicio. Hay una línea que pasan por Graciosa:

  • Desde Terceira hay conexión pero limitada y sólo en verano, dos días a la semana. El trayecto entre Graciosa y Terceira tarda 3:40h.
  • Desde São Jorge, Pico o Faial, misma ruta que la anterior pero al revés, también únicamente en verano, dos días a la semana. Se tardan unas 3:20 desde São Jorge, 4:30 desde Pico, y 5:30 desde Faial.

Eso sí, puedes tener la suerte como en Randomtrip de disfrutar de observación de cetáceos incluida en el ticket, ya que tuvimos espectáculo de delfines acompañándonos a la salida de la isla, todo un lujo.

Delfines despidiéndonos en Graciosa. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Puedes consultar los horarios de los barcos y comprar los billetes en https://www.atlanticoline.pt/ (aunque suelen estar mucho mejor explicados los horarios y rutas aquí)

Aquí te dejamos un mapa con las 4 líneas (azul, verde, lila y blanca) que conectan las 5 islas del grupo central de las Azores):

Cuántos días dedicar a Graciosa

Te recomendamos un mínimo de un día aunque lo ideal para Graciosa serían 3 días completos y si quieres dedicarle más tiempo para ir relajado/a y disfrutar de las piscinas naturales, no te arrepentirás. Por este motivo te proponemos aquí distintos tipos de itinerarios, de 1, 2 o 3 días.

Miradouro do Carapacho. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Qué ver en Graciosa

Aquí te dejamos un resumen de los lugares de interés para visitar en Graciosa, y debajo tienes el mapa e información específica de cada lugar.

Qué ver y qué hacer en Graciosa

  • Piscinas naturales increíbles como Poceirões y Carapacho
  • Furna do Enxofre
  • Miradores con panorámicas impresionantes como Ponte da Barca

Mapa de Graciosa

Aquí te dejamos todos los lugares de interés en Graciosa de los que hablamos en esta guía en un mapa de Google Maps que puedes llevar en tu smartphone para consultar en cualquier momento.

Aquí te dejamos también un mapa turístico con las carreteras de Graciosa (haz click en la imagen para descargarlo en mayor tamaño y resolución)

Praia Barro Vermelho y su piscina natural

La Zona Balnear do Barro Vermelho (Zona Balnear de la Arcilla Roja) es una zona que forma parte del Parque Natural de Graciosa, y que cuenta con una playa de cantos volcánicos, de aguas cristalinas y plataformas de madera donde echar la toalla con sombrillas gratuitas. Además, cuenta con merendero, duchas, servicios, y un kiosko con cervezas a 1€ y café (de maquinita de cápsulas, no muy sostenible).

Tiene la particularidad de que la playa que se encuentra al lado es de arena roja, tan curiosa como fotogénica y que, además, en la roca volcánica se formaron piscinas naturales de aguas cristalinas y excelentes condiciones para el buceo.

Zona Balnear do Barro Vermelho. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Ponta da Barca y Ihéu da Baleia

Uno de los miradores con las vistas más bonitas de la isla es el Miradouro Ponta da Barca ubicado en cima de las rocas volcánicas con vistas privilegiadas al islote con forma de cetáceo, el Ilhéu da Baleia (Islote de la Ballena).

¿Ves la forma de una ballena en el islote? Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Más adelante nos encontramos con el Farol de Ponta da Barca que, activo desde 1930, ostenta el título de torre más alta del archipiélago (23 metros). Eso sí, visitarlo no es fácil: sólo abre los miércoles de 14:00h a 17:00h con lo cual si no puedes encajar tu visita al faro en esas tres horas semanales, no disfrutarás de las vistas desde arriba, tal como en Randomtrip. Pero no pasa nada, las vistas desde abajo del faro al Islote de la Ballena son bellísimas y también lo es el viaje en coche hasta llegar, entre prados verdes.

Farol de Ponte da Barca. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Poceirões: nuestras piscinas naturales preferidas

Las piscinas naturales de Poceirões se consagraron como nuestras favoritas de la isla y uno de los mejores sitios para bañarse en nuestro viaje de dos meses por las islas Azores, como puedes ver en nuestra particular atribución de premios Oscars RandomAzores.

Poceirões. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Se encuentran en la costa oeste de la isla, en el silencio de la naturaleza, y se baja hasta ellas a través de una escalera de madera construida en el acantilado. Después, aparecen las pozas de agua tranquila y transparente pidiendo que las crucemos a golpe de brazada o, simplemente, que las usemos en modo jacuzzi. En los días de verano, su baja temperatura es una ventaja, ya que el calor aumenta cuando el sol parece ser absorbido por la piedra oscura de origen volcánico.

Bajando a Poceirões. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

El único pero (si llevas siguiéndonos un tiempo ya sabes que llamamos peroísos a los peros en auténticos paraísos que no son realmente desventajas pero, si no más bien, pequeños inconvenientes) es que las Piscinas Naturales de Poceirões no tienen mucho espacio donde tender la toalla.

Poceirões al atardecer. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Hay aparcamiento ahí mismo, cuenta con merendero y hay incluso duchas, aunque no cuentan con puesto de socorrismo. Cerca se encuentra también un camping y dos de los molinos de viento de inspiración de la región de Flandes, tan característicos de la isla, como el Moinho de Vento do Manuel da Rita.

Los bellos molinos que salpican Graciosa. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Graciosa mantiene 28 molinos de inspiración de la región de Flandes, de cúpulas rojas, culpables de que antes se considerara que Graciosa era el «Granero de las Azores» y que ya se conviertieron en símbolos de la isla. La mayoría de los molinos ya no funcionan (a excepción de, por ejemplo, el Moinho das Fontes que fue recuperado para poder visitarlo en funcionamiento) pero algunos están abiertos reconvertidos en alojamiento turístico como el Boina do Vento (desde 85€/noche). Te contamos más sobre estos molinos en el apartado de la guía de la zona de Praia.

Porto Afonso

En la costa noroeste de la isla blanca, a 38 kilómetros de la vecina isla de São Jorge, no es precisamente el blanco el color predominante. Las sucesivas capas de erupciones dotan a las pendientes de 20 o 30 metros de Porto Afonso (antiguamente conocido como Afonso do Porto) de colores rojizos, naranjas y marrones que ilustran bien la historia geológica de este puerto de pesca. Es muy curioso, además, observar las cuevas creadas naturalmente por la erosión que fueron ampliadas por los pescadores para resguardar sus pequeñas embarcaciones.

Associação de Criadores do Burro Anão da Ilha da Graciosa

Franco Ceraolo, italiano que dedicó gran parte de su vida al teatro y al cine trabajando con nombres como Scorcese, Fellini o Bertolucci, vino a Graciosa por primera vez en el 2006 y al año siguiente ya se estaba mudando para la isla. Indagó sobre los burros de Graciosa y comprendió que esta raza autóctona, aunque tuviera mucha importancia en la historia de la isla (antiguamente se utilizaba para el transporte y para trabajar la tierra), no era reconocida y desaparecería brevemente. Fue así que creó la Associação de Amigos e Criadores do Burro Anão da Graciosa («Asociación de Amigos y Criadores del Burro Enano de Graciosa») en 2013. Empezó por hacer un inventario de burros existentes en la isla (en ese momento rondaban los 60) y algunas pruebas de laboratorio y, en el 2015, el burro Graciosa fue finalmente reconocido como raza autóctona. Fue una victoria porque no se trata sólo de una cuestión genética sino también histórica: en 1930 el burro de Graciosa era un auténtico motor en la economía: había un burro por cada tres habitantes de la isla, una proporción que no supera a la de las vacas por habitante en São Jorge pero se acerca. Si quieres conocer estos simpáticos habitantes, conocidos por tener poco más de un metro de altura, ser curiosos, simpáticos y ternurientos, puedes acercarte y visitarlos. Franco te deja entrar con una sonrisa.

Burro de la espécie autóctona de Graciosa. Fuente: dgav.pt

Caldeirinha

Nos acercamos a esta mini caldera de volcán llamada Caldeirinha de Pero Botelho, también conocida como Algar dos Diabretes o simplemente Caldeirinha. Se trata de un algar volcánico, de 37 metros de profundidad, explorada por primera vez en 1964 por la sociedad espeleológica “Os Montanheiros”, la misma asociación que gestiona, que abrió el túnel y que construyó la escalera de acceso al impresionante Algar do Carvão en la isla Terceira.

Caldeirinha. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Los «Algares» son agujeros verticales y profundos de origen volcánico, muy comunes en las Azores. Pueden formarse por la salida o retirada de magma del interior de la tierra; por la contracción de la lava cuando se enfría; por la salida de gases (hornitas); o por el colapso de tubos de lava superpuestos.

Caldeirinha. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Desde su mirador, ubicado en lo alto de la única cueva volcánica de la isla Graciosa, se puede observar, hacia el noroeste, la parroquia de Guadalupe y, a lo lejos, la parroquia de Santa Cruz da Graciosa con su aglomerado de casas blancas. Al sureste se distinguen los tres macizos volcánicos que conforman la zona más montañosa de la isla: la Serra das Fontes, la Serra Dormida y la Caldeira da Graciosa.

Vistas desde Calderinha. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Se encuentra al lado del Parque Eólico da Serra Branca (una vez más, el apodo de «Branca» viene de la abundancia de traquita en la isla, una roca volcánica de tono blanquecino que se coló también en otros topónimos de la isla), desde donde es posible contemplar las otras islas vecinas del grupo central de Las Azores: Pico, Faial, São Jorge y Terceira.

Parque Eólico de Sera Branza. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Miradores entre Ribeirinha y Carapacho

Entre la localidad de Ribeirinha y la de Carapacho hay tres miradores en los que vale la pena parar para contemplar las vistas.

El primero es el Miradouro da Ribeirinha que ofrece una panorámica bellísima del paisaje costero de la isla con el Atántico de tela de fondo.

Miradouro da Ribeirinha. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

En la misma carretera se encuentran también otros dos miradores inaugurados recientemente: Miradouro das Urzeiras (las Urzeiras, que dan nombre al mirador, son arbustos en flor que embellecen aún más el paisaje) y Miradouro da Eira. A los tres miradores es posible llegar en coche y aparcar justo junto al mirador.

Miradouro das Urzeiras. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.
Miradouro da Eira. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Baía da Folga y Estrellas del mar

El culpable de acercarnos a esta bahía fue el restaurante Estrelas do Mar y su terraza frente al atlántico. El antiguo puerto de pesca sigue funcionando y es precisamente lo que pesca Fernando unido a la experiencia de Adelaide, su mujer, lo que encontrarás en el menú del día. Fuimos a disfrutar de una cena y de bonus una puesta de sol en esta bonita bahía que hace las delicias de amantes de pescado fresco. Si quieres, vente antes y tráete el bañador para dar un chapuzón en su zona balnear.

Folga al atardecer, antes de la cena en Estrelas do Mar. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Carapacho: termas y piscinas naturales

Las piscinas naturales de Carapacho serán probablemente las preferidas de la gente local con lo cual es posible que te encuentres siempre con más gente por aquí. Al llegar, entenderás por qué: las rocas basálticas nacidas de la solidificación de la lava en contacto con el mar contrastan con las estructuras de piedra pintadas de blanco construidas a posteriori entre aguas transparentes y tranquilas donde refrescarse. Al lado, hamacas y sombrillas gratuitas a tutiplén, duchas, servicios y hasta un bar abierto del 1 de Mayo al 30 de Septiembre.

Piscinas Naturales de Carapacho. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Para quienes prefieren baños más cálidos, en el mismo lugar hay un balneario termal (Termas do Carapacho) en funcionamiento desde 1750, donde el agua está altamente mineralizada y alcanza unos 40ºC. Son muy buscadas por sus propriedades terapéuticas en el tratamiento de enfermedades reumáticas y de la piel. El balneário está totalmente remodelado y cuenta, además de la piscina termal, con dos jacuzzis, ducha Vichy, baño turco y masajes, entre otros tratamientos.

Carapacho. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Al lado, en Ponta do Carapacho, antiguo puesto de vigía ballenero, nos encontramos un faro al que no subimos pero desde el que tuvimos una vistas privilegiadas a los islotes Ilhéu de Baixo (Islote de Abajo). Para tener una panorámica impresionante y observación de aves marinas te recomendamos acercarte a Ponta da Restinga.

Ponta da Restinga e Ilhéu de Baixo. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Furna do Enxofre

En el interior de Caldeira da Graciosa, situada en la cima del volcán que dio origen a la isla, se encuentra la cúpula volcánica más grande de Europa y uno de los lugares más sorprendentes del archipiélago: Furna do Enxofre, algo así como Cueva del Azufre en portugués.

Furna do Enxofre. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Después de comprar la entrada en el moderno edificio de cristal del Centro de Visitantes del Monumento Natural de Caldeira da Graciosa, suspendido entre la frondosa vegetación, y de comprobar en el medidor del dióxido de carbono que podemos bajar (si pasa un determinado nivel, no es seguro bajar a la cueva), seguimos por el sendero que abre paso a la torre de piedra.

Centro de Visitantes de Furna do Enxofre. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Hay que bajar las 183 escaleras en espiral para llegar a una bóveda perfecta que hasta nos hace dudar de si fue construida por la lava pero sí, esta caverna lávica, fruto de una erupción hace 12.000 años, tiene 194 metros de largo y 40 metros de altura. En su interior, se siente el olor a azufre, la humedad en el aire aumenta y podemos escuchar el sonido burbujeante del dióxido de carbono liberado por las fumarolas esparcidas por el suelo de la cueva.

Bajando a Furna do Enxofre. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Con un enorme lago de agua fría al fondo y la cúpula que asemeja corales rocosos, el espacio nos ofrece una experiencia inmersiva, sobre todo si podemos disfrutarlo en soledad como fue nuestro caso.

Como curiosidad, contarte que uno de los pioneros en descender esta cueva fue el Príncipe Alberto I de Mónaco, quien en 1879 utilizó una escalera de cuerda para descender a esta cueva única en la Vulcanoespeleología.

Horario del Centro de Visitantes Furna do Enxofre, siendo la última entrada 30 minutos antes del cierre:

  • Del 01/04 al 31/10 de Lunes a Domingo (todos los días): 09:00h – 17:00h
  • Del 01/11 al 31/03 de Martes a Sábado y festivos: 09:00h – 17:00h. Cierra los lunes y domingos, el 1 de enero y el 25 de diciembre

Precio: 5€ /adultos; 2€ menores de 5 a 14 años y mayores de 65 años; entrada gratuita para menores de 6 años y residentes en las azores

Llegando al Centro de Visitantes de Furna do Enxofre. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Furna do Abel y Furna da Maria Encantada

En la Furna do Abel, uno de los mayores tubos de lava de la isla de más de 90 metros, se preserva un altar antiguo donde se han celebrado cerimonias religiosas en el siglo pasado.

La Furna da Maria Encantada, un tubo lávico con 60 metros creado cuando la lava se desbordó sobre el borde del cráter de la Caldeira, es uno de los mejores miradores con vista panorámica para la Caldeira ya que hay aperturas laterales.

Vuelta a la caldeira y miradores

Bordear la Caldeira de Graciosa (de aproximadamente 270 metros de profundidad) es la ruta de senderismo que te recomendamos si solo dispones de tiempo para hacer una ruta en la isla (Volta à Caldeira PRC02GRA). Es un sendero de 10,8 km, circular, en el que tardarás unas 3 horas y es fácil, sin pendientes. Al final no lo hicimos porque nos hizo muy buen tiempo cuando fuimos y pululamos de charco en charco, lo confesamos. Además, el sendero va gran parte por carretera y acabábamos de hacer unos impresionantes en las islas del triángulo de las Azores, Pico, Faial y São Jorge y estábamos a punto de conocer Terceira donde haríamos unos cuantos más pero en este enlace encuentras toda la info para hacerlo.

La ruta empieza en Furna do Enxofre y finaliza en el Mirador de la Caldeira, pasando por las 3 furnas (Enxofre, Abel y Maria Encantada).

Mirador de Carapacho. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

En la cumbre de la Caldeira, a 405 metros, obtendrás una vista de 360º de la isla pero llegar implica hacer una ruta de 9,7km algo «difícil» (más info sobre senderismo en Graciosa en el apartado dedicado a rutas de senderismo en la guía). Para disfrutar de las vistas con menos esfuerzo, te recomendamos acercarte a esta torre donde podrás contemplar la Caldeira y al Miradouro da Luz que se encuentra al lado.

Imperdibles son las vistas desde el Mirador do Carapacho y del Miradouro da Praia (en este último hasta tiene ya un columpio que hace las delicias de los fans de instagram)

Mirador de Praia. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Praia: Islote, Molinos y Queijadas

Tanto si has llegado a Graciosa por aire como si has llegado por mar a Vila da Praia, como en Randomtrip, seguramente te has fijado en el islote que se encuentra en frente precisamente a este pueblo y del que ha obtenido el nombre: Ilhéu da Praia (Islote de Praia).

Resulta que este islote es un paraíso de la ornitología, es decir, para la observación de aves, pues ahí nidifican aves marinas que sólo van a tierra para hacer el nido. De hecho se cuenta que si intentas acercarte al islote, te pican la cabeza para proteger a los suyos y a su territorio. El islote está protegido y no está permitido visitarlo.

Ilhéu da Praia. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Por otro lado, además del islote, seguro que te has fijado nada más llegar en un molino con la cúpula roja. Y es que la isla conserva 28 molinos con inspiración en la región de Flandes, de cúpulas rojas, que ya se convirtieron en símbolos de la isla. De hecho, ellos son los culpables de que antes se considerara a Graciosa como el «Granero de las Azores». La mayoría de los molinos ya no funcionan, a excepción de, por ejemplo, el Moinho das Fontes que fue recuperado para poder visitarlo en funcionamiento mediante cita previa (te damos más detalles en el apartado Museos de la guía).

Moinho da Pedra. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Los molinos son tan característicos que es posible incluso dormir en alguno. Si quieres vivir esta experiencia te recomendamos el Boina do Vento (desde 85€/noche) o, a 200 metros de la Praia de São Mateus (una bonita playa de arena con vigilancia y tumbonas gratuitas), el Moinho de Pedra con vistas para el islote.

Praia de São Mateus. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

También es aquí, en Praia, donde puedes (y debes) satisfacer tu antojo más goloso y probar las Queijadas da Praia da Graciosa. Son típicas de la isla, famosas en todo el país, y aunque las podrás encontrar en varios sitios, si las quieres fresquísimas lo ideal es que te acerques a donde las fabrican. Están inspiradas en el tradicional «covilhete» de leche, una especialidad de Vila da Praia y son ya una de las cartas de presentación de la isla. Eso sí, aunque se llamen «queijadas» (de «queijo«, queso en portugués) no llevan queso sino huevos, leche, harina, azúcar, mantequilla, sal y canela.

Queijadas da Praia da Graciosa que probamos en el Boa Nova Hostel

En verano se llegan a producir 2000 queijadas al día e ¡incluso se exportan a Estados Unidos! Recuerda que la emigración en las Azores siempre ha sido muy significativa y la conexión cultural con los países de EEUU y Canadá viene de lejos. Ya en el siglo XVIII la población azoriana ponía rumbo a América del Norte a bordo de barcos balleneros estadounidenses que empezaron a aparecer en las islas y se estima que hay actualmente 1,5 millones de emigrantes portugueses de origen azoriano en EEUU, concentrándose predominantemente en estados como Massachusetts y Rhode Island, en la costa este, y en California, en la costa del pacífico.

Las banderas portuguesa y estadounidense coexistiendo en la misma casa en Santa Cruz de Graciosa. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Santa Cruz da Graciosa

En Santa Cruz de Graciosa es donde encontrarás más oferta de alojamientos y más restaurantes en la isla lo que hace que sea una base ideal de exploración. Fue aquí que nos quedamos en Randomtrip, en el Boa Nova Hostel (55€/la habitación doble), pero hay más opciones en Santa Cruz, echa un ojo en este enlace.

Nuestro alojamiento, Boa Nova Hostel

Nada más llegar al pueblo comprenderás por qué la llaman la isla blanca, mejor dicho, porque así la apodó Raúl Brandão en su obra de 1926 Las Islas Desconocidas. Más que por la aglomeración de casitas blancas, parece que el apodo viene de la abundancia de traquita en la isla, una roca volcánica de tono blanquecino que se coló también en otros puntos de la isla como Pedras Brancas, Serra Branca o Barro Branco.

Para contemplar las vistas de la isla, hay que subir el Pico da Ajuda, donde hay tres ermitas: Ermida de Nossa Senhora da Ajuda, Ermida de São João y Ermida de São Salvador. La primera, Ermida de Nossa Senhora da Ajuda, construída en el siglo XVI, es también conocida por ser de los mejores ejemplos de arquitectura religiosa fortificada del archipiélago y un local de peregrinaje durante la Procesión de Nuestra Señora de Guadalupe que ocurre cada 24 de Mayo, desde hace 300 años, donde una multitud sube a lo largo de 2 km la pendiente inclinada para agradecer a la Virgen haber ahorrado la isla de un violento seísmo.

Graciosa desde el mar. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Es también aquí que se encuentra la que será, probablemente, una de las plazas de toros más originales del país, construída dentro de un cráter volcánico. Como amantes de los animales y en contra de la tauromaquia que somos en Randomtrip, lo mencionamos apenas por su curioso elemento arquitectónico y por el entorno en el que se encuentra, esperando que las atrocidades que siguen celebrándose ahí a día de hoy se prohiban pronto.

Para explorar el centro histórico de Santa Cruz de Graciosa, acércate a la Praça Fontes Pereira de Melo donde te encontrarás con dos tanques de agua construidos en el siglo XX que servían para recolectar y almacenar el agua de la lluvia, siendo uno para uso de la población y el otro para el ganado. En una isla con tanta escasez de agua, la población tuvo que improvisar y diseñar estructuras para recolectar y retener agua en los hogares y también en los campos para la agricultura. De hecho, otra estructura que también funcionó como depósito es el Reservatório do Atalho (Embalse de Atalho) que se encuentra a la salida de Santa Cruz. Se inauguró en 1844 después de una grave sequía en la isla (fue necesario ir a por barriles de agua a Terceira) y tenía una capacidad de 1.800 metros cúbicos de agua cuya procedencia era de una fuente de agua de lluvia. Actualmente, está abierto al público y ya sirvió incluso de escenario para conciertos de música clásica.

Era tal la falta de agua en la isla que uno de sus dichos es que antes, más facilmente invitabas a alguien a una copa de vino que a un vaso de agua. De hecho, en tiempos de sequía, la isla exportaba barriles de vino a islas vecinas como Terceira para traerlos de vuelta llenos de agua.

RandomTIP: Si te interesa toda la arquitectura asociada a este red de abastecimiento de agua centenaria a base de tanques, bebederos, fuentes y depósitos, La Ruta del Agua en Graciosa es un recorrido por el ingenio y esfuerzo de la comunidad local para superar la dificultad de la falta de agua. Ha sido un problema en la Isla Graciosa desde su colonización y sólo en las últimas décadas se ha superado con un sistema público de suministro de agua.

Aún en el centro histórico de Santa Cruz de Graciosa, contempla la fachada de la Igreja Matriz, construída en el siglo XVI, cuyo blanco contrasta con los rodapiés de roca basáltica negra. Si entras, te encontrarás con un retablo único en las Azores compuesto por un raro conjunto de paneles pintados al óleo del siglo XVI.

Igreja Matriz de Santa Cruza da Graciosa. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Cerca de la iglesia se encuentra el Museu da Graciosa que hace un recorrido por la historia de la isla y del que te hablamos más abajo en el apartado Museos de la guía.

Para un chapuzón en Santa Cruz, te sugerimos la piscina natural de Boqueirão, que se encuentra al final del pueblo de Santa Cruz, una pequeña bahía artificial diseñada para «calmar» el mar en días más agitados y facilitar el baño.

En el edificio de la Junta de Freguesía (el gobierno local de Graciosa) se encuentra la Associação dos Artesãos da ilha Graciosa (Asociación de Artesanos de la Isla Graciosa) donde puedes aprender y conocer sobre la técnica de bordado de Graciosa, un bordado mayoritariamente blanco que se distingue por los puntos de Richelieu y plenos que ya estuvieron más en riesgo de perderse ya que ultimamente algunas jóvenes (sí, sobretodo mujeres) han demnstrado interés por aprender y seguir bordando con esta técnica.

Adega e Cooperativa Agrícola da Ilha Graciosa: Aunque el edificio que se visita hoy en día es más reciente, del 2018, realmente el espacio remonta a 1962, año en el que fue fundada la bodega. La actividad económica que hizo que la isla Graciosa se desarrollara fue la exportación, sobre todo a la vecina Terceira, de trigo, cevada, aguardiente y vino (a cambio, muchas veces, de agua). Además de la zona dedicada a los vinos (el más famoso por aquí es el vino blanco, imagen de marca de la bodega, como el Pedras Brancas, el primer vino blanco del archipiélago certificado por la Comisión Regional del Vino de las Azores), hay una ¡ala exclusiva dedicada al ajo! Sí, resulta que el ajo en la isla de Graciosa tiene un sabor más intenso que lo normal. La visita a la bodega tiene un valor simbólico de 1€ y finaliza con una degustación de vinos, licores y mermeladas de melón y uva.

RandomTIP: La isla Graciosa tiene Denominación de Origen para vinos licorosos y espumosos así que no dejes de probar no sólo el Pedras Blancas sino también los vinos Alma, sobre todo si eres fan de rosé.

En la foto: ajos de Graciosa, meloa de Graciosa y el famoso Pedras Brancas. Fotos de AdegaGraciosa.com

Museos: Museu da Graciosa, Museu da Vida Rural y Casa-Museu João Tomás Bettencourt

  • Museu da Graciosa: Este museo hace un recorrido por la historia de la isla, con destaque para las actividades económicas que permitieron que la isla Graciosa se desarrollara como la exportación de trigo, cevada, aguardiente, vino y, como en todas las Azores, la caza a la ballena. Aunque en esta isla esta actividad no haya tenido tanta expresión como, por ejemplo, en la isla de Pico, tuvo su máximo exponente en los años 40 hasta que, felizmente, se haya prohibido y acabado en 1982. Integrado en este museo está también el Moinho das Fontes, uno de los pocos molinos de los 28 que hay en la isla que fue recuperado para funcionar. Lo puedes visitar mediante cita previa, contactando aquí.
  • Museu da Vida Rural da Ilha da Graciosa: en este museo encontrarás la recreación de una casa de un antiguo propietario rural que te ayudará a comprender cómo se vivía en la isla en el siglo pasado.
  • Casa-Museu João Tomás Bettencourt: Teniendo en cuenta que durante varias décadas este tienda centenaria era el espacio comercial más importante de la isla, desde el 2014 abrió sus puertas como Casa-Museo para aprender, a través de centenas de objetos recolectados hace más de 25 años, sobre el cotidiano de quienes vivían en la isla desde el siglo XIX hasta los años 80.
  • Centro de Visitantes da Furna do Enxofre: además de ser la puerta de entrada al impresionante monumento natural Furna do Enxofre, en el Centro de Visitantes de dos pisos podemos ver, en el piso inferior, una exposición sobre la Reserva Natural del islote de Praia.
Museu da Graciosa. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Las mejores rutas de senderismo en Graciosa

  • Volta à Caldeira (PRC02GRA) alrededor de la Caldera de Graciosa y pasa por las 3 furnas (Enxofre, Abel y Maria Encantada). Sendero de 10,8 km, circular, 3 horas aprox. Fácil, sin pendientes o bajitas. Al final no lo hicimos porque nos hizo muy buen tiempo cuando fuimos y pululamos de charco en charco. Además, el sendero va gran parte por carretera y preferimos otro tipo de senderos. Empieza en Furna do Enxofre y finaliza en el Mirador de la Caldeira.
  • Serra Branca-Praia (PR01 GRA): Una ruta linear, de 8,7km, fácil en la que tardarás unas 2:30h.
  • Baía da Folga (PR03 GRA): pequeña ruta para conocer la bahía da folga, una ruta linear de 2 km en la que tardarás 1 hora aprox.
  • Das Vinhas ao Mar (PR04 GRA):pequeña ruta linear en el municipio de Santa Cruz de Graciosa para contemplar el paisaje de viñedos, pasando por la zona balnear do Barro Vermelho. Tiene 6,6km, es de dificultad média y tardarás unas 2:30h aprox.
  • Subida ao Cume (PR05 GRA): la ruta más «difícil» de la isla porque llegaras al punto más alto de la isla, en la cumbre de la Caldeira de Graciosa a 405 metros. Es una ruta circular de 9,7 km en la que tardarás unas 3:30h.
  • Grande Rota Da Graciosa (GR1GRA) : ruta circular de 40 km dividida en dos etapas en la que tardarás unas 14 horas. Hasy zonas de mauor dificultad pero recuerda que estamos en la isla menos montañosa de Las Azores. Más info de la ruta aquí
  • Rota da Água (Ruta del Agua): esta ruta está aún e construcción pero su objetivo es valorar la red centenaria de sistemas de abastecimiento de agua.
Caldeirinha. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Dónde dormir en Graciosa

Al ser una isla pequeña en la que todo está cerca (tardarás máximo 30 minutos en coche al punto más lejano), realmente cualquier alojamiento que elijas va a estar bien ubicado para explorar la isla. En Randomtrip te recomendamos donde nos quedamos porque nos gustó mucho, en Santa Cruz de Graciosa, el Boa Nova Hostel (55€/la habitación doble), un concepto de hostel moderno que no extrañaríamos en una ciudad cosmopolita pero que fue una agradable sorpresa en la isla blanca azoriana.

El Boa Nova Hostel cuenta con 4 habitaciones dobles (de las cuales dos con vista al mar) y dormitorios con literas. Además de estar en un edificio precioso y recientemente remodelado (lo hemos estrenado prácticamente) en pleno centro de Santa Cruz de Graciosa, tiene un espacio común ideal donde pudimos trabajar remotamente. Nos encantó el detalle que tenían en la cocina para huéspedes con distintas pegatinas con el nº de la habitación o de la cama en el dormitorio con velcro que podíamos pegar en nuestras bandejas de la nevera para marcar lo que era nuestro. ¡Un detallazo! También destacar la amabilidad de las funcionarias y el detallito de dejar una queijada típica de la isla en la habitación al llegar.

Más opciones en Graciosa :

  • Boina do Vento (desde 85€/noche): si quieres tener la experiencia de dormir en un molino con vistas al mar
  • Inatel Graciosa (desde 85€/noche): si buscas un hotel con todas las comodidades, piscina, sauna y habitaciones cómodas
  • Portas do Ilhéu (desde 100€/Noche): dos casas muy bonitas (respetando la arquitectura tradicional pero remodeladas por el arquitecto Miguel Miranda) frente al mar y a Ilhéu da Praia, un proyecto que nació de la pasión de un arquitecto de Oporto por la isla Graciosa. Tanto la Casa de Pedra como la Casa Branca cuentan con un dormitorio, baño, salón y cocina equipada.
Portas do Ilhéu. Foto de Booking

Dónde comer en Graciosa

Antes de entrar en las sugerencias de restaurantes específicos, una recomendación y una advertencia. La recomendación: si eres de dulce, no dejes de probar las Queijadas da Praia da Graciosa, típicas de la isla y famosas en todo el país, las podrás encontrar en varios sitios pero considera que a pesar de su nombre «queijadas» (de «queijo«, queso en portugués) no llevan queso sino huevos, leche, harina, azúcar y canela (son súper dulces, saben como a leche condensada). La advertencia tiene que ver con horarios y expectativas. Por un lado, cuando visitamos la isla, nos quedamos con la sensación de que se cena alrededor de las 19:30h y nos encontramos incluso con cocinas de restaurantes que cierran a las 21:00h, para que lo tengas en cuenta al organizar tu día (por ejemplo, si quieres disfrutar de la puesta de sol en horario de verano, probablemente tengas que comprarte algo o cenar antes, o de lo contrario te arriesgas a quedarte sin cenar). Otra opción es cenar en casa pero quienes vienen a Graciosa suelen venir apenas un par de días con lo cual no se suele cocinar, aunque si te quedas en el Boa Nova Hostel como Randomtrip, tienes un cocina estupenda donde podrás cenar tranquilamente a la hora que quieras. Por otro lado, baja las expectativas gastronómicas, sobre todo si has venido de otra isla azoriana como Terceira, Faial o Pico: la restauración de Graciosa comparada con las vecinas del grupo central queda por debajo en oferta y variedad pero en un viaje de 3 días no llegarás a aburrirte.

De lo que probamos, te recomendamos:

  • Costa do Sol (Santa Cruz da Graciosa): probablemente de las mejores opciones que existen en Santa Cruz (o incluso en toda la isla), el restaurante Costa do Sol lleva más de 30 años en la isla y es conocido por sus filetes de abrótia (pescado rebozado), lomo de ternera y solomillo, pero sobre todo por su hamburguesa casera (6 €) en bôlo lêvedo, con lechuga, huevo, piña, aros de cebolla y salsa de ajo casera, que también acompaña a las batatas fritas. Nos costó reservar para cenar, pero lo conseguimos. Cenamos en la terraza (aunque inicialmente no querían servir fuera), una hamburguesa, un filete de atún al punto, una botella de vino Pedras Brancas, postre y cafés por 31€.
Hamburguesa con piña de Costa do Sol
  • Clube Naval (Santa Cruz da Graciosa): el restaurante del club que lleva desde 1987 recibiendo regatas de barcos balleneros, los barcos pesqueros y muchos de los buceadores de la isla, cuenta con un espacio sencillo de vista privilegiada donde comer desde una francesinha, un filete de atún o el famoso cocido a la portuguesa a un bacalao frito muy generoso con patatas y pimientos de guarnición (14€)
  • Dolphin / O Roque (Carapacho): ponemos los dos nombres porque aunque el restaurante se llama Dolphin, la gente local lo conoce como O Roque. Las especialidades son el pulpo a la piedra, las brochetas de pulpo o de gambas con chorizo y pimiento y la sartén de lapas frescas aliñadas con limón (15€). Cuenta con una terraza frente al mar en una de las vistas más bonitas, las piscinas naturales de Carapacho.
  • Estrelas do Mar (Folga): de nuestros favoritos donde disfrutar de pescado fresquísimo a orillas del mar
Atún de Estrelas do Mar
  • Snack Bar Santa Cruz también conocido localmente como Bajinha (Santa Cruz da Graciosa): nos lo recomendó Catarina del Boa Nova Hostel por su plato combinado con «Linguiça«, un embutido tipo chorizo/salchicha que sirven con patatas fritas (eso sí, no caseras, sacrilegio en Portugal), huevo frito y ensalada. Muy local y barato (5€ plato combinado) pero nada del otro mundo.
  • Grafil Coffee Bar (Santa Cruz da Graciosa): probamos la Aguardiente de Graciosa que puedes tomar con o sin hielo. En Randomtrip la probamos con hielo y avisamos, es bien fuertecita y en el Grafil viene bien servida, vamos, que no escatiman, por tan sólo 2€ cada una.
  • Padaria Santos (Santa Cruz da Graciosa): si te quedas en alojamiento con cocina que sepas que aquí podrás comprar pan casero y hacerte tus propios bocadillos para llevar. Se encuentra en misma calle del Boa Nova Hostel , unos 500 metros más adelante.
Aguardientes de Graciosa en Grafil.

Itinerarios de viaje a Graciosa

Como habrás podido comprobar si te has leído nuestra guía, Graciosa tiene lugares increíbles para conocer pero no es una isla muy grande, así que te recomendamos una escapada de 3 días. Como no siempre contamos con tanto tiempo y probablemente la conozcas juntamente con otra vecina azoriana, te dejamos sugerencias de itinerarios para 1, 2 y 3 días.

Qué ver en Graciosa en 1 día

Un día es poquito tiempo para Graciosa, así que si es tu caso te recomendamos priorizar aquellos lugares que más te hayan llamado la atención en la guía. Te dejamos una sugerencia de itinerario para un día en Graciosa, intentando incluir la mayor cantidad de lugares (no apto para relajarse):

  • Empezar por visitar Furna do Enxofre y la Caldeira
  • Seguir hasta Carapacho parando en los miradores, y si el tiempo acompaña y apetece, dar un bañito en Carapacho
  • De ahí poner rumbo a Porto Afonso, parando en alguno de los miradores
  • Si da tiempo y está bueno, dar un chapuzón en Poceirões
  • De camino a Santa Cruz da Graciosa, parar en Ponta da Barca y Barro Vermelho. Ver lo que de tiempo en Santa Cruz da Graciosa
Piscinas Naturais de Carapacho. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Qué ver en Graciosa en 2 o 3 días

Consideramos que 2 ó 3 días (un fin de semana) es la cantidad de tiempo ideal para conocer Graciosa. Aquí te dejamos una sugerencia de itinerario para 3 días:

  • Día 1: llegada y check-in en el alojamiento. Dependiendo de la hora, comer algo y visitar Ponta da Barca, Poceirões (con bañito y relax incluido) y si te apetece, puedes aprovechar para ver la puesta de sol desde allí mismo.
  • Día 2: visita con calma Furna do Enxofre, las furnas y la Caldeira (opcionar hacer la ruta que la bordea). La siguiente parada es chapuzón en Carapacho, parando de camino en los miradores que hay por la zona. Después de vuelta a Santa Cruz da Graciosa, para conocer los puntos que interesen.
  • Día 3: visita Barro Vermelho (aprovecha para chapuzón), Porto Afonso, alguno de los molinos de la zona, la Associação de Criadores do Burro Anão da Ilha da Graciosa, y Caldeirinha. Después, visita Praia y prueba sus queijadas.
Un pequeño molino de Graciosa. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Transporte: alquilar un coche en Graciosa

Como en todas las islas de las Azores, en Graciosa consideramos imprescindible alquilar un coche para poder disfrutar al máximo de la isla, aprovechar el tiempo, y poder visitar algunos lugares emblemáticos (a los que no se puede llegar en transporte público). Encuentra el mejor precio de coche de alquiler en Graciosa en DiscoverCars.

En Randomtrip lo hicimos con lo hicimos con Graciosa Rent-a-car (36€/día). Al llegar al puerto, hay que subir la cuesta y ahí estaba la señora de Graciosa Rent-a-car esperando.

En Graciosa sólo hay tres empresas de alquiler de coches y no es ninguna de las mayoritarias que se encuentran en las otras isla. Las otra opciones son Medina Rent-a-car y Azores Touch. Acuérdate de revisar bien las condiciones de alquiler de cada compañía (franquicia, qué cubre el seguro, política de combustible, opiniones…) y no sólo el precio.

Los precios de los coches de alquiler en Graciosa raramente bajan de 35€ al día y, especialmente en verano, recomendamos reservar con bastante antelación para evitar quedarte sin vehículo (poca oferta) o que los pocos que haya tengan precios prohibitivos.

También existe la opción de moverse en transporte público por Graciosa: hay una empresa de autobuses (Transportes Colectivos da Ilha Graciosa) que conectas algunos de los puntos de la isla, puedes ver los horarios aquí. Las conexiones y frecuencias son bastante limitadas, pero si viajas con un presupuesto bajo puede ser una opción válida para visitar algunos de los puntos principales.

Carretera en Graciosa. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Presupuesto orientativo: ¿cuánto cuesta viajar a Graciosa?

Como siempre, dar un presupuesto genérico es muy difícil ya que depende enormemente de tu estilo de viaje. Lo que sí podemos hacer es darte una orientación de precios y que calcules con ellos tu presupuesto:

  • Vuelos: Se pueden llegar a encontrar vuelos a Ponta Delgada (São Miguel) o Lajes (Terceira) desde Lisboa desde 50€ ida y vuelta por persona y luego habrá que añadir el vuelo a Graciosa alrededor de 90€ ida y vuelta pero depende de la antelación con la que reserves. En alternativa, podrás llegar a la isla en barco desde Terceira o las islas del triángulo pero sólo en verano y apenas 2 días a la semana (27,50€ desde Terceira, 32€ desde São Jorge, por persona, sólo ida).
  • Alquiler coche: desde 35€ al día el coche más económico (en función de la compañía y la cantidad de días).
  • Alojamiento: desde 50€/noche para una habitación con baño privado o apartamento con cocina, céntrico.
  • Comidas en restaurante: entre 15 y 25€ por persona

En total, de forma orientativa, un viaje de 3 días a Graciosa con coche alquilado puede salir por entre 80 y 100€ por persona (con las opciones más económicas de coche, alojamiento y restaurantes).

Miradouro do Carapacho. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Apps útiles para viajar a Graciosa

Te recomendamos algunas aplicaciones para que instales en el móvil que te serán de utilidad en tu viaje a Graciosa:

  • SpotAzores (Android / iOS / Web): aquí podrás ver todas las webcams existentes en diferentes puntos de las islas azorianas para ver cómo está el tiempo. Debido a que el clima es muy cambiante y puede estar lloviendo en una zona de la isla y sol radiante en otro, esta app es la forma más rápida que tendrás de asegurarte y evitar desplazamientos innecesarios.
  • Windy (Android / iOS / Web): app imprescindible en nuestros viajes, más aún en las Azores. Te permite ver las previsiones de lluvia, nubes, viento, etc. para ayudarte a planificar tus días en base al clima (ya que hay lugares que pierden mucho según el clima). Obviamente las previsiones no son 100% fiables. También muestra las webcams disponibles
  • Google Maps (Android / iOS): es la que utilizamos para ir guardando / clasificando todos los lugares a los que queremos ir/hemos ido y como GPS en los coches de alquiler. Puedes ver opiniones de los lugares de otras personas, fotos, menús de restaurantes, teléfono de los lugares para contactar con ellos, etc.
  • Maps.me (Android / iOS): aplicación similar a Google Maps pero que funciona mejor offline (aunque Google Maps también puede funcionar offline) y que en muchos casos tiene información que Google Maps no tiene, especialmente de senderos. Útil siempre que vayas a hacer algún sendero, para orientarte, descargar la ruta desde la web oficial de senderos de las Azores (click en Descargas->GPS), etc.
Atardecer en Poceirões con un vino Pedras Brancas y dos copas prestadas del Boa Nova Hostel. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Recomendaciones para disfrutar de Graciosa

  • Respeta a las otras personas y a la isla: no pongas tu música alta en las piscinas naturales (si quieres escuchar música, lleva auriculares), no dejes basura, no tires colillas, etc. Deja el lugar mejor que como lo has encontrado (si encuentras plástico, recógelo).
  • En algunas zonas el baño puede ser peligroso, por fuertes corrientes. No te hagas la/el valiente.
  • Nunca intentes tocar o alimentar a un animal. ¡No seas cómplice del maltrato animal!
  • No permitas la perturbación, contaminación y destrucción de los hábitats de anidación de las aves marinas. Los «cagarros» (pardelas, en español) son un ave migratoria que anida en las Azores y que en tu viaje a las Azores te sonará por su particular canto de «awa awa» como si entonaran el estribillo de la canción de The Buggles Video Killed the Radio Star. Con el fin de evitar situaciones de captura o atropello de jóvenes pardelas en la carretera, el Gobierno de las Azores promueve anualmente la Campaña SOS Cagarro que te aconsejamos conocer al llegar al archipiélago.
  • Recuerda que a veces podrás encontrarte con alguna medusa (aguaviva) o alguna carabela portuguesa en las aguas de Graciosa, cuya picadura es dolorosa y peligrosa. Lo bueno, que estas últimas flotan y son fácilmente detectables pero en caso de que veas alguna, sal de inmediato del agua y avisa a las demás personas de su presencia. En caso de que te hayan picado alguna de las dos es muy importante que sigas estas recomendaciones oficiales: no rasques en la zona de la picadura (para evitar que se expanda el veneno); no limpies con agua dulce o alcohol, limpia sólo con agua del mar y con mucho cuidado; y en el caso de que la picadura sea de carabela portuguesa, busca atención médica lo antes posible.
  • No compres artesanía hecha con animales del mar o extraídos del mar (ej: dientes de delfín, caparazones de tortuga, mandíbulas de tiburón, marfil de cachalote, …). El comercio de marfil, actualmente el único producto valioso del cachalote, sigue siendo un argumento para los cazadores. Compra artesanía local hecha de materiales alternativos como la madera, la piedra o el marfil vegetal.
  • Viaja siempre con seguro de viajes: los gastos médicos, robos o problemas con tu avión en un viaje puede suponerte un dineral, así que lo ideal es que contrates un seguro de viajes. En Randomtrip usamos siempre IATI y lo recomendamos. Si contratas tu seguro a través de este enlace tienes un 5% de descuento.
Carapacho. Foto de Randomtrip. Todos los derechos reservados.

Checklist: qué llevar en la mochila/maleta para Graciosa

Aquí te hacemos una lista de imprescindibles que no te puedes olvidar para llevar en tu viaje:

  • Protector solar reef friendly, es decir, que no contenga químicos que dañan los corales, sin oxibenzona, y que no haya sido testada en animales, como esta o esta.
  • Gorra, el sol pega muy fuerte
  • Gafas de Sol
  • Una botella de agua como alguna de estas para llevar siempre agua contigo. ¿Estás en la isla de las cascadas y agua buenísima! ¡Aprovecha! Además, evitarás usar plástico de un sólo uso.
  • Una braga de cuello como alguna de estas para protegerte del viento y de la arena.
  • Camiseta de lycra de manga larga con protección UV que usamos para protegernos del agua fría o del sol al hacer snorkel, como alguna de estas.
  • Kit/gafas de snorkel si quieres llevar las tuyas, sino podrás alquilar. Aquí tienes un kit por menos de 20€
  • Bolsa estanca, para mantener a salvo tus dispositivos electrónicos en el tour a isla de Lobos o en las playas. Esta por ejemplo cuesta 12€
  • Toalla de microfibras, que ocupa poco y usarás para la playa. Si no tienes puedes comprar las típicas del Decathlon o estas en Amazon
  • Cámara para registrar las aventuras majoreras. En Randomtrip llevamos una Sony A5100 y una GoPro para imágenes bajo el agua
  • Power bank: con tanta foto gastarás mucha batería, así que siempre viene bien llevar una buena power bank. En Randomtrip viajamos con estas 2 (Xiaomi y Anker), que nos permiten cargar tanto los smartphones como la cámara de fotos y la GoPro.
  • Botiquín: en el nuestro no falta algún fármaco contra el mareo (como la biodramina para los mareos en los barcos), antibióticos, antidiarreicos (y algún probiótico para recuperarnos más rápidamente), antihistamínicos, analgésicos y antitérmicos. Y viaja siempre con seguro de viajes, si contratas tu seguro a través de este enlace tienes un 5% de descuento.

A ilha Graciosa “é o lugar mais bonito do mundo, paraíso na terra, onde a natureza se ergueu ao mar” .

La isla Graciosa «es el lugar más hermoso del mundo, el paraíso en la tierra, donde la naturaleza subió al mar”.

Valter Hugo Mãe, escritor portugués ganador del Grande Prémio Portugal Telecom de literatura (2012) y el Prémio José Saramago (2007), entre otros. Leímos esta frase en Boa Nova Hostel, nuestra casita en la isla por unos días.
Graciosa, Inês y el Pico de tela fondo.

Todas las fotos y contenidos son autoría de Randomtrip (excepto las que expresen claramente su fuente) y tienen todos los derechos reservados.

Disclaimer: esta guía contiene links de afiliación, al utilizarlos en Randomtrip recibimos una pequeña comisión. A ti no te cuesta nada e incluso algunas veces te llevas un descuento y nos ayuda y motiva a seguir creando guías tan completas como esta.

¿Te ha gustado nuestra guía? Ahorra y apóyanos

Si nuestra guía te ha ayudado y te ha parecido útil, puedes apoyarnos y ahorrar en tus reservas utilizando los siguientes enlaces:

Además, si quieres ayudarnos a seguir creando guías de viaje completas y gratuitas, hay otra forma en las que puedes apoyar a nuestro proyecto: puedes hacer un donativo (con Paypal o con tarjeta) e invitarnos a un desayuno (5€), una comida en un puesto callejero (10€) o una cena en el destino que estemos explorando (20€) para después recomendar dónde comer en la guia del destino. También puedes hacer un donativo de la cantidad que desees aquí. Más info aquí

¡Muchísimas gracias por tu apoyo, Randomtripper! ¡Nos vemos por el Mundo!

5/5 - (9 votos)

Deja un comentario

Deja un comentario